<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Capturado Alex Saab: solo se espera el anuncio de la justicia estadounidense

El empresario colombiano Alex Saab es muy conocido en Venezuela por sus grandes y cuestionados negocios con el poder político. Estados Unidos y Colombia lo buscaban y ya lo encontraron: en un avión venezolano que aterrizó en Cabo Verde

Capturado Alex Saab: solo se espera el anuncio de la justicia estadounidense

Apenas falta el anuncio oficial por parte de la justicia estadounidense: la captura del empresario Alex Saab Morán en Cabo Verde es un hecho que varios medios colombianos -como El Tiempo, Semana y El Espectador– confirmaron durante la noche del viernes y la mañana del sábado.

El de Alex Saab es un nombre muy conocido en Venezuela a partir de las denuncias en su contra por sobreprecios y la dudosa calidad de los alimentos incluidos en las cajas Clap. Y eso es solo una parte de los negocios que ha logrado hacer durante el gobierno de Nicolás Maduro, muchos de los cuales han sido denunciados especialmente por la web de investigación Armando.info.

La revista Semana describe así su situación: «Saab, un empresario fuertemente vinculado al régimen de Nicolás Maduro y considerado por las autoridades estadounidenses como uno de sus testaferros, tiene cargos pendientes en una corte de Manhattan por lavado de activos y su nombre aparece registrado en la llamada lista Clinton».

El 25 de julio de 2019, Saab y su socio Álvaro Pulido Vargas, fueron acusados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de una operación de lavado de alrededor de 350 millones de dólares. Y esa sería la razón de su captura.

La acusación, presentada ante una corte en Florida, explica que los empresarios habrían pasado dinero sucio -producto de corrupción y sobornos- desde Venezuela a cuentas en Estados Unidos. Entre marzo y diciembre de 2012 -dice el diario El Espectador– transfirieron casi 350 millones de dólares «relacionados con este esquema de corrupción de cuentas venezolanas a cuentas en Estados Unidos».

A pesar de las múltiples denuncias presentadas en Venezuela, la justicia local no ha movido un dedo para investigar a Alex Saab.

En Colombia la historia cambió recientemente: «Cabe recordar que en 2019, fue imputado por la Fiscalía por los delitos de concierto para delinquir, lavado de activos, exportaciones e importaciones ficticias, enriquecimiento ilícito, y estafa agravada relacionados con la empresa Shatex, la cual habría sido usada como fachada para lavar dinero», se lee en la revista Semana: «Además, varios miembros de su familia son buscados por la justicia e, incluso, tienen una circular azul en la Interpol».

Eso no es todo: «El primero de julio, en una corte federal de Manhattan, se había revelado que Saab estaba involucrado en una operación de lavado que involucró al narcoparamilitar Jorge Luis Hernádez Villazón, alias Boliche, y al profesor de la Universidad de Miami, Bruce Bagley», se lee en el diario El Tiempo: «Este último confesó que recibió al menos 10 giros desde Emiratos Árabes y Suiza de cuentas de Saab que provenían de la corrupción en Venezuela, y que fueron entregados a ‘Boliche’, antigua ficha del paramilitar Salvatore Mancuso». 

Saab habría aterrizado en Cabo Verde a bordo de un avión privado con matrícula venezolana.

Y la democracia prevaleció

La articulista Carolina Jaimes Branger escribe estas líneas justo después de ver la ceremonia de entrada a la Casa Blanca de la pareja Biden-Harris: un acto democrático que conduce a pensar en lo que se ha perdido en casa