<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

“En las minas he tenido malaria seis veces”

Miguel Escalona tiene 19 años, y vive en Las Claritas, al sur del país. Venezuela registró 323.392 casos de malaria entre el primero de enero y el 12 de octubre de 2019, según el reporte “Malaria en las Américas” de la Organización Panamericana de la Salud. Bolívar, Amazonas y Sucre concentran el 90% de los casos nacionales

“En las minas he tenido malaria seis veces”

Mi nombre es Miguel Escalona y tengo 19 años. Originalmente vengo de Ciudad Bolívar, pero ahora vivo en una de las minas del sur del país llamada Piedra Dura. Es la octava vez que trabajo en la mina. Empecé cuando tenía quince años. Mi padre no encontraba trabajo y tuve que dejar la escuela para apoyarlo. Tengo trece hermanos, así que necesita ayuda de sus hijos.

Desde que comencé a trabajar en las minas, he tenido malaria seis veces. La primera vez, no sabía cuáles eran los síntomas. Comencé a conocerlos cuando la tuve múltiples veces. En enero, me dio nuevamente y me golpeó mucho. Fue la primera vez que me dolió tanto. Tuve que ir directamente al hospital en Ciudad Bolívar.

«Compramos nuestros propios mosquiteros para evitar ser picados por los zancudos»

Hoy fui a este punto de diagnóstico porque me dolían la cabeza y los huesos. Estoy esperando los resultados de mi prueba ahora. Espero no haber vuelto a contraer malaria. Pero sea cual sea el resultado, al menos no tendré que pagar. Mis compañeros me dijeron que podría ser diagnosticado y tratado de forma gratuita si venía aquí. En algunas de las minas, no hay puntos de diagnóstico como este. Debes caminar tres o cuatro horas para encontrar uno.

El Centro de Diagnóstico Mesores pertenece al Programa Nacional de Malaria del Ministerio de Salud

Creo que todos los muchachos de la mina saben que la malaria es un gran problema en esta área. Compramos nuestros propios mosquiteros para evitar ser picados por los zancudos. Compré el mío en mi ciudad, incluso antes de venir, pero es parte del riesgo cuando vienes a trabajar aquí.

«Desde que comencé a trabajar en las minas, he tenido malaria seis veces. La primera vez, no sabía cuáles eran los síntomas»

Ahora mismo estoy agotado. Probablemente descansaré durante uno o dos días antes de volver a trabajar. Y cuando encuentre suficiente oro, intentaré regresar a mi ciudad por un tiempo para ver a mi familia. Los extraño, pero quiero hacer todo lo posible para ayudarlos.

Minas

Josué Nonato y Mickaël Brisson, de Médicos Sin Fronteras, inspeccionan un posible nuevo centro de diagnóstico en Sifontes