<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Ciudad

El hambre acosa a los camiones de basura

Hurgar desechos para conseguir comida se ha hecho frecuente para algunos, pero la crisis escala. Cuando el estómago cruje y la acera no es suficiente, los camiones de basura se convierten en botín. Adultos, adolescentes y hasta niños se trepan sin temor a la tolva del recolector y buscan y rebuscan hasta que encuentran algo que masticar. Algunos, los más osados, hasta amenazan a los trabajadores del aseo urbano

Cementerio del Este: sepulturas al ritmo de salsa erótica

Por la gran cantidad de usuarios, los prejuicios y malas conductas resucitan. Como los muertos vivientes, deambulan la grosería y el irrespeto. Música alta, robos e incluso tiros se han escuchado en el cementerio de mejor estado en Caracas. Ante los ojos de Dios y de la empresa todos los visitantes son aceptados, siempre y cuando cumplan las normas y los 10 mandamientos

Museo de Arte Contemporáneo: el "cadáver" que recuerda a Sofía

Al borde del Parque Central de Caracas aún se erige el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas. Impronta imborrable de Sofía Imber, víctima de la política impuesta desde despachos ministeriales, sobreviviente de tiempos mejores, mantiene sus puertas abiertas y sus salas dispuestas. El desinterés oficial, las limitaciones monetarias y el agravio desde el poder lo han convertido, en palabras de su propia fundadora, en un "cadáver" por no tener gente recorriéndolo

Avenida Bolívar, donde el chavismo y la indigencia compiten

La avenida Bolívar se atiborra con las típicas inseguridades adolescentes. Políticos de uno y otro bando compiten para ver quién reúne, per cápita, más metros de su kilometraje. En 2014 el municipio Libertador se cerró a la oposición así que en estos tiempos el chavismo solo rivaliza ahí contra sí mismo y contra la delincuencia que tomó sus aceras

El derrumbe del Parque del Este

El Parque del Este —¿quién lo llama Miranda?— solo es una opción por los precios accesibles de sus atracciones. El mantenimiento que reciben el Planetario y la Concha Acústica está en entredicho. Además los empleados del jardín se quejan por los bajos sueldos y los pocos equipos disponibles para hacer su trabajo

Seguir el ejemplo que Caracas dio

Un llamado a ejercer los derechos políticos y levantar la voz en el espacio natural de la ciudadanía: la calle Este primero de septiembre Caracas será tomada por los ciudadanos que exigimos se anuncie la fecha definitiva del referéndum revocatorio. Esto es un derecho constitucional que nos pertenece a todos los venezolanos que vemos en esa opción el camino hacia una salida de la opresión, la tiranía y la miseria con la cual los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro han pisado con vileza nuestras vidas. Nadie escoge el momento histórico en el cual le toca nacer pero sí elige el modo en el que le toca vivir. Es una crueldad que una dictadura le cierre todas las puertas a 30 millones de personas menos la de la salida en el aeropuerto. Diga lo que diga el Noticiero de la Patria, el único mérito palpable de la Revolución Bolivariana en diecisiete años fue desfalcar al país con las mayores reservas de petróleo en el mundo. Eso no es poca cosa. Premiar al hampa, condecorar la corrupción y glorificar la censura es amurallarse entre las ruinas de un país. Por demasiado tiempo se les han dado cargos a venezolanos claramente incompetentes para ello. Nicolás Maduro no es ejemplo de conducción sino de choque. Cuando se cerca a la morgue para esconder los muertos, se usan las cárceles para ocultar políticos y se utiliza a los militares para revisar bolsas de supermercado, es hora de intentar con otro hombre o mujer que sepa realmente de política, de país y de humanidad. La marcha del primero de septiembre es un encuentro nacional de millones de venezolanos que soñamos con el cese de la tiranía en el poder. Queremos de manera pacífica solicitar que se nos respete el derecho de reencausar a Venezuela hacia el camino de las posibilidades y el territorio de la producción con nuevos líderes que comulguen con esa visión de país. Venezuela no soporta un año más de hambre. Un hambre por alimentos, medicinas, y oportunidades que la Revolución Bolivariana, claramente, no tiene intenciones de satisfacer. No sorprenden las acciones previas del Gobierno Nacional para contrarrestar los efectos de esta marcha. Con la detención de líderes de la oposición, el ataque a medios impresos, la prohibición de vuelos y la revisión exhaustiva de ciudadanos en alcabalas por todo el país, se atrincheran para una guerra que solo existe en sus cabezas. La agenda del venezolano es mucho más sencilla: queremos entrar por fin al Siglo XXI. Eso es imposible con la imposición dictatorial de una ideología comunista que está dispuesta a esperar por la muerte o el éxodo de varias generaciones de venezolanos hasta ver cumplido su objetivo. Por eso la necesidad del cambio. La importancia de participar en la marcha del primero de septiembre es confirmarle una vez más a Nicolás Maduro y a sus porristas en el Consejo Nacional Electoral que cada vez que el despotismo levante su voz, habrá que seguir el ejemplo que Caracas dio. Sin importar los burdos intentos del gobierno de minimizar la grandeza de la marcha y la nobleza de la gente que desde hace días ha emprendido el viaje hacia Caracas a pie, a caballo o en autobús, los venezolanos queremos referéndum revocatorio en este 2016. ¡Y lo vamos a conseguir! A fin de cuentas, el venezolano ya no tiene nada que perder.

