<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Bolivia investiga "alquiler" de niños venezolanos para pedir limosna

Unos 10.000 venezolanos, entre refugiados y migrantes, residen en Bolivia, que se ha convertido en un nuevo destino para quienes escapan de la crisis en Venezuela, según un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) difundido en mayo pasado

Bolivia investiga "alquiler" de niños venezolanos para pedir limosna

Autoridades de Bolivia anunciaron una investigación sobre un posible «alquiler» de niños venezolanos para que vayan a pedir limosna o a vender dulces en las calles.

El viceministro interino de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, manifestó que la división de trata y tráfico de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de la ciudad de El Alto, colindante a La Paz, iniciará una investigación sobre la posible explotación infantil de niños venezolanos.

«Nos preocupa la situación de los menores», expresó Santamaría en medio de un operativo realizado en un alojamiento en la zona Villa Dolores de la ciudad de El Alto, que albergaba a más de una veintena de venezolanos.

En el operativo verificaron que varios no tienen resuelta su situación migratoria en el país o que ha vencido su tiempo de permanencia en calidad de turista, que es de 89 días.

Santamaría indicó pueden deportar a estas personas si no «regularizan» su situación en el país

Vecinos denunciaron

Este operativo se realizó a raíz de denuncias de vecinos y comerciantes que manifestaron que algunos padres «alquilan» a sus hijos a otros venezolanos para que vayan con ellos a vender dulces en las esquinas o a pedir limosnas.

«Nosotros como municipio, lo que queremos es que no se vulneren los derechos de los niños», dijo el secretario de seguridad ciudadana de El Alto, Dorian Ulloa, quien también estuvo presente en los operativos en los alojamientos.

Los operativos continuarán para verificar la situación de los niños y sus familias, que en muchos casos viven hacinados en un cuarto y duermen en una sola cama.

Ante esta situación, este martes está prevista una reunión con autoridades como el viceministerio de Seguridad Ciudadana, la Secretaría de Seguridad Ciudadana de El Alto, Migración de Bolivia, defensorías de la Niñez y la Policía, entre otras.

Situación de venezolanos en Bolivia

El ministro interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, indicó en una conferencia de prensa en La Paz que no se puede expulsar a todos los venezolanos «por más que no tengan la legalidad correspondiente».

«Sabemos que han escapado por hambre de su país. Ahora, los venezolanos que cometan delitos serán expulsados», indicó Murillo.

Migración boliviana determinó en agosto pasado que los menores venezolanos que están en el país podrán regularizar gratis su situación, ya que muchos carecen de cualquier documento que los identifique. Esta decisión la toman para evitar situaciones de vulnerabilidad.

Bolivia anteriormente adoptó otras resoluciones en favor de nacionales de este país, como una en enero de este año para facilitar el ingreso de niños y adolescentes venezolanos indocumentados, para preservar la unidad de las familias y evitar que estén expuestos a situaciones de riesgo.

Unos 10.000 venezolanos, entre refugiados y migrantes, residen en Bolivia, que se ha convertido en un nuevo destino para quienes escapan de la crisis en Venezuela, según un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) difundido en mayo pasado.