El segundo capítulo de la historia de Cenicienta

Veruzhka Tatiana Ramírez probó por primera vez las mieles de la fama cuando, en 1997, coronó su voluminosa melena con la joya más codiciada de George Wittels: la corona de Miss Venezuela. Cientos de piedras de cristal, circones engastados y madreperlas hicieron de esta cenicienta una reina que disfrutó de un final feliz, antes de la medianoche

El segundo capítulo de la historia de Cenicienta

Ramírez nació en Táriba, estado Táchira. La historia de la niña abandonada por su madre y nunca reconocida por su padre, un adinerado ganadero, fue publicada en incontables medios de comunicación. La suerte no tocó su puerta, al contrario, fue ella quien tanteó portones en busca de algo de comida. Su vida estaba a punto de cambiar. Luzmila Franco, quien se convertiría en su madre adoptiva, se vio conmovida por la tristeza de los ojos de aquella niña de 10 años. La acogió, la alimentó y la vio crecer y soñar.

Entre sus sueños destacaba el de ser reina de belleza. De la mano del diseñador venezolano Octavio Vásquez, la fantasía evolucionó a realidad.

“Yo era el diamante que había que pulir. Yo no sabía comer con cubiertos, no tenía los recursos. Fui reina del pueblo. La reina para aquellas personas […] humildes, que necesitan tener […] como una ventana abierta […]. Si Veruzhka pudo, nosotros podemos”. Recuerda en unas declaraciones que dio a Luis Olavarrieta para su programa Detrás de las cámaras en 2013.
Sus exóticos rasgos, mirada felina y una estatura que supera el metro ochenta la hicieron estar cerca de la corona universal en 1998, desde entonces su curvilínea figura, ligera de ropa, se postró en numerosas portadas y calendarios. No en vano, cuando fue víctima de un secuestro en 2003, los malhechores la dejaron ir con la condición de que autografiara 15 almanaques.

Ahora, a sus 35 años, está a meses de cumplir otro sueño: el de ser mamá. Las fotos de Guillermo Felizola dejan ver a la ex reina de belleza disfrutando de su redonda barriga, acompañada de su esposo, Oscar Faría.

de1fe9efbb99487799a66953a7aa937c

 

 

ec7757c271b2496caf6ef16f24b85b9c

 

bffa38c99cf14d74831cd09ab6963693