Participación en las elecciones de España la más alta de la democracia

Los datos al cierre de la jornada indican que la asistencia a los centros de votación fue ligeramente menor a la del 20 de diciembre de 2015.

Participación en las elecciones de España la más alta de la democracia

La participación de los votantes en las elecciones generales de España, que se repiten este domingo tras seis meses de estancamiento político, cayó ligeramente con respecto a las de diciembre y se ubicaron en 68,41% de los votantes, informó el Ministerio de Interior de ese país.

Los datos señalan que al cierre de la jornada, la asistencia a los centros de votación era menos de dos puntos menor a la del 20 de diciembre pasado cuando fue de 69,67%.

El diario El País señala en su web que el descenso se mostró en la tarde «muy pronunciado en Cataluña, con unos 10 puntos porcentuales respecto al 20 de diciembre y la Comunidad de Madrid, con un descenso de en torno a nueve. Otras bajadas por encima de la media nacional se registran en País Vasco y Aragón».

La ley española no exige un mínimo de participación para que las elecciones legislativas tengan validez, pero sí representa un indicador del desánimo del electorado que participa en una segunda votación después de seis meses en los cuales los principales partidos políticos no lograron ponerse de acuerdo para formar Gobierno.

En España funciona lo que se conoce como una democracia parlamentaria, donde el partido que gana más escaños en el Congreso debe conformar el equipo de gobierno y su líder se convierte en Jefe de Gobierno. Para hacerlo en solitario debe alcanzar 176 curules. En diciembre ninguno de los partidos logró esa cantidad y no fue posible definir alianzas que permitieran a dos o más organizaciones organizar un Gobierno.

Las encuestas indican que ninguno de los partidos logrará esa meta en estas elecciones, pero los resultados podrían presionar a los políticos a concretar alianzas.