<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Bajo la batuta de Roisber Narváez

Con 34 años, este músico, compositor y director no le teme a los retos que la viola -el instrumento de cuerdas con el que creció- le presenta en cualquier espacio de su vida. Roisber Narváez dirige su orquesta y le ofrece a los venezolanos algo que va más allá del mero sonido. Sus espectáculos, llenos de una historia familiar inolvidable, y agrupados en distintos conciertos, invitan a desconectar al público del ruidoso caos venezolano

Bajo la batuta de Roisber Narváez

A lo largo de los años Roisber Narváez entendió que la constancia y disciplina en la industria musical orquestal es vital para crecer en ese mundo. Fue así como pasó de la viola, el instrumento con el que creció, a llevar la batuta de su propia orquesta, que lleva el nombre de su padre, Ricardo Narváez; quien es uno de los pilares en su vida y vital fuente de inspiración.

Tenía solo un año cuando iba a ver a su papá en los conciertos. Con sus manos vírgenes –bien en alto- dirigía, sin saber que años más tarde ese sería su destino. “Nunca me imaginé que me iba a dedicar a esto”.

En su infancia siempre estuvo presente la música. Inició tocando el violín, pero, al ver a su padre tocar la viola -más grande en tamaño y grave en sonido-, su inquieta curiosidad afloraba. Y evolucionó. Fue su propio padre, Ricardo, quien le enseñaría a tocar ambos instrumentos. Pero solo uno perduraría en su vida.

Un accidente de tránsito le quitó la vida a su maestro de vida y de música. Roisber no se detendría con este trago amargo que aún marca los ritmos de su dinámica diaria. En su lugar, seguiría los pasos de su papá para memorar su trayectoria. La viola de Ricardo pasó a manos de su hijo, y con ella tocaría por los siguientes años.

Recuerda tímidamente que tuvo que estudiar a plenitud la viola para poder entender su funcionamiento, lo que le permitió apoderarse de ese instrumento que hoy lo enamora. Así transcurrió su niñez, adolescencia y juventud temprana, en un constante aprender que lo llevó a perfeccionar su técnica subir su nivel.

Los primeros pasos hacia el podio

Para entrar a la universidad tenía que tener conocimientos estables y amplios sobre el instrumento. Comenta que esta –la música orquestal- es una carrera tan dura como ser médico, o quizás más, dice, porque en ella se empieza desde que se es un niño.

A los 18 años entró en la Orquesta Simón Bolívar, y no fue hasta los 19 -tras una serie de audiciones y filtros- que fue admitido en la universidad.

“He cambiado mucho a lo largo de la carrera musical. Comencé como ejecutante de viola, luego me gradué de licenciado en ejecución instrumental de viola, una carrera pesada, de casi siete años de estudios”, explica.

El Instituto Universitario de Estudios Musicales, actual Universidad de las Artes, fue su hogar mientras estudiaba la carrera que trajo consigo crecimiento personal. Esa carrera es una de las más duras. Pero superó el reto y en el 2014 se graduó.

Su conocimiento no solo se limitó a ejecutar, pues él también es compositor, algo que le permitió adaptar los sonidos de clásicos y temas tradicionales a su antojo.

En la graduación –uno de los momentos más importantes en su vida- le acompañó la Orquesta Simón Bolívar y le observaron más de 100 personas. “Luego decidí explorar nuevos caminos: la dirección orquestal”.

Orquesta de violas: su ingenioso invento

Con el instrumento que creció intentó emular lo que varios instrumentos hacen, pero en uno solo: la Orquesta de Violas Ricardo Narváez, que se estrenó en 2018. En ella los sonidos son los mismos que se escucharían en cualquier concierto sinfónico -solo hace falta cerrar los ojos y echar a andar los sentidos-.

“Fue un invento, no existe otra en el mundo. Existen ensambles, orquestas, pero yo quería crear con un solo instrumento y su característico timbre, una sonoridad sinfónica y demostrar que la viola tiene un recurso amplio que puede abarcar desde los tonos graves hasta los agudos”, detalla.

