<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

También hay hambre cultural: suspensión de eventos

Una buena exposición de arte o un gran concierto, son tan importantes como un buen desayuno con proteínas, carbohidratos, algunas grasas y azúcares. Líderes políticos y muchos ciudadanos tienden a subestimar la nutrición espiritual, pero en tiempos de crisis es vital

También hay hambre cultural: suspensión de eventos

El Venezuela Móvil Festival (VMF) es el primer encuentro de las artes móviles de Latinoamérica y es 100% producción venezolana. El VMF es un evento que ubica a Venezuela entre los pocos países a escala mundial en la gestión de nuevas tendencias culturales digitales y tecnológicas en cuanto a dispositivos móviles. “Un marco para el encuentro del arte, la cultura y la tecnología para cientos de artistas, activistas de los medios digitales, investigadores, diseñadores, creativos y profesionales”, tal como señala el brief del evento.

Las cifras del VMF en cuatro años son elocuentes: 3.000 participantes, ocho jurados internacionales, 10 jurados nacionales, 20 ponentes nacionales e internacionales, una asistencia de más de 8.000 personas y un alcance en las redes sociales de más de 500.000 personas.

El 19 de mayo los organizadores anunciaron la suspensión de la edición 2016, “debido a los acontecimientos acaecidos recientemente en el país y más específicamente en la ciudad de Caracas, que no permiten garantizar la viabilidad logística y el éxito de los eventos”, como explicó el comunicado.

Un día antes hubo represión en la capital y en varios estados del país. Los venezolanos en las calles exigían respeto a su derecho al referendo revocatorio y el actual Gobierno respondió con la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y colectivos en la calle, con el cierre de 14 estaciones del Metro de Caracas y hasta francotiradores apostados en el Consejo Nacional Electoral (CNE), según lo denunció el líder opositor, Henrique Capriles.

cita-cultura-7

Pero aquella sería apenas una de tantas suspensiones de importantes eventos culturales. El Festival Nuevas Bandas, emblemática vitrina de agrupaciones y propuestas juveniles del pop y el rock, anunció en julio, “nos vemos en la necesidad de posponer para fechas venideras el Festival Nuevas Bandas”. En un comunicado explica: “La Fundación Nuevas Bandas y la escena musical local no escapan a la dura dinámica socioeconómica que actualmente vive el país. Formamos parte de los movimientos sociales que día a día que se ven afectados por escasez de todo tipo, violencia desmedida y confrontación política, por nombrar solo algunos de los factores a que nos tiene acostumbrado el régimen político dominante”.

Festival-Nuevas-Bandas-2

También en julio, la Feria Iberoamericana de Arte (FIA), cita anual con casi 25 años de trayectoria, en la que distintas galerías iberoamericanas participan junto a coleccionistas, artistas y público venezolanos de una intensa fiesta de las artes, informa la suspensión. Un escrito del Comité Organizador describe: “Múltiples razones obligan a postergar este encuentro de las artes visuales donde la realidad y dificultades de nuestro país se han exacerbado al punto de que sería irresponsable llevar adelante un compromiso de carácter internacional, en el que participan instituciones culturales y nuestras más representativas galerías de arte”.

Son banquetes culturales a los que el venezolano está dejando de acceder, un ciudadano que tampoco se está alimentando bien, según lo han revelado algunos estudios. La BBC de Londres en un reportaje reciente recurre a cifras de Datos y Venebarómetro, la primera encuestadora reveló que 90% dice comprar menos alimentos, mientras que la segunda estima que 31% asegura comer menos de tres veces al día. Nutrición física y cultural son vitales aun cuando la segunda tienda a subestimarse en tiempos de crisis. Así lo consideran los promotores de los eventos suspendidos o pospuestos.

cita-cultura-6

Escasez de innovación

Una frase de Nicomedes Febres, del Comité Organizador de la FIA, es lapidaria: “Así como la falta de ingesta de proteínas o calorías adecuadas genera adelgazamiento y desnutrición física, la falta del arte y del entretenimiento no ocioso produce desnutrición espiritual, hay menos ideas, menos interrogantes, menos imaginación”, dice quien además es médico de profesión.

