10 Razones por las que Nicolás Maduro utilizó un doble en Panamá

Si el presidente fue o no fue vitoreado en apoyo o rechazo en la Séptima Cumbre de Las Américas es ya pasado. Lo que nadie podrá olvidar fue la extravagancia de sus maneras: hasta un doble contrató para hacer las veces de mago. La pregunta de las veintiún mil lochas: ¿por qué?

10 Razones por las que Nicolás Maduro utilizó un doble en Panamá

Nicolás Maduro me falló en la Cumbre de las Américas. Yo no firmé en contra del decreto Obama pero tenía las esperanzas de que el Presidente de Venezuela se llevara las papeletas con las supuestas de 10 millones de firmas y durante su discurso bañara al Presidente de los Estados Unidos con papelillo. Mínimo una lanzada de hojas a lo Lupita Ferrer en una telenovela mientras le cantaba: “¡Son diez, son diez, son diez millones, son diez!”

Nada de eso ocurrió. De repente es porque Nicolás Maduro se falló a sí mismo. No logró un selfie con Obama; tampoco que los Estados Unidos le dieran “undo” al decreto, y no pudo poner en la declaración final que el mundo y posiblemente Marte rechazan que Venezuela sea una amenaza para la tierra de Eric Clapton. Digan lo que digan, eso es un fallo épico. Por cierto, un beso a la reina Isabel II de Inglaterra y al bello condado de Surrey.

A pesar de no alcanzar los objetivos de la campaña denominada “Venezuela no es amenaza, somos esperanza” —conocida en Google Translate como “Venezuela is no jop, we are thret”—, el presidente Maduro sí logró momentos memorables durante su estadía en la ciudad de Panamá. En primer lugar, comprobó que los venezolanos expatriados no olvidaron empacar sus cacerolas. En segundo lugar: supuestamente utiliza dobles para resguardar su seguridad.

Durante su estadía en el país centroamericano, las cámaras de los periodistas pudieron captar a Maduro y a su esposa Cilia Flores salir del hotel donde se hospedaban para abordar una camioneta blindada. Iban rodeados de guardaespaldas quienes, con la atención que se merece un Jefe de Estado, resguardaban su camino. Solo que no eran los Maduro-Flores sino lo que parecerían ser dobles empleados para desviar la atención del verdadero Presidente Maduro.

El uso de dobles en la seguridad de un mandatario en momentos de crisis no es nada nuevo en la historia. No quiero mencionar nombres de aquellos líderes mundiales que los han utilizado porque estar en la misma oración que Joseph Stalin es totalmente corta nota. Solo digamos que si han visto La Guerra de las Galaxias sabrán que la reina Padmé Admidala contrató a una doble para que se cambiara de vestido y actuara como ella cada vez que Jar Jar Binks decía un mal chiste.

El doble político se diferencia de un imitador. Mientras este último parodia las características y frases más marcadas del personaje —como el “tú a mí no me jodes” de Jaime Lusinchi— el primero debe estar preparado para morir. Suena totalmente Terminator, lo sé, pero yo no creo que un mandatario utilice a un doble porque estaban transmitiendo en televisión el primer capítulo de Game of Thrones y le daba flojera hacerse el nudo de la corbata para ir a una convención gubernamental.

Simplemente lo utiliza porque su equipo de seguridad teme que le lancen un Game of Thrones a él.

Es lógico que jamás sepamos la razón detrás de la necesidad de utilizar un doble para que fungiera por breves momentos como el Presidente de Venezuela. Los planes de seguridad de un líder jamás deberían ser revelados. Ahora, lo que sí me encantaría saber son los criterios de selección que emplearon para escoger a una doble tan chimba de la Primera Dama. Como dijo una conocida, “que tu doble sea más gorda que tú merece una visita urgente al psicólogo”.

Como jamás sabremos la verdad, me atrevo a especular sobre las razones por las cuales la seguridad presidencial decidió emplear un doble del mandatario. Estas no son las razones oficiales, pero era eso o especular sobre la tasa de cambio y ya Dólar Today tiene suficientes problemas como para salir uno a darle más vueltas a ese caldero. Así que mis posibles razones por las cuales Nicolás Maduro empleó un doble en Panamá:

1. Incrementaba sus posibilidades de toparse con Barack Obama. #rodeado!
2. Esa mañana hasta a él le dio flojera escucharse.
3. Se había cortado afeitándose el bigote y nada le gusta más al Twitter que un bigote cercenado.
4. No era un doble, es que a Nicolás nadie lo ha visto fuera de una pantalla de televisión.
5. Tú también usarías un doble si tuvieras que oír a Cilia todas las mañanas en el desayuno.
6. Había viáticos de sobra y chico, ¿por qué no darse un gustazo?
7. Era la única manera que los venezolanos dejaran de hablar de las cajas de firmas que jamás entregó.
8. Tenía cita en el spa del hotel y ni de vaina se iba a pelar ese bonche.
9. ¡Qué doble ni que doble! Eso fue un primo que se vino a vivir a Panamá y le trajo Harina P.A.N. al hotel.
10. La multiplicación de los penes no era mentira.