Las adaptaciones musicales que realiza en su orquesta no existen en internet, ni en ninguna tienda. “No puedes llegar y decir, deme una partitura para tocar un tributo sinfónico a Metálica, y puedes comprarla. Hay que hacerla desde cero, y ese es mi trabajo, aparte de ser director musical”.

Este ingenio no es solo un logro profesional, también forma parte de un logro personal, pues al tener el nombre de su padre, la Orquesta Ricardo Narváez, busca “honrar la memoria de este violista que tuvo una importante influencia en el mundo orquestal venezolano”.

En sus inicios, esta orquesta coqueteó con música barroca, de los años 1700. Sintieron también el romanticismo clásico, con Mozart y Tchaikovsky. La irreverencia a lo clásico les permitió ir más allá. “Hemos pasado por todos los repertorios, ¿por qué seguir haciendo música académica eurocentrista? ¿Por qué no hacer música moderna, popular y con un estilo sinfónico?”, se cuestionó Roisber Narváez.

Salieron de “lo común”, así ellos encontraron el éxito. Y ese éxito está plasmado en cada presentación que realizan. Sus repertorios ofrecen un recorrido sonoro único y en ellos se pueden ver no solo música antigua, sino ritmos caribeños y contemporáneos.

Un ejemplo de ello fue la presentación de un repertorio sinfónico de la banda Soda Estéreo en el Centro Cultural BOD (en Caracas) el pasado 01 de marzo. La guitarra, la batería, no les hacen falta, la viola es su instrumento y con él hacen magia: Coldplay, Ed Sheeran, y hasta Héctor Lavoe, Rubén Blades, suenan en el instrumento que tiene más de dos siglos sonando en el mundo.

“Es un proyecto muy nuevo. Todos son jóvenes, de entre 17 y 25 años, pero son virtuosos. Todos ellos han pasado por unas rigurosas pruebas para poder entrar en este proyecto tan novedoso”, relata Narváez.

Amor a la música

Dirigiendo recuerda esos momentos en los que cuando niño movía sus manos para coordinar la música. Expresa que con la dirección orquestal adquirió más soltura y pasión por lo que hace. La música es un escape para él y también invita a que sea un escape para los demás.

“Yo era muy mecánico, cuando tocaba cualquier concierto de solista, que requería grandes destrezas técnicas. Veías mis expresiones faciales y no sentía mucho la música, todo era mecánico. Sonaba bonito pero no me gustaba que me vieran. Ahora estoy un poco más suelto y la música se ha vuelto parte de mi”.

El amor con el que hoy plasma su música trata de regalarle al país sonidos distintos a los dramáticos clásicos –que para él, en su momento político y social tuvieron sentido- y así regala la perfecta oportunidad para escuchar un espectáculo auditivo y visual que va más allá del tocar un instrumento sobre un escenario.

El Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela fue testigo de esto, cuando bajo la batuta de Roisber Narváez, la Orquesta de Violas Ricardo Narváez, tocó Metálica Sinfónico en 2018. “Ese fue un momento glorioso, a partir de allí nos dimos a conocer”.

Crear en medio de un inquietante ruido

Mira su futuro y está preparado, pero no del todo; para él “siempre es un momento difícil”, pues no vive en una “Venezuela fácil”. A diferencia de Europa, Venezuela no ofrece las condiciones de comodidad con las que fácilmente un músico en cualquier país de ese territorio se pudiera dedicar exclusivamente a un instrumento.

“Escribir música bajo un estrés total no es fácil. Toda esta música básicamente la sacamos escuchando. Si estás, en un constante estrés se hace más difícil el trabajo. Aquí hay que preocuparse por todo”, comenta.

Sin embargo, con su proactividad planea mantener activa a su orquesta en los escenarios más importantes del país. “Estoy en contacto con las grandes salas, principalmente para que las personas sepan lo que es una orquesta de violas y las sepan diferenciar de otras agrupaciones”.

