Cabello visitó Táchira para reírse del pueblo

Las calles de San Cristóbal se llenaron de policías para la visita de Diosdado Cabello. A pesar de embellecer zonas y maquillar los lugares por los que pasaría el contituyentista no se pudo ocultar la crisis y la escasez de gasolina en la entidad

La visita del político oficialista Diosdado Cabello generó un inusual despliegue policial en San Cristóbal, limpieza de avenidas, pintura y hasta reacondicionamiento de espacios públicos.

Los ciudadanos, teniendo en cuenta la crisis económica y social que vive el estado fronterizo con Colombia, catalogaron estas acciones como una burla.

El despliegue de seguridad en la ciudad ocurrió en todas las calles y avenidas de la ciudad desde las primeras horas del día.

El operativo policial incluyó un numeroso patrullaje en autos y motos de los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), Policía del Táchira, Guardia Nacional Bolivariana y del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Otros tantos agentes se debieron cubrir de la pertinaz lluvia en improvisadas alcabalas móviles, instaladas cada 100 metros una de la otra.

A pesar del esfuerzo por mostrarle «normalidad» al funcionario chavista las rutinarias colas para sustir combustible no desaparecieron.

Lo que si se hizo fue redireccionarlas para mantener despejadas las vías que conducen desde el aeropuerto de Paramillo, hasta el gimnasio Arminio Gutiérrez, donde Cabello se dirigió a la militancia de Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

En el acto en el que Cabello juramentaría a las bases del PSUV, lamentó las largas colas que sufren los tachirenses para poder surtir el combustible y mantener los vehículos en funcionamiento.

Sin embargo se desligó de la crisis y responsabilizó de la situación a Colombia. A su juicio el combustible que debería estar en el Táchira es llevado directamente al vecino país.

“La gasolina venezolana se la roba Colombia, ellos siempre han querido nuestra gasolina para exportarla. Así como Estados Unidos  se roba el petróleo de Siria», dijo Cabello.

El constituyentista insistió en que Estados Unidos desea robarse los recursos naturales de Venezuela.

«Así es como invaden países bajo el argumento de decir que hay bombas atómicas y armas nucleares, mentiras, lo que está detrás de eso es el interés por los recursos naturales, por el petróleo, por el gas ¿Por qué no se ocupan de un pueblo como Haiti?”, precisó.

Una visita poco grata

Algunos ciudadanos tachirenses reaccionaron al improvisado operativo de limpieza de espacios públicos y el despliegue de seguridad que marcó la visita del dirigente del PSUV.

Xiomara Noguera afirmó: “Hace tiempo no veía tanta policía en la calle. Uno siempre sale con un poco de miedo por la inseguridad pero es triste que todo esto se genere solo por el hecho de este señor estar aquí».

«Él viene es a reírse, a burlase de nosotros que hacemos largas colas para la gasolina y el gas. Si pudiera hablar con él le diría que se preocupe de verdad más por el estado, por el país”, criticó Noguera.

Para otros ciudadanos consultados los dispositivos de seguridad desplegados deberían ser la normalidad y no por la visita de un político.

«Hace tiempo no me había sentido tan segura en San Cristóbal como hoy. Normalmente cuando está la policía en la calle no es para cuidar a la gente”, señaló la trabajadora informal Leila Pérez, .

“La seguridad debería ser todos los días, tanto como hoy. Debería estar dirigida a la ciudadanía que sufrimos los robos y estamos más expuestos. Esos señores como el que vino hoy no tienen por qué tener ese derroche, si nadie se les puede acercar”, dijo José Parra un taxista de San Cristóbal.

Tras el término del acto político del PSUV, las calles de San Cristóbal volvieron a su soledad, sin agentes de seguridad, pues todos se habían retirado de las principales avenidas de la localidad andina.

Lo que sí persistía eran las copiosas colas que, a diario, hacen los tachirenses para comprar gasolina subsidiada.

En Táchira se compra gasolina sin colas y a cualquier hora en pesos colombianos

La crisis de combustible cada día empeora en el estado Táchira. Durante la mañana de este viernes, interminables colas ocupaban calles y avenidas de San Cristóbal, volviendo intransitables las zonas adyacentes a las pocas estaciones de servicio que abrieron al público en la capital tachirense. La situación de desabastecimiento genera un mercado paralelo de venta de gasolina que va en aumento.