<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Beto Gutiérrez, la crisis no lo apaga

Beto Gutiérrez, fotógrafo y artista visual. Segundo finalista en la última edición de Salón Banesco Jóvenes con FIA. Su norte es la luz, el réflex su medio para encontrarla. En el arte conceptual comulgan sus ideas y preguntas

Beto Gutiérrez, la crisis no lo apaga

cita1

Beto Gutiérrez encontró la inspiración en un post que circulaba en las redes sociales, la musa a un click. “Rodó por allí el cartel de una quincalla en el que se anunciaba la venta detallada de una ‘huntadita’ de desodorante por 20 bolívares”, cuenta sobre la imagen viral que le prendió el bombillo, y la cámara réflex. La escasez de ortografía y de productos básicos, amén de la prodigalidad de olores, le dieron a Gutiérrez un motivo: hacer su mejor versión de los hechos en Venezuela.

Lo de Beto son las imágenes, también la luz. Por eso las puso en práctica para plasmar su obra “La Huntada”, con la que fue seleccionado segundo finalista en la última edición de Salón Banesco Jóvenes con FIA. Una secuencia de videos para jugar, como hace siempre, con las alusiones porque no le teme a la voluntad del arte, mucho menos a sus sarcasmos. “La higiene es un asunto sensible dentro de la idiosincrasia del venezolano. Es evidente que los rituales de aseo se han visto seriamente afectados por la profundización de la crisis” dice el autor.

foto5

En tiempos de escasez, cuando no hay dinero para comprar perfume francés que pueda hacer milagros, los olores no podrán cambiar, pero sí las consciencias. De allí surgió la secuencia del artista: tres videos en pantallas distintas, una al lado de la otra. En cada una hay un individuo. Los tres se untan del mismo desodorante. Cada uno tiene la camisa de un color distinto. El primero amarillo, el segundo azul y el tercero rojo. Juntos son la Venezuela actual, jugando a la igualdad y compartirlo todo, hasta el sudor. “El desodorante es un mecanismo de coacción biológico. Reprime algo bastante natural y que nos es común a todos: transpirar, oler. Se me ocurrió que la situación actual del país podría representarse a través de un desodorante compartido”.

El proyecto comenzó como una secuencia fotográfica, pues es el fuerte del artista. Sin embargo luego se dio cuenta que la acción quedaba interrumpida y no llegaba el mensaje. Fue allí cuando se decidió ir por un audiovisual. Sin embargo, Gutiérrez lleva tiempo incursionando en el mundo del arte, desde el año 2000 se le ve por las galerías. No todo se trata de escasez, a veces las carencias son otras. Su réflex ha ido buscando por el mundo personajes y lugares que expresen su constante búsqueda de libertad.

Para Beto, la ausencia de muchas cosas ha dado paso a nuevos comportamientos que se vuelven cotidianos, es así como hacer colas puede llegar incrustarse en la misma cotidianidad de echarse antitranspirante. Su obra es la muestra de que los tiempos de crisis también son una inspiración para el arte, sobre todo cuando se tiene mucho que decir. Además, Gutiérrez confiesa que, a pesar de tener más de una década desarrollando obras, su búsqueda recién comienza. No tiene certezas, pero sí muchas preguntas ¿Acaso sus obras le responden? Sueña con ver sus creaciones más allá de las galerías, “que tomen voz propia y salgan a la ciudad a hablarle a todo tipo de gente” dice en voz alta. Un cuadernito, no más, lo acompañan por si alguna idea le da por escaparse.

El camino de la luz

Han pasado 18 años desde la primera vez que agarró una cámara para dedicarse a la producción de imágenes. “Desde entonces son mis búsquedas más íntimas, obsesivas; pero también lo que no he querido o no me ha interesado ver dice mucho sobre mí” explica Beto. “La fotografía ha sido para mí una herramienta imprescindible para el descubrimiento de muchas cosas vitales, profundas. Lo que busco ahora es compartir este aprendizaje que he tenido y que espero seguir teniendo” agrega con entusiasmo. En sus piezas busca retratar metáforas que faciliten la especulación y muchas otras formas de lectura. En el trajín de esas “simbologías” los críticos tildaron sus piezas como arte conceptual, “La Huntada”, por ejemplo la más reciente.

Foto2

Desde 2000 ha publicado y expuesto su obra alrededor del mundo. Sus exposiciones en Venezuela van desde El VIII Encuentro de Fotografía, FotoFía 2013, Miradas a Europa en el Centro Cultural Chacao, hasta la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Mérida, y la II Bienal de Fotografía Daniela Chappard en el Museo de Bellas Artes, entre muchas otras. Allende las fronteras: Otras contemporaneidades. Convivencias problemáticas. Bienal de São Paulo-Valencia, en España; El Futuro es Ahora. Fotografía Venezolana Contemporánea en la Fototeca de Veracruz, Méxoco; Laberinto de Miradas, Colectivos Fotográficos Iberoamericanos en la Galería Olido en Sao Paulo, Brasil.

Foto1

foto4

Entre sus creaciones más recientes está “Fotofobia”, un conjunto de imágenes con una luz muy específica en las que retrata a personajes albinos. “En esta sesión presento una metáfora en la que la sensibilidad exacerbada a la luz, propia de la condición genética de los retratados, sirve como espejo de mi propia sensibilidad al medio fotográfico y a la saturación de imágenes en las que nos encontramos como espectadores de un mundo cargado de información visual, mayoritariamente anodina”. Pero él no se dejó llevar en esta ocasión por lo de “los ojos son la ventana del alma”, acierta que la luz es la verdadera puerta al espíritu. El fotógrafo le cerró los ojos a los personajes, los iluminó haciendo juego con su piel y rasgos. “Comprendí que los alcances de sus imágenes son también espirituales. La poética de la disciplina fotográfica tiene un carácter místico. Así como la luz es perjudicial para la piel luminosa de las personas albinas, en este caso venezolanas, y las disfunciones visuales son comunes en la mirada clara de ellas, la esencia del espíritu es la Luz y ésta es enceguecedora siempre”. Hoy Beto Gutiérrez se siente más libre que nunca de experimentar, también consciente de sus responsabilidades. Comprende que su forma de hacer resonancia internamente es a través del revelado de sus fotos.

Foto3

 

fotofobia

fotofobia2