El ruidoso e irreverente arte de Francisco Bassim

Con 55 años, y una vasta experiencia en las artes visuales, el bordado, y el arte hecho con materiales comunes, ha tratado de demostrar con cada pieza que lleva su sello, Bassim, que el arte es una herramienta útil para hacer llamados de atención a la sociedad

Para el caraqueño de descendencia libanesa-española Francisco Bassim, el arte debe ser una alarma hacia la sociedad, sobre lo que está pasando y lo que puede pasar si esta no toma los correctivos necesarios.

Su obra da a entender que el arte debe “dejar algo”, generar incomodidad, llevar a pensar y a reflexionar qué está pasado, o por qué tal cosa es cómo es. Las respuestas a esas y otras preguntas están dentro del mismo contexto en el cual está inmersa la persona que mira la obra. Solo hace falta eso, mirar.

Francisco Bassim

Bassim tiene aproximadamente 35 años dentro del mundo del arte.

Desde la niñez y juventud, Francisco mostró irreverencia frente a su realidad. Utilizaba los crayones y los lápices para pintar y experimentar nuevas posibilidades. Ese es el génesis de su historia en el arte.

Sin embargo, él comenta que sus papás y a su familia hubiesen deseado que se dedicara a otro oficio o profesión, como la ingeniería. “Yo decidí que no”.

Estudió Artes solo tres años, en la Escuela Técnica de Artes Visuales Cristóbal Rojas. Allí pulió su sentido de rebeldía, el cual lo llevó después a no terminar la carrera pues las normas le incomodaban. Pero eso no lo limitó.

“Tengo un problema con las reglas. Cuando uno las sigue mucho al final no logras zafarte de ellas, te sientes atado y no logras desarrollar todo tu potencial. Las escuelas y la sociedad tienen límites, pero el éxito está en saber pasarlos”, resalta.

Francisco Bassim pasó esos límites. Salió del país a finales de los años noventa y recorrió países como España e Italia, donde tuvo la oportunidad de trabajar e investigar para muchas galerías. El nuevo siglo traería éxitos a su carrera.

Francisco Bassim, reinventando

En 2008 se dedicó completamente a crear piezas en Venezuela a través del collage y la pintura. “Vi una oportunidad política. Es una forma muy directa de crear una imagen basándome en la realidad, para expresar esa realidad a la cual la gente se estaba acostumbrando mucho”.

Esas oportunidades que detectó lo llevaron a tener un espacio en ferias internacionales de arte (Bienal de Venecia en 2011, por ejemplo), y en exposiciones grupales, e individuales, como Las mejores firmas de Venezuela (Bogotá, 1996), L’innocenza del male (Venecia, 2004-2005), y Falsa realidad (Caracas, 2011).

Los temas que retratan sus obras son tan diversos como sus gustos y habilidades, pues puede tocar desde temas políticos (como la situación venezolana) hasta collages o piezas realizadas con cuadros renacentistas de renombre.

Así, el artista también puede decir que la crisis no lo limita, pues para él es solo una oportunidad fantástica para seguir creando.

Francisco Bassim

Obra reciente del artista visual que se exhibe en Caracas.

Carne y huesos

En la actualidad, una de sus piezas, exhibida en la exposición El cálculo de las proporciones: la percepción, el pensamiento, la imagen (Caracas), refleja ese sentir. “Es el país representado en dos fusiles. Uno representa la carne y otros los huesos. Allí están todos los problemas de los venezolanos”, describe.

La imagen es muy potente para él, pues “llega más rápido que la palabra”, por lo tanto debe tener un rol fundamental dentro del contexto nacional. El arte es una alarma, pero no por ello se debe encajar en ciertos temas. “Yo soy un ciudadano, no el miembro de un partido”.

Aun así, se muestra crítico al opinar sobre lo que pasa en el país, y dice que sus obras recientes no solo son una denuncia para el Gobierno, sino también para la oposición. Esta postura lo ha llevado a recibir ataques o amenazas.

“Recibo amenazas permanentemente. No sé cómo consiguen mi teléfono, o correo. Me llaman y me amenazan. No sé quién lo hace”. Pero él “no se va a callar”, pues comenta que eso colabora a apoyar el tenso status quo del país.

“En la política no hay filtro, y en el arte tampoco. Cuando lo hay, se llama censura”, confiesa el artista que prefiere trabajar a solas.

