<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Al menos 60 muertos deja motín e incendio en calabozos de PoliCarabobo

La mañana de este miércoles, un motín dentro de uno de los calabozos de la Policía de Carabobo inició un incendio en la sede, dejando un saldo de al menos 60 muertos, según confirmaron fuentes vinculadas a la investigación del hecho.

Al menos 60 muertos deja motín e incendio en calabozos de PoliCarabobo

El despliegue de funcionarios de cuerpos policiales, investigaciones, bomberos y de protección civil fue importante, a pesar de
que no se ha producido una declaración oficial con las cifras de los decesos y de los heridos
Las versiones preliminares indican que antes de que comenzara la requisa, que habitualmente realizan los funcionarios policiales en la mañana, se escucharon voces de algunos detenidos que hicieron sospechar que ocurría un altercado.
Uno de los oficiales de guardia se acercó al calabozo y fue despojado de su arma de reglamento y recibió, además, un disparo en una de sus piernas. La situación hizo que más policías acudieran y de inmediato comenzó un incendio, del cual se desconoce la causa, y el humo cubrió toda la zona, dificultando la posibilidad del rescate de los hombres y mujeres que permanecían en la celda.
Incluso algunos de los detenidos tuvieron que salir por un boquete que lograron abrir funcionarios que trabajaron para ayudar a los presos en la celda. Las colchonetas se incendiaron y ello complicó la situación.
Justamente, algunos familiares comenzaban a llegar a PoliCarabobo para llevarles la comida en horas de visita a sus parientes y observaron cómo el humo salía del techo y de una pequeña garita en el lugar.
Otros recibieron llamadas de sus hijos, hermanos o esposos para informarles sobre el motín y luego el voraz incendio. La angustia comenzó temprano para los familiares que esperaron por horas noticias sobre lo ocurrido.
En las labores de extinción del fuego y posterior investigación actuaron cuerpos de Bomberos del estado Carabobo, de la Alcaldía de San Diego, de Guacara y de Valencia, así como funcionarios de Protección Civil, Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas; de la Policía Nacional Bolivariana, de la Guardia Nacional, Policía Municipal de Valencia, entre otros.
“Cuando llegué conseguí este desastre, que hubo un tiroteo, pero no sé más nada. Mi hijo está bien gracias a Dios, pero mire ese desastre. Yo vengo a visita y me conseguí con esto. Mi familiar tiene dos años detenido aquí”, dijo Petra María, una madre que lloraba afuera del comando policial.
“Recibí una llamada de mi hijo y me dijo vente mamá, vente. En ese momento se escuchaban los disparos”, narró Jenni García.
Hayley Morles, otra mujer desesperada, cuyo familiar tiene un año y ocho meses en PoliCarabobo, a la espera de la audiencia. Se trata de su hijo de 19 años de edad. “Está esperando el juicio a los 45 días y no se lo hacen”.
En horas del mediodía, los familiares decidieron romper el cordón policial para tratar de ingresar a la sede del cuerpo de seguridad, se produjo un forcejeo. Los funcionarios dispararon bombas lacrimógenas y unas piedras del lado de los que manifestaban cayeron sobre uno de los policías, causándole una herida en la cabeza.
En medio de la situación, tres reporteros, Ruth Lara, Juan Hernández y Gabriel León, recibieron empujones de funcionarios y a León le hicieron borrar imágenes.]]>