El amor de Marilyn Monroe es subastado

Pese al poder de los tweets, el mundo 2.0 no ha logrado arrebatarle importancia a una carta escrita a puño y letra. En diciembre de este año, se subastará en  Beverly Hills una colección de epístolas de amor de la famosa actriz y sex symbol Marilyn Monroe. Se estima que su venta podría alcanzar un precio mayor al millón de dólares. ¿El amor lo puede todo?

No es un secreto que Joe DiMaggio amaba a Marilyn Monroe. El estoico y reservado pelotero no solía hacer manifestaciones públicas de afecto, pero en el funeral de su amada, lloró desconsoladamente y durante 20 años envió cientos de flores a su cripta.

CartasMarilyn

Ambos dijeron el sí en 1954 y fueron felices durante nueve meses. El jugador de béisbol, sumamente desolado por la ruptura y claramente aún enamorado, también tuvo que despedir a su único amor ocho años después cuando fue encontrada muerta en su residencia en Los Angeles junto a un pote de pastillas. La más famosa pin-up americana perdió su vida debido a una sobredosis de fármacos.

Ahora, la soledad y la nostalgia por la disolución de su matrimonio serán expuesta cuando la colección «Marilyn Monroe’s Lost Archives» (Los archivos perdidos de Marilyn Monroe) se subaste en la casa Julien’s Auctions de Beverly Hills en diciembre.

«Te amo y quiero estar contigo», afirma DiMaggio en una sentida carta dirigida a Monroe que forma parte de la muestra, y que fue escrita cuando ella anunció su solicitud de divorcio. «Nada me gustaría más que restaurar tu confianza en mí».

«Mi corazón se parte todavía más al verte llorar frente a todas estas personas», escribió el beisbolero en la carta dirigida a la «Sra. de Joe DiMaggio».

AbrigoMarilyn

Entre los 300 artículos a la venta se incluyen cartas amorosas del tercer y último esposo de Monroe, el dramaturgo Arthur Miller. También existe una misiva escrita a mano de Monroe a Miller, en la que la actriz reflexiona sobre sus muchas inseguridades. Además, los interesados podrán pujar por un sostén, un abrigo y otras prendas de vestir forman parte de los codiciados objetos.

El dueño de la casa de subastas, Darren Julien, calcula que las piezas podrían recabar un millón de dólares o más, y como fundamento señaló una acuarela que Monroe pintó y planeaba regalar al presidente John Kennedy, la cual se vendió por 80.000 dólares hace nueve años.

«El atractivo de Monroe para los coleccionistas se ha disparado en los últimos años, en parte por compradores de Asia y Europa que gustan de adquirir artefactos de la cultura pop estadounidense», afirmó Julien.

CartasMarilyn2