Colección Gucci Cruise 2017, de gótica política

Gucci hace revisionismo de dos ideas harto estudiadas y reeditadas: el punk y el gótico

Colección Gucci Cruise 2017, de gótica política

Los Claustros de la Abadía de Westminter, en Inglaterra, donde se coronó Elizabeth II, el mismo sitio donde tuvo lugar el funeral de Lady Diana y donde se casaron el Príncipe Harry y Kate Middleton, fue la locación ideal escogida por el diseñador Alessandro Michelle para presentar la nueva propuesta de Gucci. Cuando se le preguntó el porqué, señaló hacia el espléndido techo y dijo: “Para lograr sumergirlos a todos en esta atmósfera de esplendor gótico, mi gran fuente de inspiración”.

Gucci1

Las referencias punk, victorianas y radicalmente excéntricas de esencia británica son mis imágenes favoritas con las cuales podría seguir diseñando colecciones por el resto de mi vida.

Gucci2

La fabulosa colección presentó un total de 94 looks entre femeninos y masculinos —llenos de minuciosos detalles en cuanto al estilismo se refiere. Hubo salidas de debutantes que parecían sacadas de photo albumes familiares de bailes de los años 70’s; pseudo abuelitas de Kensigton en vestidos de sedas estampadas, inspirados en la era de la dama de hierro Margaret Thatcher; looks con claras referencias a las Spice Girls de los años 90’s, con botas gruesa y sweaters con la bandera británica Union Jack; faldas estilo “kilts” escoceses entre lo punk y lo elegante y todo muy depurado y estilizado a lo “Made in Italy”.

Gucci3

Hubo salidas que hicieron homenaje a los grandes del diseño inglés como Vivienne Westwood o Edward Meadham. También se lucieron vestidos y piezas estampadas con imágenes de la legendaria casa de manufactura de porcelana inglesa Wedgwood. Dio contundente mensaje: “Inglaterra es parte fundamental y esencial  de la cultura europea y justo este año los ingleses decidirán si se quedan formando parte o no de la Unión Europea”. A través de sus votos, este es un claro ejemplo del estrecho vínculo que existe entre la política y la moda.