Febres se refiere también al desarrollo del gusto que, a su juicio, se va formando y elevando en la medida que la oferta cultural se va enriqueciendo. “La formación del gusto tiene que ver mucho con la pluralidad cultural libre. A mayor contacto con la actividad cultural, mayor es el estímulo para la elevación del gusto. A unos le dará por la actividad musical y a otros por las artes visuales o lo que sea. No en balde se dice que el arte es el último vicio”.

Consuelo Di Carlo, promotora del VMF, lamenta la suspensión de la cita anual. Cree que la ausencia de este evento impide una experiencia plena en el conocimiento de nuevas tendencias, proyectos y tecnologías. “Es en esos espacios donde el venezolano se encuentra con una ventana a la innovación, ya sea en el campo del arte, fotográfico, musical, tecnológico, etc. Desde el punto de vista del Venezuela Móvil Festival, la experiencia fotográfica digital es una experiencia humana y solo está completa con la interacción en ambos planos, el real y el virtual”, expresa.

cita-cultura-5

Di Carlo insiste en el tema de la innovación cuando agrega que “es la creatividad lo que forma a un individuo innovador y este, una sociedad emprendedora. Es en la búsqueda, contemplación y experimentación con nuevos aprendizajes, que un individuo puede reconocerse y motivarse. Actualmente el ser humano consume mucha información por las vías digitales, pero es en el plano real del espacio expositivo o de entretenimiento donde el vínculo emocional con la cultura se mantiene y multiplica”.

Festival-de-Teatro-1

A Félix Allueva, presidente de la Fundación Nuevas Bandas, no le cabe duda: hay una intención política detrás de la asfixia sistemática a estas iniciativas, en lo que coincide Febres también. El primero aclara de entrada: “Cultura, educación, entretenimiento, información se han puesto a la orden de los intereses de las nuevas cúpulas de poder. Los eventos independientes deben, tienen que ser, en una primera instancia, desmantelados y progresivamente pasar a manos de Estado. Es una línea política que desaparezca la expresión autónoma de los espectáculos y se conviertan en parte de la orquestada propaganda oficialista”.

cita-cultura-4

El promotor cultural agrega: “Lo anterior es lo que ha venido desarrollando inteligentemente el poder chavista. Para ello, han utilizado diversos mecanismos que van del control de permisos, monopolizar servicios, ‘ahorcar’ presupuestariamente algunos proyectos, negar apoyos de infraestructuras, además de toda la crisis económica que vivimos”.

Con este marco teórico —y fáctico— aclarado, considera que “pasamos al férreo control ideológico de la sociedad. Así como comeremos un solo tipo de arroz —posiblemente de muy mala calidad—, nos toca consumir un tipo específico de mensaje —posiblemente de muy mala calidad. Nuestra dieta cultural tiende a tener un solo menú”.

Cultura oficial

En la acera de enfrente, hay iniciativas fundadas por personajes vinculados afectiva o materialmente con el actual Gobierno. Una investigación de las periodistas Arysbell Arismendi, Fiorella Perfetto y Oriana Vielma, muestra el modelo de enriquecimiento del exministro de Economía Comunal y Turismo, Pedro Morejón, quien junto a otros exfuncionarios ha construido un emporio conformado por cuatro empresas en Venezuela, con Invershow a la cabeza, dos en Estados Unidos y una en República Dominicana.

La investigación revela que en 2015, por ejemplo, Invershow produjo los espectáculos de Ricardo Arjona, Gloria Trevi y Armando Manzanero, y este año ya presentó al salsero Víctor Manuelle, al parecer, sorteando las dificultades que implica el control cambiario. El reportaje señala: “En 2016, mientras el país enfrenta una aguda crisis económica, escasez de alimentos, medicinas y rubros de primera necesidad debido a la baja de los ingresos en divisas, el costo de la boletería para el concierto de Víctor Manuelle de este sábado dobla los precios de las entradas del concierto de Arjona. Aunque será un evento sencillo, según describió el jefe de prensa de Invershow, William Argüello, los asistentes pagarán entre 12.000 y 60.000 bolívares para verlo”.

cita-cultura-3

El promotor y rockero Paul Gillman, simpatizante del régimen chavista, no ha tenido problema alguno para su Gillman Fest. De hecho, se anuncia para el 10 de septiembre, una edición especial de los 80’s en el Teatro Teresa Carreño. Félix Allueva comenta sobre Gillman: “Él forma parte del proceso de ideologización de los eventos musicales, no cuenta como productor independiente. Sus festivales, al igual que Suena Caracas, Festival de Teatro y unos cuantos más, son financiados por el oficialismo y llevan el sello rojo”.