Una audición en video podría cambiar el rumbo de Roisber Narváez y su orquesta. “La idea es que nos aprueben para hacer una gira bastante global” –dice sin revelar mayores detalles-.

Este músico no dice no tener vida personal, pues la música se ha robado –con gusto- casi todos los espacios de su vida, “no es fácil” dice él. “Yo no busco la fama. Me interesa sacar adelante mi orquesta. Ese es el nombre que quiero enaltecer”.

Hoy él ve desde otro espacio la música, ya no solo como ejecutante, sino como director, y se diferencia de otros, pues expresa la energía necesaria que funciona como “gasolina” para hacer un espectáculo inolvidable. La pasión es sumamente importante para él, y es algo que se nota apenas da la entrada en cualquiera de sus conciertos.

“Dicen que el director no suena, que tiene una batuta, cuando era músico lo decía, pero no es así. Si quieres más volumen en un músico, solo tienes que mirarlo fijamente y le das la entrada con los brazos. Así este te responde y suena. Eso es lo maravilloso de ser director, es como tocar un gran instrumento, pero con la batuta”.

 

 

Homenaje a Teresa Carreño

En el marco del Día Internacional de la Mujer, la Escuela Mozarteum Caracas y la Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho se unen para brindarle homenaje a una de las mujeres más recordadas del país.

Lugar: Plaza Central de Tolón Fashion Mall.

Fecha: 13 de marzo.

Hora: 04:30 pm.

Entrada: libre.

 

Nino Bravo, el musical

Luego de sus exitosas temporadas de estreno: Nino Bravo, el musical llega al Centro Cultural BOD para dos únicas funciones donde el público disfrutará del brillante trabajo del talentoso Henrys Silva, quien encarna al inolvidable cantante quien, en los años 70, fue el intérprete más cotizado en España y consagrado en toda Latinoamérica. La obra, escrita por Cora Farías, transcurre en el salón principal de su casa, en Valencia, España, recorriendo aspectos trascendentales en la vida profesional y personal de la estrella en cuya voz se popularizaron los temas de los grandes compositores de habla hispana. Nino cuenta en sus canciones sus verdaderos sentimientos. Para él y los suyos la música relata el día a día con intensidad, sin saber el final fatal que el destino le tenía preparado.

Lugar: Centro Cultural BOD.

Fecha: del 07 y 08 de marzo.

Hora: 04:00 pm.

Entrada: BsS. 409.090,91.

 

El Vestidor

Una obra aleccionadora que nos habla del compromiso del arte con la sociedad visto desde el teatro y el proceso creador de un espectáculo. Un profundo bello y modificador acto de verdad. Pieza sumamente emotiva con personajes entrañables y que muestra un detrás de escena con verdad. La acción transcurre dentro del camerino del actor Héctor Manrique, antes durante y después de la representación del Rey Lear.

Lugar: Trasnocho Cultural.

Fecha: del 06 de marzo al 26 de abril.

Hora: viernes 06:00 pm, sábados y domingos a las 04:00 pm.

Entrada: BsS. 300.000,00.

 

Animal político

Animal político fue definido por su autor como «La historia de dos hombres en el Central Park de Nueva York en medio del más crudo invierno, Isaías Medina Angarita (expresidente de Venezuela recientemente derrocado, 1948) y laureano Vallenilla Lanz. Una despedida y una conversación, que quizás, cambiará la vida de uno de ellos, y dividirá en dos la la historia moderna de un país. El escritos de la obra es Jesús Farías oriundo del estado Anzoátegui  autor de piezas como Que Brille para nosotros la Luz Perpetua y Furia de Dios. ganador del premio Apcuana, el premio dramaturgia Trasnocho, El premio de teatro de calle Marita King entre muchos otros. La obra está protagonizada por Juan Carlos Ogando como Medina Angarita  y Germán Anzola como Laureano Vallenilla. bajo la dirección de Rafael Barazarte. Vestuario Eva Ivangi, asistencia de dirección Fabiola Orta. Producción Queiroz Publicidad.

Lugar: Centro Cultural BOD.