Crear hoy: arte viral que hiere sensibilidades

Si se pudiera hablar de algunas de las peculiaridades que giran en torno a él, una es la herramienta que utiliza para diseñar de manera digital. A diferencia de otros artistas, sus collages los hace con Power Point y no con Photoshop. Le gusta la sensación de imperfección y el ruido que esto implica.

Francisco Bassim cree que, aunque el arte no sea rentable en el país, los creadores tratan de vender algunas de sus obras o buscar otros espacios dentro y fuera del país donde exponerla. Pero lo que en verdad importa es solo una cosa: amar cada cosa que hagas. “No hay nada más maravilloso que vivir y hacer lo que te gusta”.

Se visualiza en un futuro trabajando, “si no lo meten preso”. El miedo a ser detenido no lo detiene. “Me gusta todo lo que me haga expresarme”.

Francisco Bassim

Otra de las cosas que caracteriza al artista visual es que su arte, sin querer, y gracias al trasfondo de denuncia social que tiene, se hace viral, principalmente en las redes sociales Facebook e Instagram. Pero sus obras no solo se han hecho virales, pues sus opiniones también se cuelan en estas.

“Lo que yo muestro es apenas un 10% de lo que yo hago. Tengo muchos trabajos que no puedo mostrar en las redes por la censura, originada por la sensibilidad que causa en la gente. Hace un año me cerraron la cuenta porque mostré en Facebook una obra de Caravaggio para felicitar persona por su cumpleaños”, comenta.

Esta viralidad de su arte no solo lo ha hecho meterse en problemas, también le ha traído oportunidades. “En el año 2016 recibí una llamada del compositor Christopher Chaplin, el hijo menor del actor Charlie Chaplin, y me pidió una colaboración para hacer un video de 14 minutos para una de sus piezas musicales. Me contactó a través de Facebook”, relata.

Para hacer efectiva esta oportunidad tuvo que viajar a Londres para firmar el contrato y comenzar el trabajo que tardó seis meses (con jornadas diarias de hasta 18 horas) en estar terminado. Fueron alrededor de 29 mil diapositivas (cada una con 100 y 150 imágenes). “El video es sobre un acertijo o dualidad entre la vida y la muerte”.

Luego de este recorrido con altos y bajos, hoy comenta que crea sin abandonar ese niño que experimentaba con crayones de colores hace muchos años. Esa es la técnica que siempre lo ha acompañado y que lo ha ayudado a hacer ruido en el arte y en el país.

Gregory canal de fe

Unipersonal interpretado por Sócrates Serrano, el personaje de un actor que viaja en el tiempo de la cotidianidad de su vida , encontrándose con una situación de salud extrema, que lo lleva a reflexionar sobre su vida y su importancia. Encontrando el camino de la fe como vida de sanación a través de un icono de la religiosidad venezolana, como lo es el Dr. José Gregorio Hernández.

Lugar: Centro Cultural BOD.

Fecha: del 18 al 26 de enero.

Hora: sábados 5:00 pm y domingos 11:30 am.

Entrada: Bs. 227.272,73.

Sócrates Serrano

Bajo terapia

Grupo teatral Skena en la celebración de sus 40 años, presenta a: Sonia Villamizar, Juan Carlos Ogando, Alejandra Otero, Augusto Nitti, Verónica Gómez y Rodrígo Lasarte en Bajo Terapia, obra escrita por el argentino Matías del Federico y representada con éxito en más de 16 ciudades del mundo. Dónde tres parejas van a terapia para tratar sus problemas pero se encuentran con una sesión bastante particular. Bajo Terapia, es una comedia llena de conflictos inesperados, con el humor como herramienta principal y donde nada es lo que parece. Dirigida por Armando Álvarez Essá y producida por Basilio Álvarez y Armando Andrés González.

Lugar: Centro Cultural BOD.

Fecha: del 31 de enero al 01 de marzo.

Hora: viernes 7:00 pm, sábados y domingos 05:00 pm.

Entrada: Bs. 464.000,00.

Bajo Terapia

Lé prenom

Vicente (Rolando Padilla), un hombre triunfador, sabelotodo, será padre por primera vez. Es invitado a cenar a la casa de su hermana Meche (Maga Díaz) y Pedro (Mario Sudano), su marido, encuentro al que también está invitado un amigo muy cercano de la familia, Carlos (Aitor Aguirre). Mientras Vicente espera a Ana (Diana Díaz), su joven esposa, todos le hacen preguntas sobre su próxima paternidad, pero cuando le preguntan si ya ha elegido un nombre para el niño, su respuesta sume a la familia en un caos durante toda la noche. Una comedia francesa que habla de cómo la selección de un nombre para un bebé, es tan importante, ya que será reconocido toda su vida por él, lo que conlleva a tocar el tema sobre las relaciones familiares, la intolerancia ante otros puntos de vista y cómo eso es capaz de acabar con lazos afectivos.