Suena-Caracas1

“En el 2007 planteé que el Estado monopolizaría el mercado de los espectáculos, que era cuestión de años que desaparecieran las propuestas independientes y que progresivamente la cúpula del régimen controlaría dicho universo. Si realizas un inventario de productoras de eventos constatarás que el 80% o más, han desaparecido”, remata Allueva.

Burlar el cerco

Un solo evento cultural que se suspenda es pérdida para el ciudadano de cualquier país. Cuando eso ocurre sistemáticamente por intenciones políticas, como lo afirma Félix Allueva o Nicomedes Febres, es menester activar mecanismos para no quedar aislado.

Consuelo Di Carlo considera que el aislamiento de Venezuela frente al mundo es un tema que se viene acrecentado. “A pesar de que aún continúan promotores culturales e instituciones que apuestan al intercambio internacional, esto cada vez se ha hecho más difícil económicamente incluso en temas de seguridad. Es muy importante mantener esos vínculos, es mucho lo que está ocurriendo actualmente a nivel cultural y tecnológico alrededor del mundo y es lamentable quedarnos aislados ante tantas experiencias”. La promotora del VMF agrega que como público nos queda, “seguir asistiendo a los eventos programados, mantenerse apoyando y participando por la vía digital, mantener la curiosidad y el deseo de nuevos conocimientos”.

cita-cultura-2

Esos promotores independientes que siguen nadando a contracorriente, constituyen un grupo que debería seguir creciendo. No se hizo el Nuevas Bandas pero sí el Sibelius, festival de guitarra eléctrica; allí están también iniciativas como el Festival Caracas en Contratiempo, Sunset Roll, Música en la Terraza, Ciclo y Aparte, Miércoles Insólitos, Latitud 10, Concierto Ladosis, etc. Al respecto, Félix Allueva señala: “si analizas el método, financiamiento y calidad de producción, verás que forman parte de lo que llamo Resistencia Cultural. Entrevista a sus productores y te darás cuenta de que los conciertos están hechos básicamente de ‘tracción humana’, gran corazón de sus equipos de producción y mucha solidaridad de los participantes”.

Caracas-en-contratiempo-1

Resistencia cultural es la propuesta del promotor del Nuevas Bandas, “hacer lo imposible para mantener los espacios socioculturales que hemos conquistado durante décadas de lucha. Esto abarca todos los campos culturales. En el caso específico de mi área (música contemporánea), seguir programando, continuar organizando actividades, mantener los proyectos aún bajo la presión —ya descrita— del Estado y sus mecanismos paramilitares”.

cita-cultura-1

Nicomedes Febres también abre una ventana ante la puerta cerrada. “El problema para este régimen es que el plan maestro fue elaborado en el siglo XIX cuando se hizo masiva la lectura de las élites y no como ahora, que hay medios de comunicación plurales e independientes, con amor a la verdad y a la libertad. En democracia lo obligante es el contraste de opiniones, mientras en otros sistemas, llámese pensamiento medioeval o socialismo, es la ocultación del otro. También las redes sociales hacen lo suyo al mostrar todas las versiones posibles de la verdad y que cada consumidor cultural elija el que le parezca más cierto o creíble”.

Resistencia, redes, astucia, perseverancia, curiosidad, parecen ser algunas de las herramientas para seguir degustando buenos platillos artísticos. Eso sí, no es fácil, si hay que hacer largas colas por harina de maíz, probablemente haya que hacer otras por un buen festival artístico, pero la retribución irá más allá de un estómago lleno.

Sunset-Roll-Festival-1