Fecha: del 07 de marzo al 05 de abril.

Hora: sábados y domingos a las 05:00 pm.

Entrada: BsS.  272.727,28.

 

Gregory canal de fe

Gregory, canal de fé. Espectáculo unipersonal interpretado por el actor Sócrates Serrano y dirigido por Miguel Issa. El personaje de un actor que viaja en el tiempo de la cotidianidad de su vida, encontrándose con una situación de salud extrema, que lo lleva a reflexionar sobre la vida y su importancia. Encontrando en camino de la Fe como vía de sanación a través de un icono de la religiosidad venezolana como el Dr. José Gregorio Hernández.

Lugar: Trasnocho Cultural.

Fecha: del 22 de febrero al 08 de marzo.

Hora: viernes 08:00 pm, sábados y domingos a las 06:00 pm.

Entrada: BsS. 232.000,00.

 

El viaje fantástico de Humboldt

Enmarcado en la celebración de los 220 años de la llegada de Humboldt a Venezuela,con un excelente elenco y los estudiantes del 4to nivel de la Escuela de Arte Integral de TEATRO ABIERTO hemos creado para ustedes este hermoso espectáculo, con visos de Comedia del Arte, referencias históricas reales, así como nociones básicas de geografía,astronomía y  botánica. Nuestra historia se inicia en la mansión del capitán Vicente Emparan, donde llegan por primera vez Humboldt y Bonpland a preparar el viaje que meses luego  realizarían   por   las   costas caribeñaas de Venezuela,y dar así inicio a sus aventuras en tierras equinocciales. El  encuentro entre Humboldt y la «alucinante» naturaleza tropical, entre ellas la  mágica Ardentía (Plactum luminoso) será  el pretexto para vivir una infinidad de aventuras. Y hacer llegar la preocupación vital de éste científico del S. XIX. quien de  manera premonitoria vislumbraba una relación entre el progreso y la naturaleza de forma armónica; lo que hoy llamamos «Desarrollo sustentable».

Lugar: Trasnocho Cultural.

Fecha: del 01 de febrero al 08 de marzo.

Hora: sábados y domingos a las 11:30 pm.

Entrada: BsS. 180.000,00.

 

Sangre en el diván

El unipersonal  Sangre en el Diván cuenta episodios de la vida del psiquiatra falconiano Edmundo Chirinos (1935-2013), quien en su momento fue hallado culpable de haber sedado, abusado y asesinado a la joven Roxana Vargas. El montaje es protagonizado y dirigido por Héctor Manrique, bajo la producción de Carolina Rincón.El unipersonal  Sangre en el Diván cuenta episodios de la vida del psiquiatra falconiano Edmundo Chirinos (1935-2013), quien en su momento fue hallado culpable de haber sedado, abusado y asesinado a la joven Roxana Vargas. El montaje es protagonizado y dirigido por Héctor Manrique, bajo la producción de Carolina Rincón.

Lugar: Centro Cultural BOD.

Fecha: 11 de marzo.

Hora: 07:00 pm.

Entrada: BsS. 409.090,91.

 

Noches de Guataca: Eudomar Chacón

Un homenaje a Latinoamérica y su música llega a Noches de Guataca con Eudomar. Un viaje sonoro que se paseará por Venezuela, Colombia, Brasil, Argentina, Perú, República Dominicana y Cuba. Sonará el danzón, el bolero, la danza zuliana, el merengue (venezolano y dominicano), la chacarera, la tonada y la cumbia.

Lugar: Trasnocho Cultural.

Fecha: 15 de marzo.

Hora: 11:30 pm.

Entrada: BsS. 200.000,00.

