Cinco venezolanos asesinados por la represión del régimen de Maduro

El 30 de abril los venezolanos despertaron con la exhortación de Juan Guaidó a salir a las calles, el régimen de Nicolás Maduro respondió con violencia a la protesta, tres de los asesinados son menores de edad.

Cinco venezolanos asesinados por la represión del régimen de Maduro

Dos días después del llamado de Juan Guaidó, presidente de la República reconocido por 55 países, a salir a las calles en lo que catalogó como el inicio de la fase final de la “Operación Libertad” se registran 5 venezolanos asesinados y más de 150 heridos en manifestaciones.

Las víctimas mortales no superan los 30 años de edad.

El primero de los fallecidos, según la organización Justicia, Encuentro y Perdón es Samuel Méndez de 25 años de edad, asesinado el 30 de abril en el estado Aragua, presuntamente por colectivos, bandas paramilitares armadas que apoyan al régimen de Nicolás Maduro. Murió por los proyectiles disparados a su tórax.

Otra víctima es Jurubith Betzabeh Rausseo García, de 27 años de edad en Caracas. Las versiones sobre su asesinato van desde que estaba manifestando hasta que salía de su trabajo. Iba en una moto con su esposo cuando recibió un disparo en la cabeza, presuntamente hecho por la Guardia Nacional Bolivariana.

También asesinaron a tres menores de edad. Yosner Graterol de 16 años murió en La Victoria, estado Aragua, por un tiro al tórax supuestamente realizado por la Guardia Nacional Bolivariana.

El cuarto asesinado cayó en Caracas. Es Yoifre Jesús Hernández Vasquez, un adolescente de 14 años de edad quien recibió disparos en el pecho.

El quinto de los asesinados es otro niño. Yonder Villasmil de 15 años de edad, quien según el Centro Nacional de Comunicación,murió a manos de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, en Mérida, cuando protestaba en la vía Panamericana, Santa Elena de Arenales en Mérida.

La pandemia, los niños y tú: consejos para no perder la cabeza

Sin previo aviso, los niños han tenido que quedarse en casa y más aun en los países de América Latina donde el proceso de vacunación contra la covid-19 es incipiente. Los cambios siguen siendo muchos, el miedo, el estrés y la ansiedad han pasado de ser una respuesta natural del cuerpo a representar un verdadero problema de salud para niños y jóvenes