<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Día Mundial de la Fotografía, la fiesta de los "ladrones de almas"

Un 19 de agosto de 1839, el francés Joseph Nicéphore Niépce hizo pública la primera fotografía que se había tomado. Curiosamente para el mundo contemporáneo el resultado fue obviado hasta que, en 1952, Kodak, bajo su slogan "Usted dispara y nosotros hacemos el resto", comercializó la olvidada imagen del inventor. Tres fotógrafos venezolanos se confiesan 177 años después del nacimiento de su oficio

Día Mundial de la Fotografía, la fiesta de los "ladrones de almas"

Cuenta una leyenda en la comunidad indígena Chiapa que, todo aquel que sea retratado con una cámara fotográfica, será despojado de su alma. Pese a que para muchos el adagio es un disparate, el colega venezolano de Niépce y Daguerre, Guillermo Suárez, coincide. Define su fotografía como “una especie de ladrona de almas”. Quizá los Chiapa y Guillermo tomen la literalidad del asunto de manera distinta, pero con seguridad quieren decirle algo al mundo: capturar el momento revela y atesora todo lo que no se vio del mismo.

La magia de la imagen, según el fotógrafo de moda Fran Beaufrand, reside en la universalidad de su lenguaje. «No se necesita entender un idioma específico para descifrarla», apunta. Suárez agrega que esta no tiene guión. «Te hace encontrar cosas que no te esperabas, que te sorprenden y que terminan siendo arte».

En este juego de luces, hay quienes prefieren esperar sigilosos detrás del lente y capturar la pura esencia del momento. Por otro lado, existen disparadores, como Roberto Mata, quienes prefieren tener el control de la escena para sacar lo mejor de la puesta.

Sin estar muy lejos de su nombre, la fotografía da luz, enciende el conocimiento de aquello que no ha sido alumbrado o visto por otro. Es por eso que Clímax aprehendió lo que significa, para un “ladrón de almas”, el momento de estar a punto de disparar, de descubrir cosas, situaciones, ciudades, todos los días. Obtener lo preciso y codiciado y no sentir envidia o rabia por la ausencia.

mata-web

Ráfaga con Roberto Mata

¿Qué cuenta o narra la fotografía que no hacen las palabras?
Mi gran verdad ahora es que no veo las imágenes por separado de las letras. Quizá la respuesta de esta pregunta en el 2013 hubiese sido otra, pero ahora en el 2014 algo cambió y sentí la necesidad del complemento. Hace poco me sucedió que estaba tan ocupado escribiendo sobre lo que veía que olvidé tomar la foto, tuve que devolverme.
¿En qué ha influenciado tu vida?
Para mi ha sido un escape. La fotografía me sirvió para ayudar a mis padres a pagar los últimos años en el colegio. En bachillerato logré independizarme y comprarme las cosas por mí mismo. He vivido por y para la imagen desde los 12 años.
¿Qué ve un fotógrafo?
Un fotógrafo es un voyerista y curioso. Observa a través del hueco, mirando con un nivel de detalle lo que el ciudadano común no percibe. Si lo que te interesa es crear imágenes tienes que estar atento a todo.
¿Qué prefieres: dirigir la escena o que la escena te dirija a ti?
Honestamente, cuando eres un retratista uno dirige, la barajita de la espontaneidad no la saco yo. Debe haber complicidad.

fran-web

Ráfaga con Fran Beaufrand

¿Cómo hace un fotógrafo para que la cámara sea invisible?
La actitud del fotógrafo es fundamental. Debe tratar la situación desde una postura de amabilidad y confianza, sólo así la cámara se hace invisible.
¿Qué influencia ha tenido la fotografía en tu vida?
Mi manera de hablar es a través de imágenes. Lo visual ha sido mi discurso y mi manera de vivir. Siempre me sedujo la imagen, pero la fotografía me sirvió para relacionar y desarrollar mi propio lenguaje y mi sensibilidad y luego involucrar asuntos de mi interés como la arquitectura y la moda.
¿Una imagen vale más que mil palabras?
La fotografía habla a través de imágenes y es un lenguaje universal. Es un idioma que todos entienden.

suarez-web

Ráfaga con el fotoperiodista Guillermo Suárez

¿Qué cuenta o narra la fotografía, que no hacen las palabras?
Ella debe hablar por sí sola, sin necesitar texto. En estos momentos de mi vida no me interesa la fotografía de primera, sino la que narre.
¿Cómo hace un fotógrafo para que la cámara sea invisible?
Si sales a la calle no puedes ir vestido de fotógrafo. Tienes que verte como uno más. Mimetizarte, entrar varias veces a la escena y salirte. No ser el blanco, que no te marquen, no te quedes ni participes en el sitio. No te haces pana del guarimbero, ni del policía.
¿Qué hace a una persona difícil de fotografiar?
Esas personas que se atemorizan por el desnudo emocional. Hay gente que nunca mira a la cámara, viven de una máscara que no revela quiénes son en realidad, quizá su lado oscuro.