<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Sucesos

Un concierto para Armando Cañizales

Armando Cañizales no puede ser una víctima más de la represión gubernamental. Porque todos los caídos duelen desde adentro. Familiares y compinches lo recuerdan inteligente y solidario. Fue miembro del Sistema Nacional de Orquestas. Talento truncado por una bala inoportuna en su cuello. Este viernes cinco de mayo, Beethoven lo despide y el país lo lamenta

Discapacitado por balas, pero jamás vencido

Según estimaciones de Fundaprocura, por cada persona asesinada a tiros, tres resultan lesionadas y a una se le diagnostica algún problema motor. De ceñirnos a estas cuentas, en 2016, más de 30 mil personas aprendieron otra vez a manejarse en un país que no cuenta con el mobiliario urbano adecuado para los discapacitados

Velorios de malandros: no hay descanso en paz

Para muchos estos velatorios son un espectáculo ramplón, vulgar. El dolor ante una pérdida se puede expresar de muchas maneras. Sin embargo, nadie duda de la peligrosidad que los envuelve. No hay párrocos ni salmos, sino ron y cantos. Y rogar a Dios o la corte malandra que un muerto no llame a otros muertos]]>

Aló, esto es una extorsión

Videos, llamadas, mensajes de texto y hasta visitas a la puerta de tu edificio. Para los delincuentes, el terror es también una mercancía que se negocia en dólares. Cada vez son más los casos que registra el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro. Hay bandas especializadas en este delito que, con incuria e irresponsabilidad, el gobierno lo sacó de la lista de desafueros que mide los índices de criminalidad

Guía práctica del malandro para cuidarse de la delincuencia

Los altos índices de inseguridad acosan diariamente al venezolano. Caracas es mucho más que un dolor de cabeza. Los expertos en materia de seguridad no paran de alertar. Pero sus recomendaciones no funcionan. Por tanto, Clímax le dio la vuelta. ¿Quién sabe de crimen? El que lo hace. Por eso tomamos los consejos de los delincuentes mientras cometen sus fechorías. Con ellos intentamos exhortar a la próxima víctima

Cuando los liceos gradúan hampones, ladrones y asesinos

Las aulas de clase, patios y derredores son campos de violencia. Hay asesinatos, riñas, heridas con puñales. El pavor impide a la mayoría de los maestros denunciar a los jóvenes agresores. Expertos advierten del ascenso acelerado del crimen como mecanismo de orden dentro de la educación venezolana

En los senderos criminales de El Ávila

Las áreas verdes de una ciudad están destinadas al esparcimiento y recreación de los ciudadanos. Pero su uso se ha desvirtuado desde hace ya tiempo. El 12 de diciembre de 1958 el Ávila fue declarado Parque Nacional. 59 años después, muchos han sido víctimas de la inseguridad en sus parajes bucólicos. Historias de robos, amenazas y hasta violaciones se pierden en las hojarascas y helechos de llantos. Ni en la madre naturaleza se está a salvo

El Junquito le vendió el alma al hampa

Los moradores de Loma Andina en El Junquito, hartos de tanto ultraje delincuencial, columbraron una idea: pagar 2000 mil bolívares a malhechores por su seguridad. Con el tiempo, lo que consideraron paliativo o cura contra la hemorragia sanguínea, salió paticojo: los delitos persisten y muchos se quejan por el dinero que no tienen y deben entregar. Una medida desesperada que demuestra el deterioro social 

Vinieron por carros chinos y terminaron en la cárcel

Efectivos de la Guardia Nacional capturaron a seis zulianos, entre ellos dos wayúu y una mujer embarazada, en hotel de la Baralt. El allanamiento fue realizado sin orden. Desde el 16 de noviembre los detenidos permanecen en las celdas de los tribunales por una denuncia de estafa que, según abogados, no figura en el Cicpc

Los apodos de los malandros o nombres del crimen

Aunque en la pila bautismal o en los registros tengan otros nombres, se hacen llamar "El Caimán", "Boca de Bagre", "Gandola", "El Zancudo" o "El Oriente", entre otros muchos. La intención no es otra más que sembrar temor en los oídos de la policía y de la población. La delincuencia sabe incluso cómo hacerse conocida con estos alias que, en el mejor de los casos, resaltan una perversa cualidad

Fosa común en la PGV: el legado de Franklin Masacre

Durante siete meses, Franklin Masacre controló la Penitenciaría General de Venezuela. Allí operaba junto a su banda, “protegido” por los altos muros de la cárcel a la que podía entrar y salir sin restricción. Según Iris Varela, la fosa común encontrada dentro del penal, donde se contabilizan al menos 14 cadáveres, lo tenía como dueño. Su mandato terminó cuando el ministerio de prisiones ordenó el desalojo del lugar y hasta aceptó sus demandas de entrega, mientras la tuberculosis, la tortura y los asesinatos hacían correr a los encarcelados, o morir en el intento

Nueve masacres con sello militar venezolano

En la cuarta o en la quinta república, Venezuela sigue viviendo masacres a manos de fuerzas del Estado. Desde la masacre de Cantaura en 1982 hasta el asesinato de los jóvenes de Barlovento en 2016, el país sigue acumulando víctimas mientras la violencia se viste con uniforme oficial, porta arma de reglamento y disputa a un sistema judicial marcado por las lealtades políticas. Algunas imágenes de los videos aquí incluidos pueden ser fuertes

La Bonanza hiede a secuestros

La banda de “El Buitre” operaba en el vertedero ubicado en los Valles del Tuy, desde donde amasaba fortunas en dólares gracias a secuestros y extorsiones. Dos balaceras con la PNB diezmaron sus filas y la desactivó, por ahora

Diego Montenegro: el homicidio del sastre

Una joya del diseño venezolano se despide del mundo terrenal a manos del hampa. El sastre Diego Montenegro, colombiano de nacimiento y venezolano por decisión, falleció el pasado miércoles 24 de agosto, dejando un legado de buen vestir, cortes limpios y mucha imaginación en la moda masculina

El terror y la sangre de las OLP

Las OLP cumplen su primer año y mes. Allanamientos y ajusticiamientos a la brava por parte de Guardia Nacional (GN), Sebin, Policía Nacional Bolivariana (PNB) y encapuchados colados en camuflaje de extraña procedencia. Lejos de todo éxito, destrozan, levantan ronchas, recelo y violencia. Hasta la platinada fiscal, Ortega Díaz, objeta los procedimientos

La pandilla de la Av. Fuerzas Armadas que come basura

Un grupo de adolescentes, en la avenida Fuerzas Armadas, vive entre la miseria y la delincuencia. Es una pequeña pandilla que comete delitos menores: hurtos, destrozos, persecuciones. Los integrantes y también mendigos, que no pasan los 25 años, por sumirse en la indigencia, acometen contra la basura. La limpian sí, porque de ella comen