César Farías: El “Extranjero” mejor perfilado

A la gente le preocupa el tiempo y a mi realmente ese aspecto no me inquieta porque por más rápida que la decisión se tome sobre quién sustituirá a Rafael Dudamel, el nuevo inquilino del banquillo poco o más podrá hacer desde el punto de vista técnico

Golpeó duro a la afición Vinotinto que hace un par de días el nombre de José Pekerman se haya descartado para asumir el mando del banquillo nacional. La ilusión de todos parecía coincidir con que el argentino era el indicado para llevar las riendas en el camino eliminatorio a Catar y la próxima Copa América. Corazones rotos.

A la gente le preocupa el tiempo y a mi realmente ese aspecto no me inquieta porque por más rápida que la decisión se tome sobre quién sustituirá a Rafael Dudamel, el nuevo inquilino del banquillo poco o más podrá hacer desde el punto de vista técnico.

No reunirá de nuevo a los jugadores hasta que haga la convocatoria en marzo para enfrentar a Colombia y Paraguay en el arranque del premundial. ¿Qué podrá hacer antes, más allá de planificar el camino y conversar con quienes contará?

Es cierto: es más sensato que se concrete pronto la designación, pero no debe ser una condición indispensable que en el proceso de evaluación de credenciales sea la inmediatez un requerimiento. Por eso no veo descabellada la opción que evalúa la FVF de esperar por el desempeño de la Sub 23 de César Farías en el preolímpico sudamericano de Colombia que comienza la semana que viene.

La prioridad es un técnico extranjero

Si bien la prioridad para la FVF (y para quien pone la plata) es contar con un técnico extranjero y ya hemos reiterado una y otra vez que es el momento aprovechable para darle las riendas de la selección a alguien que venga de afuera, el nombre de Farías es una opción realmente valorable de cara a las condiciones en las que se está dando la designación.

Por respeto a su situación contractual y entendiendo que el preolímpico está a la vuelta de la esquina y no sería ético dejar apenas a días de que comience el certamen a la selección Sub 23 de Bolivia, la espera por él una vez termine la competencia no me parece descabellada.

Lo que sí me preocuparía es que un seleccionador sea dueño de un equipo profesional. Ahí sí existe conflicto de intereses y lo lógico es que al asumir el cargo debería ponérsele como condición su desvinculación con Zulia FC, equipo del que es propietario.

Farías: el extranjero mejor opcionado

Por lo demás, Farías es el «extranjero» mejor opcionado. ¿Extranjero? Sí, porque lleva ya rato dirigiendo fuera del país, en clubes importantes a nivel continental y en una selección suramericana. Porque conoce como pocos el panorama de lo que le viene a Venezuela (rivales, escenarios, condiciones), tiene lomo para asumir el cargo (es el técnico que más cerca estuvo de llevar a la selección a un mundial absoluto), la columna vertebral de la Vinotinto ya sabe lo que es trabajar con él y le guarda un respeto tremendo, factor esencial para «dominar» un grupo tan particular como el plantel nacional.

Farías además ha dominado los demonios que lo hacían entrar en conflicto con todo aquel que disintiera de sus formas. Su paso por Venezuela el año pasado mostró a un hombre más calmado, comprensivo y menos altivo. Más experimentado, más rodado. Es un hombre que va a muerte por sus dirigidos y mete el pecho a las balas para que no disparen a sus hombres. Por eso los jugadores van con él también a muerte, una sociedad necesaria para la inmediatez de lo que se necesita.

Y hay un aspecto fundamental: la crítica no le ve con malos ojos una vuelta a la selección. Comparar el suyo con otros procesos posteriores han permitido que las conclusiones le brinden un voto de confianza. Sus maneras quizá no sean las más gustosas para el ojo de la afición pero todos saben que tiene una carpeta debajo del brazo con resultados que hoy día son necesarios.

Comparto (insisto) en que la prioridad debe ser lograr el vínculo con un DT extranjero, pero en ese mercado internacional, hay un extranjero con pasaporte venezolano que tiene los créditos como para ser el elegido.

Opinión | Cooperativismo en Venezuela tinos y desatinos

En la primera década de su aparición en Tacuato, el cooperativismo que fue asumido por la iglesia católica, realizó un proceso de promoción y organización en Falcón, Lara, Zulia. Según la historia registrada se conoció de la presencia de cooperativas, que a la postre terminaron fracasando en virtud de fallas fundamentalmente de formación y capacitación técnica administrativa

Venezuela y el papel de la Comunidad Internacional

La gira de Juan Guaidó trae de vuelta la discusión sobre cuál debería ser el rol de la Comunidad Internacional ante la crisis de Venezuela. La mayoría de países de Occidente están abiertamente en contra del régimen de Nicolás Maduro y apuestan por un cambio democrático.