Instagram y "la magia" de la edición de videos

El estadounidense Zach King se ha convertido en un referente del humor visual basado en la edición de videos breves. En Venezuela, un par de universitarios emprendieron su propia cuenta en Instagram -2venezolanos- para sorprender a su creciente base de seguidores, 15 segundos cada vez

Instagram y "la magia" de la edición de videos

En un mundo sobreexitado de imágenes, construir una oferta visual es un reto. Las redes sociales, nacidas para procurar el contacto ente las personas, se han convertido en vitrina de talentos, escándalos y dobles vidas, mascaradas de la realidad. Y con su gran impacto, llegó el negocio. Así, mientras la plataforma ofrece servicios de publicidad hay quienes buscan cómo lograr una identidad propia y, quizá, sacarle un dinerito. No están solos. Una búsqueda en Google de «cómo hacer dinero en Instagram» arroja casi 3 millones de resultados con distintos tutoriales, recomendaciones y tips para conseguir en éxito que algunos ya han mostrado en otras redes como Youtube o Vine.

Instagram, la red social de fotografía propiedad de Facebook, ya alcalzó los 400 millones de usuarios en todo el mundo, superando a Twitter. Además, se consolida como la red de mayor proyección para los próximos años según la firma eMarketer, reseñada por ComputerWorld Venezuela el pasado 23 de octubre. Instagram es el lugar para estar.

Por eso en Caracas, dos jóvenes le vieron potencial a la plataforma móvil y juntos le han dado identidad al usuario 2venezolanos. La cuenta, estrenada en mayo de 2015, ya acumula casi 45 mil seguidores con apenas 54 publicaciones, y fanáticos en Venezuela y fuera del país -Estados Unidos, principalmente. Alejandro Benzaquen y Kevin Lustgarten con los responsables de «un proyecto que nació para hacer de lo imposible algo posible, transformando cotidiano en algo inesperado», dice el primer de ellos agregando que lo hacen con videos de 15 segundos que buscan «que la gente quede sorprendida con el efectos visuales».

El caraqueño y comunicador social, egresado de la Universidad Monteávila, recuerda que la primera idea surgió en noviembre de 2014, pero fue en mayo cuando el primer video fue subido a la red. «Nos tomó tiempo consturir una base de ideas que queríamos tener para comenzar. Cuando empezamos ya teníamos 15 videos listos, con su concepto y la imagen gráfica definida. El crecimiento fue muy rápido, a la semana ya había 2 mil seguidores y a la siguente sumamos 6 mil», rememora.

2venezolanos -«nos llamamos así para que nos identifiquen rápido»- toma inspiración de Zach King, el rey del género, nacido en Estados Unidos y convertido a sus 25 años en una referencia de la edición de video que le permite mostrarse como un «mago» en seis segundos, en la red social Vine, luego de haberse hecho un nombre como youtuber. «Cuando yo estudiaba inglés en Estados Unidos nos pusimos a analizar sus videos, qué tipo de elementos utilizaba, y pensamos en hacer algo parecido. Tomamos la idea de él pero nosotros lo hacemos más casero; eso nos diferencia aunque el resultado se vea profesional».

Benzaquen vive en Caracas y su compañero en Boston. Juntos o separados se graban -incluso a sí mismos- y luego cada quien edita su audiovisual «meticulosamente, fragmento por fragmento». Es un oficio que le ha dado la práctica y el interés, porque «nosotros no estudiamos artes visuales. Kevin está estudiando computación y yo hago diseño gráfico, pero hemos ido adquiriendo esos conocimientos por nuestra cuenta», afirma el protagonista de la mayoría de las piezas publicadas. Para hacer los videos cumplen una serie de pasos: «pensar la idea, desarrollarla, buscar el tiempo para hacerla y la locación, luego procurar los materiales para grabar y después editarlo. A veces pueden pasar meses antes de terminar uno solo», cuenta Alejandro admitiendo que, aunque ya no cuentan con un «colchón» de material, se esfuerzan en subir un trabajo nuevo «cada cinco o seis días».

Los creadores de 2venezolanos ya no lo ven solo como un hobby. Mientras atienden entrevistas en Miami y en Caracas, «pedimos ayuda a influencers como Carla Angola, Nelson Bustamente, Maickel Melamed o Luis Gerónimo Abreu que nos han apoyado haciendo repost. También gente de afuera, para darnos a conocer lo más posible», comenta Benzaquen asegurando tener claro que la publicidad, así sea por inserción de marca, es peligrosa porque puede aburrir al público. «Sí nos han contactado por mensaje directo de Instagram y nos han querido proponer trabajos. Hemos hecho algunas cositas, aunque ninguna para un video nuestro. No aceptamos todas las propuestas porque no queremos quemar las ideas».

En algunas de las piezas hay marcas identificables. El refresco creador del Santa Claus regordete y enfundado en rojo protagoniza una y le pone marca a la franela usada en otra, así como las pizzas que -según el eslogan- «nadie entrega mejor». «El tercer video de la cuenta tiene una lata de Coca Cola. El Instagram de la marca incluso lo reposteó. A nosotros no nos importa porque queremos dar a conocer nuestro trabajo, pero no fue una maniobra publicitaria. En el caso de Domino’s Pizza era por ese nombre y el juego con el dominó que necesitábamos, pero no nos casamos con ellos. De hecho, en la descripción del video pusimos la pregunta de si preferían Domino’s o Papa John’s». Benzaquen dice no tener la bandeja de entrada cerrada porque «si una empresa nos quiere contratar está abierta la posibilidad, pero nosotros cuando usamos algo así es porque es un objeto cotidiano, más allá lo que diga la etiqueta».

El video más visto de la cuenta 2venezolanos supera las 4.700 reproducciones aún cuando no es el más elaborado. Le sigue otro de casi 4.500 y uno más de 4.300 que muestra a Lustgarten haciendo flexiones en medio del tráfico, y con aclaratoria insistente en que ni es real ni debe ser intentado en las calles. «No somos magos ni hacemos shows en directo, nosotros somos editores».