Sociedad

Las penurias que se viven en un ancianato del gobierno del Distrito Capital

La obra del pintor Luis Ordaz plasmó la esencia de Caracas. La cara de su ciudad ya no es la misma y hacer la comparación entre pintura y realidad deja de tener sentido al entrar a la casa hogar de ancianos que lleva su nombre en San Martín. Adentro han muerto 14 residentes en los últimos cuatro meses. De los 79 que buscaron refugio bajo su techo solo quedan 65, sin agua ni para bañarse ni comida suficiente para alimentarse

Invasores, brazo ejecutor de la Misión Vivienda

Terrenos por doquier en la capital se ven ocupados por familias que buscan un techo. No hay espacios baldíos cuando las autoridades acogen a los invasores como reivindicadores, o miran para otro lado en el mejor de los casos. Caracas se ranchifica también en sus zonas planas como evidencia del fracaso de la Misión Vivienda

Viajar para trabajar en dólares y volver para gastarlos

La necesidad de ahorrar en dólares ya no se remite únicamente a su compra en el mercado negro. Hay venezolanos que aprovechan las vacaciones para salir de las fronteras y trabajar a cambio de billetes verdes que puedan aumentar su capital en papel moneda venezolano cuando vuelven al país

Dar de comer al que lo necesita

Restaurantes, cocineros de renombre —Edgar Leal y Francisco Abenante— y otros civiles se unen cada día para combatir el hambre impuesta por el gobierno de Maduro. En sus sartenes y ollas cuecen ricos pucheros que luego distribuyen. Entre los beneficiados: pacientes del hospital J. M. de los Ríos. Sus iniciativas son los buenos ejemplos que se deben replicar