<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

“Necesitamos que las personas reciban los mensajes correctos”

Josué Nonato es promotor de salud de Médicos Sin Fronteras, y está dedicado a formar a la comunidad sobre lo speligros de la malaria. Desarrolla su actividad en un ambulatorio de Las Claritas, el punto minero que protagoniza los problemas en el estado Bolívar

“Necesitamos que las personas reciban los mensajes correctos”

Soy Josué Nonato y trabajo como promotor de salud para Médicos Sin Fronteras en Las Claritas. Mi trabajo consiste en dar sesiones educativas en el ambulatorio de Santo Domingo, en los diferentes puntos de diagnóstico, en las minas y en las comunidades indígenas vecinas. Junto a mis colegas, trabajo difundiendo mensajes correctos sobre la malaria, porque es un problema muy grande en esta región de Venezuela.

Josué Nonato

Desde el ambulatorio se desarrollan las campañas de prevención y atención

Cuando las personas acuden a los puntos de diagnóstico para hacerse la prueba de malaria, quien está a cargo del diagnóstico no necesariamente tiene el tiempo suficiente para explicarles todo sobre la enfermedad. Es por eso que nuestro equipo de promoción de la salud está aquí. Hablamos con los pacientes y respondemos cualquier duda o pregunta que puedan tener.

«Activamos una competencia basada en la creación de murales informativos. Le propusimos a líderes comunitarios que incentivaran a la gente»

En esta área, muchas personas ya han tenido malaria numerosas veces, por lo que tienden a pensar que ya saben todo al respecto. Pero cuando les proporcionamos la información correcta, a veces se sorprenden. Puede ser diferente de lo que pensaban que sabían sobre la enfermedad porque hay mucha información errónea al respecto. Por ejemplo, muchas personas todavía creen que la malaria se transmite a través del agua, la comida o las relaciones sexuales, no a través de las picaduras de mosquitos. Otros también creen que los antibióticos pueden prevenir la malaria. ¡Incluso yo, aprendí mucho al respecto cuando asumí este trabajo!

«La promoción de la salud brinda la oportunidad de estar más a cargo de su propia salud»

La capacitación que recibí cuando comencé me ayuda hoy a informar mejor a las personas. Durante nuestras sesiones, desafío todas estas creencias populares y aclaro cuáles son los síntomas de la malaria, cómo hacer el diagnóstico y cuál es la duración correcta del tratamiento.

Josué Nonato

Josué Nonato pesa a Daniel (6), que fue llevado por sus padres Carmen Padilla y Gerardo Rodriguez bajo sospechas de un contagio de malaria

A través de mi trabajo, también conozco a personas que vienen aquí por primera vez y nunca han oído hablar de la malaria. Hay mucho movimiento en esta área y es por eso que es importante seguir difundiendo los mensajes correctos en diferentes lugares, tanto en las minas como en la comunidad. Necesitamos asegurarnos de que las personas reciban los mensajes correctos. También confiamos mucho en una red de voluntarios que pueden llegar a más personas en las comunidades.

«Durante nuestras sesiones, desafío todas estas creencias populares y aclaro cuáles son los síntomas de la malaria»

En general, creo que las actividades de promoción de la salud son cruciales en esta región de Venezuela porque si las personas no obtienen la información correcta, aparecerán enfermas en los puntos de diagnóstico. La promoción de la salud brinda la oportunidad de estar más a cargo de su propia salud.

***

Josué Nonato no está solo

En el municipio Sifontes del estado Bolívar los promotores de salud van más allá de las charlas, de los diagnósticos, de la alerta. En 2019 una de las actividades adicionales fue convocar un concurso de muralismo. Dice Josué Nonato: “Activamos una competencia basada en la creación de murales informativos. Le propusimos a líderes comunitarios que incentivaran a la gente a participar haciendo sus propuestas con mensajes de promoción de salud. Los murales están en sitios estratégicos, para que se vean cuando la gente pasa por el lugar. Cada mural aborda la malaria desde un ángulo distinto”.

Josué Nonato

Montserrat Vargas realiza diagnóstico a Omar Marchán, un trabajador de las minas

Mientras tanto, los centros de diagnóstico ubicados en las minas continúan recibiendo pacientes. Por ejemplo, Omar Marchán a sus 53 años, nativo de Puerto La Cruz pero trabajando en las minas desde hace año y medio. «Mi trabajo normal consiste en hacer manualidades, pero ya no encontré más trabajo, y me tuve que venir hasta acá. Me vine con mi hijo mayor para trabajar en las minas. La mayoría de mi familia emigró a Brasil, Perú o a otras regiones de Venezuela».

«Muchas personas ya han tenido malaria numerosas veces, por lo que tienden a pensar que ya saben todo al respecto»

Marchán recuerda haber trabajado duro «toda la vida, pero llegó un momento en que no había mucho más que hacer». Entonces viajó al sur del país. «Cuando llegué a la mina, había bastante trabajo pero ahora debo ser minero. Estoy trabajando por mi hija menor, haciendo lo mejor para garantizarle un futuro. He tenido malaria ocho veces desde que comencé a trabajar aquí».

Uno de los murales informativos creados por la propia comunidad de Las Claritas