<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

TSJ ratifica orden de Padrino que permite usar armas contra manifestantes

La Sala Político-Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) determinó que una resolución suscrita por el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, donde se regula el uso de armas por agentes militares en funciones de control de orden público, no infringe el derecho a la manifestación pacífica. Según la sentencia 00840 de fecha del 27 de julio, el máximo Tribunal declaró improcedente suspender la resolución 8610 del Ministerio de Defensa solicitada por la diputada opositora, Delsa Solórzano.

TSJ ratifica orden de Padrino que permite usar armas contra manifestantes

Sin embargo, los magistrados de la Sala admitieron el recurso de anulación presentada por la misma legisladora sobre esta polémica resolución, publicada en Gaceta Oficial el 27 de enero de 2015  y que generó -en su momento- el total rechazo de abogados y ONG de derechos humanos críticas al Gobierno.

Según Solórzano, la resolución viola el derecho a la manifestación y a la vida al permitirle a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana el uso de armas de fuego en el control durante manifestaciones públicas para reprimir «a la oposición».

Pero la sentencia del TSJ considera que la orden del Ministerio de la Defensa prohíbe «por el texto constitucional el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas, no así en aquellas que sean violentas o que se tornen violentas”.

También aclara que la Sala Político-Administrativa que la polémica resolución “no está dirigida a impedir la libertad de expresión, de manera que todos conservan ese derecho a expresar libremente sus ideas u opiniones por cualquier medio de comunicación y difusión, con las limitaciones establecidas en la Constitución y las leyes”.

¿Por qué muta el coronavirus?

El descubrimiento de variantes del coronavirus SARS-CoV-2 más contagiosas en el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil añade incertidumbre a la posibilidad de atajar la pandemia. Los científicos, que esperaban estos cambios, hacen un llamado a la calma