Centro Carter sobre el 21N: la injerencia del gobierno socavó el CNE

Sobre la absurda situación en Barinas, este centro internacional apuntó que "la reciente decisión del TSJ (...) invocando la inhabilitación del candidato de la oposición Freddy Superlano, desconociendo el Decreto Presidencial del 31 de agosto de 2020, mediante el cual se concedieron indultos a 110 ciudadanos, entre los que se encontraba Superlano, es otro ejemplo de intromisión del TSJ en el desarrollo del proceso electoral". También enumeró varias y graves irregularidades en todo el proceso

Centro Carter sobre el 21N: la injerencia del gobierno socavó el CNE

Los expertos del Centro Carter se sumaron a quienes cuestionan la legitimidad de las elecciones regionales en Venezuela por evidentes injerencias del gobierno de Nicolás Maduro que impiden la competencia justa entre los candidatos y el respeto a los votos.

Según el informe preliminar de la Misión Internacional de Expertos Electorales del Centro Carter, este 21 de noviembre en los comicios venezolanos se registraron patrones de represión política, restricciones severas a los derechos de participación política y libertad de expresión, ventajismo manifiesto del gobierno y desigualdad de condiciones.

Sin embargo, apuntan que «a pesar de estos déficits democráticos, las negociaciones entre sectores de la oposición y el oficialismo dieron lugar a tres cambios importantes para el ambiente de los comicios». Entre ellos señalan la recomposición del Consejo Nacional Electoral (CNE), aunque luego admiten que fue insuficiente ante la arrolladora intervención gubernamental. También aseguran que el ciclo de diálogo con la oposición y la presencia de observadores internacionales mejoraron las condiciones.

Gravísimas irregularidades el 21N

La misión del Centro Carter concluyó que, a pesar de estos pasos positivos, la injerencia política y gubernamental socavaron el CNE. Además, las disposiciones legales relativas a los medios de comunicación y la libertad de expresión, la inscripción de candidatos, la suspensión de derechos políticos, la financiación de los partidos políticos y las campañas electorales no cumplen con los estándares internacionales básicos para elecciones democráticas.

Las elecciones estuvieron marcadas por la exclusión de muchos candidatos clave de la oposición, la sustitución arbitraria por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de los comités ejecutivos de los partidos de oposición y disidentes chavistas, así como el contexto general de represión política, con más de 250 presos políticos.

El caso Barinas

Apuntó el Centro Carter que «la reciente decisión del TSJ de suspender la totalización de los votos para la gobernación de Barinas y convocar nuevas elecciones para el estado en enero 2022, invocando la inhabilitación del candidato de la oposición Freddy Superlano, desconociendo el Decreto Presidencial del 31 de agosto de 2020, mediante el cual se concedieron indultos a 110 ciudadanos, entre los que se encontraba Superlano, es otro ejemplo de intromisión del TSJ en el desarrollo del proceso electoral«.

El día de las elecciones

Aunque la Misión de Expertos del Centro Carter no pudo realizar una evaluación exhaustiva de los procesos del día de las elecciones debido a su tamaño y alcance limitados, notó que no hubo reportes de mayores dificultades técnicas durante jornada electoral. Tampoco ninguna que pusiera en vilo el desarrollo normal de la
jornada, que transcurrió de manera ordenada y con pocos incidentes, a excepción de Zulia.

Allí, este rasgo fue alterado, porque incluso se reportó el homicidio de una persona y agresiones contra observadores locales y periodistas.

Otros observadores nacionales e internacionales desplegados el día de las elecciones notaron retrasos en la apertura de las mesas de votación y su cierre, abusos del mecanismo del voto asistido, “puntos rojos” en la cercanía de varios recintos de votación. El despliegue militar fue notorio en todos y cada uno de los centros de votación. La participación electoral fue del 42,26%.

La misión

Los expertos del Centro Carter estuvieron en Caracas del 2 al 11 de octubre para una evaluación preelectoral. Luego estuvo del 7 al 27 de noviembre para el desarrollo de las elecciones.

Según aseguran, se centró en aspectos clave del proceso electoral venezolano, incluido el marco electoral legal; la efectividad y transparencia de los preparativos electorales; el entorno de la campaña electoral; el uso de las redes sociales, incluido un análisis de la tendencias de la desinformación en redes; y la transparencia del CNE en relación al sistema electoral electrónico, inclusive durante la tabulación de resultados.

Para leer el informe preliminar, se puede visitar este enlace.

Del 21N en adelante

Ramón Guillermo Aveledo analiza lo que realmente significa el 21N, un evento en el que el régimen se limita a sobrevivir a cualquier costo y que evidencia que, en Venezuela, el problema es político y no electoral