 

Mal de amores

Todos hemos experimentado los sinsabores de una ruptura sentimental y debemos atravesar por las diferentes etapas del duelo, etapas que la psiquiatra y psicoterapeura Isabel Fonseca, ayudará a transitar en esta obra apoyada en la actuación, la música y el humor. «Mal de Amores» es una pieza de teatro musical que habla del amor y el desamor, del duelo amoroso tras la pérdida de la persona amada en el cual, a través de la música y de un tratamiento humorístico, se paseará a los espectadores por todo el proceso emocional que se transitan tras una separación: la mediación, la negociación, la rabia, la tristeza y la aceptación. Una vivencia que todos podemos contar y que casi todos podemos superar porque: «No hay EX que dure cien años, ni cuerpo que lo resista».

Lugar: Centro Cultural BOD.

Fecha: 16 de febrero al 22 de marzo.

Hora: 11:30 am.

Entrada: BsS. 448.000,00.

 

Pareja en regla

En la noche de su cumpleaños, una abnegada y hermosa mujer es embarcada por su patán y desconsiderado esposo. Al este llegar tarde y ebrio a casa, se produce una gran discusión en donde ella manifiesta un deseo muy particular. Casi una sentencia. Al día siguiente él amanece con síntomas ajenos a su naturaleza, generando una serie de divertidas e inimaginables situaciones con un desenlace totalmente inesperado. Pareja en Regla es una comedia escrita y dirigida por Sebastián Falco con la producción general de Jorgita Rodríguez que cuenta con las actuaciones del popular Guillermo Canache y Ana Freitas en  el papel de la esposa.

Lugar: Centro Cultural BOD.

Fecha: del 06 al 29 de marzo.

Hora: viernes a las 07:00 pm, sábados y domingos a las 05:00 pm.

Entrada: BsS. 290.000,00.

 

Las quiero a las dos

Los actores Adrián Hidalgo, Alexandra Braun y Darli Fruggiero actúan en una comedia que deja al descubierto la doble vida de un hombre con su amante y su esposa.

Lugar: Hotel Eurobuilding.

Fecha: del 14 de febrero al 25 de abril.

Hora: 07:00 pm.

Entrada: Bs. 200.000,00.

Las quiero a las dos

 

 

Ciudad Completa: reconocimiento y celebración

La muestra recoge el trabajo, las experiencias y aprendizajes del programa Integración en Proceso Caracas, que venimos realizando en el barrio La Palomera desde noviembre 2018 y cuyo objetivo ha sido invitar a todos los ciudadanos a conocer La Palomera a través de su cultura, sus sancochos, sus espacios y su gente. La invitación es también a cuestionar el estigma negativo que se conserva con respecto al barrio y abrirnos a descubrir parte de nuestra ciudad.

Lugar: Hacienda La Trinidad.

Fecha: a partir del 15 de febrero.

Hora: de 09:30 am a 06:00pm.

Entrada: libre.

Hana Kobayashi

 

Ciudad completa: reconocimiento y celebración en La Palomera

Muestra los aprendizajes, descubrimientos y reflexiones del programa “Integración en proceso Caracas” enfocado en generar procesos de reconocimiento del barrio como parte de la ciudad a partir del arte, la pedagogía y la ciudad misma. La diversidad de Caracas incluye a los barrios, donde vive la mitad de los habitantes caraqueños, con lo cual creemos que es importante que todos adoptemos una percepción más amplia de la ciudad: lo que llamamos La Ciudad Completa.

Lugar: Hacienda La Trinidad.

Fecha: del 16 de febrero al 31 de marzo.

Hora: de 09:30 am a 06:00pm.

Entrada: libre.

 

Antológica 2000-2020

Un pasaje variado y multicolor por las distintas investigaciones en las que ha basado su obra, nos presenta el artista Reimond Romero en su Antológica 2000-2020, que se inaugura en La Caja del Centro Cultural Chacao.⁣ Las piezas e instalaciones componen una muestra que da cuenta de su andar en el mundo del arte plástico, en el que ha jugado con el color y las texturas. Muñecas, compactos, pictogramas, pintografías, puntos cromáticos y seriales dan vida a una retrospectiva que denota movimiento y creatividad multifuncional.⁣

Lugar: Centro Cultural BOD.

Fecha: a partir del 08 de marzo.

Hora: a partir de las 11:30 am.

Entrada: libre.