Carabobo: casos covid aumentan y las medicinas no se pueden costear

La situación preocupa a muchos que ven a sus familiares y conocidos contagiados, incluso ya vacunados con una o dos dosis de las inmunizaciones, especialmente por los altos costos de los tratamientos que deben pagar en un país dolarizado y con una débil red de salud pública que obliga a numerosas familias a hacer esfuerzos y endeudarse por contratar servicios médicos privados

Carabobo: casos covid aumentan y las medicinas no se pueden costear

Las cifras oficiales del covid-19 en Venezuela, que siempre han despertado la duda de muchos entendidos en materia epidemiológica, reflejan un aumento en el número de contagios durante los últimos días. El impacto del virus es evidente, sobre todo, en Carabobo, la zona centro-norte del país.

Solamente el domingo 10 de octubre, Delcy Rodríguez, vocera de la Comisión Presidencial para la Prevención, Atención y Control del Covid-19 informó, vía Twitter, que se detectaron 1110 nuevos contagios en el país, de los cuales hubo 428 en Miranda, 334 en Caracas, 111 en Vargas (La Guaira).

También indicó que ocurrieron 11 muertes, siete de ellas localizadas en Caracas y Miranda.

Un día antes, el 9 de octubre, la misma fuente de información contabilizó 490 casos en Miranda y 320 casos en Caracas, mientras que se reportaron 62 en La Guaira y 49 en Aragua. El global del día fue de 1410 contagios en el país.

Y el 8 de octubre los números fueron los siguientes: Miranda 660 contagios, Caracas 374, Lara 117, Aragua 89 y Carabobo 73. En total, hubo en el país 1504 casos de infectados.

Redes activas por medicamentos

En vista de que la demanda de medicamentos para tratar a los contagiados cada vez es mayor, se han multiplicados los grupos en redes sociales para apoyar en la búsqueda de antivirales y otras medicinas.

Tras un recorrido, El Estímulo pudo confirmar que en la mayoría de farmacias y droguerías del área metropolitana de Valencia, en el estado Carabobo, el medicamento Tocilizumab, en sus diferentes presentaciones, estaba agotado.

Ante la escasez, algunos encargados de farmacias en Carabobo, explicaron a El Estímulo que ese medicamento lo trae al país una sola empresa, y además señalaron que se requiere de recipe médico y cadena de frío para su venta. Añadieron que fundamentalmente lo expende Badan.

 

 

No hay fallas

Por su parte, Reinaldo Piña, presidente de la Cámara de Farmacéuticos de Carabobo señaló que en este momento el suministro de medicamentos en las farmacias sigue siendo casi total, no hay fallas.

Lea también: El PCR en Maiquetía, la absurda bienvenida a los viajeros que llegan a Venezuela

“Hay que tener un poder adquisitivo muy alto para comprar los medicamentos que indican a pacientes con Covid-19”, aseguró Piña.

Sobre la falta del medicamento, cuyo principio activo es el Tocilizumab, resaltó que había en el mercado, pero ante la demanda desapareció.

“Se utiliza en una terapia inmunoterapia. El contenido es un concentrado de anticuerpos. Se vende con cadena de frío, hay que llevar una cavita a donde lo van a buscar, se necesita récipe e informe médico (…) Quienes lo tenían son las farmacias de la Fundación Badan que existe en casi todo el pais”.

Añadió que los demás medicamentos, como por ejemplo el Remdesivir, se consigue en varias presentaciones.

Pagar en dólares

Dependiendo del cuadro del paciente y lo que requiera, los gastos suman cientos de dólares que no todos pueden pagar. En un recorrido durante la mañana del lunes 11 de octubre, El Estímulo observó personas afuera de algunas farmacias, a la espera de ser atendidos. Luego de una consulta, la mayoría confirmó que buscaban tratamiento para el virus.

“Vine temprano a comprar un antibiótico y antialérgico que le mandaron a mi esposa que tiene covid leve, según dijo la doctora. Esperemos que no vaya a necesitar oxígeno porque eso sí es una renta. Tenemos un oxímetro que nos prestó una prima. Ella, mi esposa Jimena, está vacunada con la vacuna china hace dos meses y no sabe dónde se contagió, es difícil saberlo”, explicó Ramón Lugo, un albañil de 54 años que esperaba en la avenida Bolívar de Valencia por su turno en una farmacia.

“A mi hermana le mandaron a comprar Asaprol que es una aspirina y ya me dijeron que son 6 dólares. Ya ella tiene otras medicinas, se las donó la dueña de la tienda donde trabaja. Igual es plata cuando uno suma los exámenes de laboratorio, las frutas que le mandan, el pollo y vegetales, todo pues. Y no es que no se consigan los remedios, lo que pasa es que hay que tener muchos dólares para comprarlos”, afirmó José Martín, un jubilado de la administración pública de 62 años.

Clínicas se saturan

Germán Cortez, presidente de la Asociación Capital de Clínicas y Hospitales, indicó que en las 11 clínicas que agrupa la asociación en Caracas, llamadas de primer nivel, definitivamente hay un aumento en la demanda de los pacientes con covid-19 en emergencias y unidades de cuidados intensivos.

“Hace unos días dije que teníamos entre un 75 a 80% de las camas de terapia intensivas ocupadas y en este momento podría decir que estamos entre un 85 a 90% de ocupación de camas terapia intensiva, que es el paciente críticamente enfermo por covid, que demanda intubación, con respiración asistida. Eso tiene una capacidad limitada y por eso estamos en un proceso de saturación de nuestras instituciones”, refirió Cortez en Unión Radio Valencia, el jueves 7 de octubre.

Lea también: 7 recomendaciones de la Academia de Ciencias para el regreso a clases

Sin embargo, aclaró que no es que las clínicas estén colapsadas, que significaría que no pueden dar respuesta. “Nosotros todavía podemos dar respuesta. En este momento, estamos llegando a nuestro nivel de saturación”.

Indicó además Cortez que manejan como plan B, la posibilidad de abrir camas alternas “en el momento que demanden pacientes adicionales, aunque eso no es lo ideal”.

Y agregó: “Nosotros, responsablemente, estamos dando respuesta a esta tercera ola de Covid-19 que es muy importante. Nuestra función en este momento es recordarle a la población que hay que cuidarse, mantener el distanciamiento social, el lavado de manos y tapabocas e insistir en que hay que vacunarse”.