Por las colas no hay aceras para caminar

Ser un peatón en Caracas no es cosa sencilla. A las alcantarillas sin tapa, desniveles y botes de agua, ahora se suman las colas como un nuevo obstáculo a sortear. Las veredas dejaron de ser para caminar y ahora hay que lanzarse a la calzada para poder llegar

Después de la calima viene la tormenta

La calima que ahogó a varias ciudades del país reaparece tímida tras la vaguada de mediados de abril que la lavó parcialmente. Los incendios que la hicieron más densa además acabaron con la capa vegetal que absorbía el agua. El comienzo de la temporada de lluvia, y la amenaza del fenómeno La Niña, pone a varias ciudades en riesgo de inundaciones y deslizamientos

Con los palmeros la fe hace cruces en Chacao

Desde El Pedregal, una cofradía de hombres sube cada año, el día Viernes de Concilio, al cerro el Ávila para buscar las palmas benditas de Domingo de Ramos. Ellos son patrimonio nacional, testigos vivientes de la fe y mística que curarán al país

Hotel Humboldt, Tomás Sanabria y el gasto con botas

El hotel Humboldt, maravilla arquitectónica que concretaría la entelequia de la modernidad en Venezuela, cumple 60 años. Y el arquitecto Tomás Sanabria, su hacedor, 92 si estuviera vivo. Una historia de belleza e ideas vanguardistas se amarillea en esta edificación golpeada por la corrupción. Desvalijado, arruinado y hasta abandonado, sigue esperando su reinauguración prometida por Maduro en 2014

Parque Simón Bolívar, paisaje que no existe

Si en algo han coincidido alguna vez gobierno y oposición es que la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda debe ser un parque; pero no uno cualquiera, sino un área verde que le compense a Caracas algo de lo que se llevaron las grandes construcciones de concreto. El reloj sigue corriendo y La Carlota y lo que habrá en ella más que en una promesa se ha convertido en un misterio. Este año es el límite marcado por el extinto Ministerio para la Transformación de la Gran Caracas, según el cual el Parque Bolívar sería entregado

Parque Central: falsa modernidad

El proyecto urbanístico de vanguardia, que se construyó a comienzos de la década del setenta, ubicaría a Caracas en la dimensión contemporánea que reclamaba la época. Parque Central era todo lo que prometía el futuro. Pero el país no estuvo preparado para un conjunto de tal magnitud y los años, el descuido y el fuego han dejado su huella en el espacio urbano que se diseñó para disfrutar del "derecho a ser gente"

Una fotografía del chavista común

¿Qué es un chavista? O ¿Qué es ser chavista luego de la muerte del hijo de Barinas? Es una mezcla de fidelidad, resistencia, pero también de fanatismo y fe ciega. Es que el chavista común está signado por dos huellas: la del héroe y la del resentimiento

Vigilantes privados: del miedo al sálvese quien pueda

Los guachimanes residenciales se convierten en mirones de palo cuando los colmillos del lobo se muestran. El miedo los confina a cuatro paredes y un teléfono. Su labor protectora se desdibuja a medida que las cifras del hampa se disparan a la velocidad de sus balas. De brazos cruzados cuidan, eso dicen, hasta que una pistola nuble su visión

Ciclovías en Venezuela: pedaleando sobre la nada

Los avances en el municipio Libertador de Caracas lucen insuficientes ante la demanda de espacios para las dos ruedas con tracción a sangre en la capital y otras regiones del país. Planes y promesas se acumulan, al mismo ritmo que los muertos por arrollamientos

¿Qué nos recomiendas para vacaciones?

Estamos en época de vacaciones y queremos invitar a todos nuestros seguidores a que compartan con Climax su movida cultural. En esta oportunidad tenemos recomendaciones de parte de todo nuestro equipo. Ustedes, ¿qué nos recomiendan?

Caracas: la que podía ser moderna… pero no

La avenida Bolívar, luego de la demolición de 14 manzanas coloniales, se convirtió en un sueño de progreso. Sin embargo, todos los planes para ser de ella modelo de modernidad, belleza y civismo naufragaron en la desidia política. Los planos y diseños se engavetaron. Un problema mayor la sorprendió: Misión Vivienda y con ella la sobrepoblación sin infraestructura