Para ser fit, solo hay que tener Wi-Fi (II)

En el rimero de los personajes que difunden maneras saludables en las redes sociales, destaca Janettsy Chiszar. Mejor conocida como: @JanettsyC. A continuación, las recomendaciones alimentarias y fit de quien entendió, por una tragedia, que la lucha es por la vida y lo saludable

Quien visita su perfil de Instagram, jamás podría imaginar que esta guapa y activa caraqueña perdió el aliento en una clase deportiva. Lo cierto es que todos tienen una historia y esta es la de ella: una health coach certificada por el Integrative Nutrition Institute. Además, disfruta de las mieles de la fama del 2.0.

El cálido salón de un gimnasio fue el escenario. La ligereza de la ropa deportiva sirvió de vestuario y el libreto fue dictado por los vaivenes y meneos que imponía un instructor de Zumba. Este no es el guión de una película, sino el preciso momento en que Janettsy descubrió lo que la hacía plena. A pesar de que le faltó el aire y el cansancio amenazó con salir triunfante, su final fue feliz.

Al poco tiempo, Chiszar contaba con el título de instructora de Zumba. Fue en sus entrenamientos cuando tomó conciencia de su alimentación.

“No sufrí nunca de sobrepeso, pero sí tenía un alto porcentaje de grasa que impedía que mi abdomen fuera definido. También tenía mucha celulitis en mis piernas”

El cambio de estilo de vida no tardó en llegar. Luego las transformaciones físicas notorias. No en vano decidió participar en una competencia de bikini en 2010. Los beneficios fueron enteramente íntimos, pero el deseo de ayudar a otros hacía eco. “Comencé a ayudar a las personas siendo entrenadora personal y trabajando con gurús del fitness —muy reconocidos en medios. Así me di cuenta de la poca información que los seguidores manejaban para hacer el salto a una vida sana”. La herramienta a la mano, en esta era de comunicaciones entrelazadas por las redes online, fue Facebook. “Comencé publicando lo que comía y fui ganando followers. Ellos seguían mis dietas y compartían sus experiencias conmigo”. Los próximos pasos vinieron casi por inercia y así llegaron cuentas en Twitter (39.5K) Instagram (108K) y Keek (14.628).

El punto de quiebre del cuento de Janettsy llegó cuando a su papá le diagnosticaron cáncer. “Verlo deteriorarse en meses y morir me dio mucha más fuerza y deseo de ayudar a otros para que no pasen por la misma situación de él”. Chiszar recuerda una de las últimas conversaciones con su progenitor. Cuestionó sus hábitos alimenticios. Su respuesta fue simple. “Es la tradición hija, así comemos. Arepa de día y de noche”. Desde entonces todos sus esfuerzos están volcados a cambiar la herencia que silenciosamente afecta la salud de millones de venezolanos.

Mike-Ohrangu-Tang-y-maquillaje-de-Cristina-Pilo

¿Qué tipo de comida recomiendas para alguien que no se lleve bien con los vegetales?

El problema, usualmente, para abordar los vegetales, radica en su preparación. Siempre doy varias opciones para cocinarlos. Muchas veces no nos gustan porque los cocemos de más y cambiamos su textura y sabor. Existe la opción de consumirlos en sopas o jugos. Así son más fáciles de digerir y de sabor más amigable.

¿Cuál es el primer paso a dar una vez que se tiene el deseo de mejorar la alimentación y estado físico?

Tomada la decisión, se va a la acción. Hay que limpiar los gabinetes en casa. Deshacerse de comida alta en sodio, azúcar, enlatados. Luego hay que buscar mucha información en libros, Google o en las redes sociales. Entrenar en casa si no se puede pagar un gimnasio. Tener mucha paciencia porque los cambios no se dan de la noche a la mañana. No buscar la vía rápida.

Con los avances tecnológicos no hay excusas para no aprender de nutrición y ejercicios.

Con la escasez de alimentos, que tenemos en el país, es complicado y excesivamente costoso conseguir algunos que recomiendan los instagramers dedicados a la salud. ¿Qué le dirías a la mujer venezolana que quiere comer más sano pero lucha día a día en los automercados?

Muchos piensan que para estar sanos es necesario cocinar con una serie de productos. Se trata de usar ingredientes no procesados. Mientras más natural, mejor. La avena es más barata que el cereal industrializado. La gente prefiere comprar refrescos que jugos naturales. Prefieren queso que huevos. Hay que aprovechar a la naturaleza.

Para leer parte (I) clic aquí

Mike-Ohrangu-Tang-y-maquillaje-de-Cristina-Pilo-3