Carabobo: Iglesia La Candelaria de Valencia busca apoyo tras desplomarse parte del techo

"Yo calculo que el techo debe tener cerca de 200 años (…) Tiene tejas por encima, por debajo una especie de base de madera y después tiene un friso. Lo que cedió fue un pedazo del friso que está por dentro, cedió una parte y en otras ya hay filtraciones. Las tejas se han ido partiendo y la madera ha cedido”, dijo el sacerdote encargado

Carabobo: Iglesia La Candelaria de Valencia busca apoyo tras desplomarse parte del techo

Tras una persistente lluvia de más de tres horas, el sábado 5 de junio, cedió parte del techo de la iglesia La Candelaria de Valencia, ubicada al sur de la capital de Carabobo.

“Realmente estamos consternados. Muy tristes y asustados en la comunidad parroquial de La Candelaria. (…) el sábado, a raíz de un palo de agua que cayó en la noche, cedió un pedazo del techo de este antiguo templo que es patrimonio histórico y cultural de la ciudad de Valencia, el templo de Nuestra Señora de Candelaria”, dijo el párroco Antonio Arocha.

Indicó que el temor es que se repita la situación y colapse la estructura completa del techo, ya que es temporada de lluvias. “Este es un sitio de oración de los candelareños, un lugar de encuentro para los niños, los jóvenes y adultos, donde celebramos la eucaristía”.

Arocha explicó que el techo está construido con caña, barro y cemento, tal como era la estructura de estas edificaciones en el pasado.

Lea también: ¿Cómo avanza el proceso de vacunación en Carabobo?

“Es un techo antiguo porque esta iglesia la construyeron los canarios cuando se vinieron a Venezuela y se instalaron en Valencia; nos trajeron la devoción de la Virgen de Candelaria. Yo calculo que el techo debe tener cerca de 200 años (…) Tiene tejas por encima, por debajo una especie de base de madera y después tiene un friso. Lo que cedió fue un pedazo del friso que está por dentro, cedió una parte y en otras ya hay filtraciones. Las tejas se han ido partiendo y la madera ha cedido”.

En busca de ayuda

A pesar de que la iglesia es una edificación patrimonial, el sacerdote manifestó que a la fecha, martes 8 de junio, ninguna autoridad de la jurisdicción ha establecido contacto él para atender la emergencia. Aun así, dijo que continúa buscando maneras de comunicarse con los organismos municipales para obtener colaboración y lograr salvar la iglesia.

Explicó que envió una carta al Instituto de Desarrollo Urbano del Centro de Valencia (Induval), una institución adjunta a la alcaldía de Valencia, pues es el ente encargado de velar por el mantenimiento y reparación de esta clase de infraestructura.

“Nosotros no podemos autofinanciarnos. La comunidad católica en el centro de Valencia es humilde. Además hay que agregar toda la situación económica que vive el país y las consecuencias de la pandemia. Eso hace muy difícil que podamos autogestionar la reparación de estas estructuras tan antiguas”.

El templo posee tres naves, que según el padre Arocha, reúnen una de las mayores bellezas en su conjunto. Allí se custodia y exhibe el cuadro “Virgen de Coromoto”, firmado por Braulio Salazar; y algunos años atrás hurtaron el lienzo de Arturo Michelena, titulado: “El bautismo de Jesús”. Por estas razones, el párroco insta a que se le preste apoyo.