<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Chavismo declarará organización terrorista al partido político de Leopoldo López

Tarek William Saab calificó a Voluntad Popular de neonazi y los culpó de muchas cosas, entre ellas, contratar mercenarios, de la escasez de alimentos y combustible y hasta del cierre de Directv en Venezuela

Chavismo declarará organización terrorista al partido político de Leopoldo López

Con la manida fórmula de solicitar al Tribunal Supremo de Justicia que analice una supuesta propuesta, el chavismo adelantó que declarará organización terrorista a Voluntad Popular, partido político de Leopoldo López y al que pertenecía Juan Guaidó hasta su proclamación como presidente interino.

La declaración la realizó Tarek William Saab, actual Fiscal General y quien antes fue gobernador y diputado siempre en representación del chavismo. Para justificar su petición, el funcionario se remitió a acciones realizadas por ese partido político entre 2012 y enero de 2019.

En la misma sede del Tribunal Supremo, Saab pidió a los magistrados, quienes se han declarado abiertamente oficialistas en varias ocasiones, que declaren a Voluntad Popular organización terrorista. Y que, en consecuencia, la disuelvan.

 

Declarando organización terrorista a Voluntad Popular, el gobierno de Nicolás Maduro dificultará también que Juan Guaidó, quien es considerado presidente interino de Venezuela por más de 50 países, se lance de nuevo a la Asamblea Nacional.

Las declaraciones de Saab estuvieron salpicadas de descalificaciones. Se refirió a Voluntad Popular con términos como neonazi. La acusó de contratar mercenarios, de la escasez de alimentos y combustibles y hasta de la desaparición del servicio de televisión por suscripción Directv. De Leopoldo López, fundador del partido, lo primero que dijo fue que había pertenecido a «la secta» Tradición, Familia y Propiedad.

En su alocución, Saab explicó que introdujo ante la Sala Constitucional un «recurso de interpretación» basado en la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo y en la Constitución Nacional.

Dijo que «buscaba» determinar si Voluntad Popular «es una organización terrorista y si es susceptible de sanciones por este motivo».

La historia que cuenta el Fiscal

Saab reconoce que Voluntad Popular fue fundada en el chavismo y que se le permitió participar en elecciones después de los hechos que, ahora, considera terroristas.

«El partido Voluntad Popular fue aceptado formalmente por el Consejo Nacional Electoral en enero de 2011. Esta organización había sido creada como un movimiento en el año 2009 por Leopoldo López, un exmiembro de la secta Tradición, Familia y Propiedad».

El rosario de culpas que Saab le imputa a Voluntad Popular comienza con la palabra «neonazi».

«Un prólogo de la trama neonazi de este grupo político lo podemos ubicar en la participación de sus miembros en el golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez. Recordemos cómo Leopoldo López y otros personajes salieron a la calle la mañana del 12 de abril de 2002 a apresar a miembros del Estado venezolano sin orden judicial como nosotros que teníamos inmunidad parlamentaria, además de ministros y gobernadores», dijo, recordando su pasado como diputado chavista.

Las culpas

El Fiscal considera que fue en 2013, después de la elección presidencial, cuando Voluntad Popular, se convirtió «en una organización dedicada al ataque y destrucción del Estado».

Para fundamentar su petición, Saab hizo referencia a varios eventos. Se refirió a las protestas de 2012 que se conocen como La Salida, a las «mal llamadas guarimbas» de 2014 y a la protestas de 2017. Para Saab esas últimas fueron «prácticas terroristas» donde «decenas de personas» fueron quemadas. Solo se refirió a una víctima, Orlando Figuera, quien fue lamentablemente atacado en Altamira.

El tuit de Estados Unidos

Finalmente, siempre según Saab, Voluntad Popular terminó de convertirse en organización terrorista el 23 de enero de 2019, cuando Guaidó se proclamó presidente interino.

«A ese sujeto lo eligió un tuit desde Estados Unidos», comentó, después de decir que el cargo de presidente interino no existe.

Culpó a Guaidó de apropiarse de bienes del estado, como la empresa de refinación y distribución Citgo en Estados Unidos, la empresa petroquímica Monómeros Colombo Venezolanos y cuentas bancarias ubicadas en el extranjero.

«Con ese dinero financiaron una incursión mercenaria contra nuestro territorio y buscan comprar lealtades para continuar intentando llevarnos, incluso en plena pandemia, a una guerra civil. ¿Dónde se ha visto algo similar?», se preguntó. «Los dirigentes de Voluntad Popular y sus secuaces han hecho de la agresión al pueblo venezolano su negocio».

saab pide declarar organización terrorista a voluntad popular

Directv: la culpa también es de ellos

Concluyó culpándolos de la salida de Directv del país. No refirió que la decisión la tomó la directiva estadounidense por la reiterada negativa del gobierno de Maduro de sacar de la grilla a los canales Globovisión y Pdvsa Tv. Esas emisoras están relacionadas con personas sancionadas por el gobierno de Estados Unidos.

«Sus últimos gestos han sido presionar a AT&T para que sacara a Directv de Venezuela y pedir a los Estados Unidos que impidiera que los tanqueros iraníes llegaran al país para traer gasolina y aditivos».

Le indalgó la culpa de prácticamente todos los males: «Cuando hablamos de falta de alimentos ya sabemos quiénes son los responsables, los factores de extrema derecha que alentaron el bloqueo. A las empresas que nos entregaban aditivos para combustible en negocios lícitos las persiguieron y amenazaron».

Terminó repitiendo al Tribunal Supremo que considerara si Voluntad Popular puede ser calificada como organización terrorista, con las consecuencias que eso supone, entre ellas, su disolución.

Las reacciones

Los partidos democráticos venezolanos se manifestaron inmediatamente contra la intención del chavismo de calificar como organización terrorista a Voluntad Popular.

Acción Democrática, uno de los partidos políticos más antiguos de Venezuela y que ha tenido varios presidentes en el poder antes de los 20 años del chavismo, lo consideró un intento más de acabar con las organizaciones:

Por su parte, el partido Primero Justicia acusó a Saab de usurpador y rechazó su petición: