Ronaldo define 2018 como "el año más difícil a nivel personal"

Hace un año el futbolista portugués se enfrentaba nuevamente con la opinión pública. Las acusaciones de violación no dejaron de ocupar los tabloides y portales digitales de noticias, mientras que el ex jugador del Real Madrid solo quería tranquilidad para él y su familia

Cristiano Ronaldo, acusado de violación el año pasado antes de que la justicia estadounidense desestimase la imputación por falta de pruebas, confesó que 2018 fue el año «más difícil en el plano personal», en una entrevista difundida este 20 de agosto por la televisión portuguesa.

«2018 fue el año más difícil en el plano personal», confesó el jugador portugués en una entrevista difundida este martes por la noche por la televisión TVI.

 

«Cuando la gente pone en duda tu honor, eso hiere. Eso hace daño principalmente porque tengo una gran familia, una esposa y un hijo inteligente que comprende muchas cosas», añadió.

«Es un caso en el que nunca me sentí cómodo para expresarme. Pero una vez más, mi inocencia quedó probada. Eso me hace sentir orgulloso», afirmó Ronaldo.

La justicia estadounidense decidió el pasado mes de julio no inculpar por violación a Cristiano Ronaldo por falta de pruebas.

Una antigua modelo estadounidense, Kathryn Mayorga, de 35 años, acusó a Ronaldo, quíntuple ganador del Balón de Oro, de haberla violado en 2009 en una habitación en un hotel en Las Vegas. La antigua estrella del Manchester United y del Real Madrid, actual jugador de la Juventus, siempre negó esas acusaciones.

El 13 de junio de 2009, la denunciante acudió a la policía de Las Vegas para denunciar una violación, pero rechazó identificar a su agresor. El caso fue cerrado en aquel entonces. En agosto de 2018 volvió a contactar con la policía de Las Vegas pidiendo la reapertura del caso y acusó por primera vez al futbolista.

Barcelona brilla antes del clásico contra Real Madrid

El partido se planteó como un nuevo desafío para el Barcelona ante un rival que le iba a apretar desde el primer instante e impedirle sacar el balón con alegría. Tanta es la presión en el Camp Nou contra su equipo por la salida del balón desde Ter Stegen que en el minuto 6 el público ya silbó al portero cuando éste tuvo el balón en los pies.