Periodistas brasileños serán expulsados y material sobre Odebrecht fue confiscado

Los periodistas brasileños de la televisora Rede Record, Leandro Stoliar y Gilzon Souza de Oliveira, fueron llevados de nuevo a la sede del Sebin en Maracaibo, denunció el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) en Venezuela a través de su cuenta en Twitter. Los enviados especiales serán expulsados del país en las próximas horas y el material filmado fue confiscado, según informó la propia empresa de medios para la cual trabajan. 

En horas de la mañana de este domingo los periodistas fueron llevados de nuevo a la sede de la policía política Sebin en Maracaibo. «Esperan avión para ir a Maiquetía», publicó el SNTP en la red social.

El canal de TV Record logró conversar este domingo en uno de sus programas al aire con el camarógrafo Gilson Souza quien narró «los momentos de tensión que enfrenta en el país».

Dijo que no tiene claras las razones de la detención y que al ser confinados, fueron fichados e interrogados.

Aunque no fueron recluidos en una celda, permanecen vigilados las 24 horas, «hasta para ir al baño».

«Si uno no puede ir y venir, no tiene acceso a comunicaciones cuando quiere y es acompañado por un policía hasta en el baño, ¿usted no se considera presa?», preguntó Souza a la entrevistadora.

Souza explicó que todo el domingo han estado esperando en la sede regional del Sebin la autorización para regresar a Brasil.

«Estamos esperando un vuelo a Caracas, fletado por el gobierno. A cada rato dicen una cosa para confundirnos y hacer terror psicológico», dijo Souza, citado por el portal de Record en internet.

Explicó que las imágenes de las obras del puente fueron confiscadas por las autoridades locales. Después de dejarlos incomunicados, finalmente les permitieron usar el celular para hablar con sus familiares en Brasil.

Tras ser liberados del Sebin, pasaron la noche en el lobby de un hotel, bajo estricta vigilancia, antes de ser llevados de nuevo a la sede de la policía política.

Según Record TV, está previsto que los periodistas brasileños desembarquen en la madrugada del lunes en el aeropuerto Guarulhos de Sao Paulo, en un vuelo de Avianca.

«Record TV repudia esta actitud violenta y radical que hiere la libertad de prensa  y exige la inmediata liberación de los profesionales y la devolución de todo el material confiscado», dijo la empresa de medios en un comunicado poco después de la detención.

Agregó que solicitó al gobierno brasileño, a través de la cancillería y de la embajada de Brasil en Caracas, apoyo para que todos los derechos y la seguridad de los profesionales sean garantizados».

En las redes sociales, periodistas venezolanos calificaron de «secuestro» la detención de los periodistas y de los activistas de la lucha contra la corrupción.

 Sebin mantiene presos a periodistas brasileños, Los sacará como delincuentes. Esperan avión que los llevará de Maracaibo a Maiquetía #12Feb

Los periodistas, junto con los activistas de la ONG Transparencia Venezuela Jesús Urbina y María José Túa, fueron detenidos este sábado por casi 10 horas por recopilar información para un reportaje en la obra inconclusa Puente Nigale, que fue iniciada en 2005, y que está dentro de los proyectos que debió concluir la constructora Odebrecht, centro de un escándalo de corrupción que es investigado en varios países americanos.

Alrededor de las 12 del mediodía de este sábado, a los cuatro periodistas los escoltaron en un vehículo oficial de la Universidad del Zulia (LUZ) hacia la sede del Sebin, al norte de Maracaibo. Les decomisaron los teléfonos celulares y les revisaron el material guardado en las cámaras fotográficas.

A las 2:00 de la tarde, uniformados del Sebin se trasladaron con Urbina y los dos reporteros extranjeros a buscar las pertenencias de estos en el Hotel Intercontinental, para «seguir con la inspección y los interrogatorios», aseguraron los funcionarios. Alrededor de las 4:00 de la tarde ya estaban de vuelta en la sede del organismo.

A las 9:50 de la noche del sábado los reporteros fueron liberados y llevados a su hotel, mientras se disponía su inmediata expulsión del país en un vuelo comercial.

– Corrupción de Odebrecht en Venezuela supera los $1.000 millones –

 

El viaducto, del que estaba a cargo la empresa brasileña Odebrecht, había sido prometido por el fallecido presidente Hugo Chávez el 24 de noviembre de 2005 y se esperaba su inauguración para 2010.

“Yo dije que tenía que ser en Maracaibo, en Zulia, donde se hiciera un puente mollejúo, que va a pasar no por encima sino por debajo; además, con un tren”, dijo Chávez en su programa Aló, Presidente.

 

La empresa brasileña estaba encargada de la ingeniería, procura y construcción de 42 kilómetros de obras viales y de la estructura de cruce para tráfico mixto rodo-ferroviario de 11,81 kilómetros, con un tablero vial de 25 metros de ancho para dos canales más hombrillo en cada sentido y un tablero ferroviario para dos trochas. La obra se completaría con un costo total de 2.000 millones de dólares.

En 2014, según el medio zuliano Panorama, el proyecto recibió un aporte adicional de 1.385 millones de bolívares, provenientes del Fondo Chino, que fueron destinados a pagar una deuda que el Ejecutivo mantenía con Odebrecht, empresa encargada del proyecto.

El presidente Nicolás Maduro se comprometió la semana pasada a terminar las obras inconclusas de la constructora, que según el diputado opositor Julio Montoya ascienden a 1.000 millones de dólares.

Según la declaración del expresidente de la firma Marcelo Odebrecht, actualmente encarcelado, Venezuela es el segundo país de América Latina en el que la constructora pagó más sobornos (98 millones de dólares), solo por detrás de Brasil.

Con información de AFP