Lugar: Trasnocho Cultural.

Fecha: del 17 de enero al 16 de febrero.

Hora:  viernes 6:00 pm, sábados y domingos 04:00 pm.

Entrada: Bs. 180.000,00 y 200.000,00.

Le Prénom

La ciudad rota

¿Es posible modificar el futuro al cambiar de recuerdos? ¿Cuántas veces un deseo empieza a formar un recuerdo ficticio? Después de una guerra o un terremoto, entre las paredes agrietadas y las fotografías extraviadas, ¿cuál es el deseo más recurrente, el que permanece hasta el último segundo? En “La ciudad rota”, dos aparentes desconocidos se encontrarán en un lugar destruido y sin nombre. A través de sus memorias y anhelos más profundos, intentarán reconstruirlo para crear su propia historia en la Historia.

Lugar: Trasnocho Cultural.

Fecha: del 24 de enero al 22 de febrero.

Hora: viernes 5:00 pm, sábados y domingos 04:00 pm.

Entrada: Bs. 100.00,00.

La ciudad rota

Casas Muertas

Esta obra, basada en el texto de Miguel Otero Silva, está versionada por Jan Vidal y dirigida por Javier Vidal.

Lugar: Centro Cultural Chacao.

Fecha: del 23 al 26 de enero.

Hora:  jueves y viernes a las 6:00 pm. Sábado y domingo a las 6:00 pm.

Entrada: Bs. 232.000,00.

Casas Muertas

Alicia a través del espejo

Esta obra de Lewis Caroll está versionada por Carmelo Castro y es una pieza infantil que busca adentrar a los niños en un mundo de magia y colores.

Lugar: Teatro Escena 8.

Fecha: del 18 al 26 de enero.

Hora:  sábados y domingos a las 2:00 pm.

Entrada: Bs. 750.000,01.

Alicia a través del espejo

Ópera – Moisés en Egipto

Este drama lírico está presentado en tres actos cuenta con la participación de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela y la Coral Nacional Simón Bolívar.

Lugar: Centro Nacional de Acción Social por la Música.

Fecha: 24 y 26 de enero.

Hora:  viernes a las 4:00 pm y domingo a las 11:00 am.

Entrada: Bs. 45.000,00.

Opera - Moises en Egipto

Concierto para maracas, cuatro, arpa y orquesta

Manuel Rangel, Manuel Camero y Juan Carlos Sanz presentan un concierto sinfónico tradicional, en compañía de la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho.

Lugar: Paraninfo Unimet.

Fecha: 25 y 26 de enero.

Hora:  sábado a las 4:00 pm y domingo a las 11:30 am.

Entrada: Bs. 312.500,00.

Concierto para maracas - cuatro - arpa y orquesta

Noches de Guataca: Concepto trío

El ensamble, integrado originalmente por el contrabajista Carlos “Patón” Rodríguez, el cuatrista Daniel Requena y el violinista Aquiles Hernández, tiene como norte la interpretación de música venezolana contemporánea y jazz experimental. Su repertorio abarca la obra de compositores venezolanos y latinoamericanos del siglo XX y música de creadores actuales. En esta oportunidad, Hernández, el violinista, actuará junto a Fernando Rodríguez (cuatro), Martín Figueroa (bajo) y Samuel Fuentes (batería).

Lugar: Trasnocho Cultural.

Fecha: 02 de febrero.

Hora:  domingo a las 11 am.

Entrada: Bs. 100.000,00.

Noches de Guataca

Traslaciones, de Isabel Cisneros

Muestra individual que remite al observador a la memoria afectiva y lo sumerge en las historias que envuelve un taller, los patrones, hilos y botones.

Lugar: Centro Cultural BOD.

Fecha: Hasta febrero de 2020.

Hora:  De 11:00 am a 5:00 pm.

Entrada: Libre.

Isabel Cisneros

Exposición Festival Ascenso

Lugar: Hacienda La Trinidad.

Fecha: Hasta el 31 de enero.

Hora:  De 11:00 am a 5:00 pm.

Entrada: Libre.

Festival Ascenso 2019