<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Tiempo al tiempo, añoranza y cuatro sampleado

Luis Enrique y C4 Trío grabaron un álbum en el que el cantante nicaragüense se adentra en los ritmos tradicionales venezolanos gracias a los cuatristas. La obra fue nominada al Grammy y ha hecho más universal al cuatro venezolano

Tiempo al tiempo, añoranza y cuatro sampleado

Luis Enrique quería un disco diferente, que se distanciara de esos sonidos por lo que es conocido. Tenía tiempo con esa idea en la cabeza. Pero hay caminos que se unen, así, sin sospechar. Bastó un encuentro con los músicos de C4 Trío para que empezaran a concatenarse las ideas.

Es un álbum diferente a los discos en los que ha cantado Luis Enrique, pues el cuatro pareciera que zigzaguea entre ritmos venezolanos, pero también evocando tenuemente, y por momentos, esos ritmos más tropicales con los que el nicaragüense se hizo famoso.

TIEMPO

En noviembre la noticia fue que Tiempo al tiempo había ganado el Latin Grammy como Mejor Álbum Folclórico y Rodner Padilla, el bajista del grupo, obtuvo la estatuilla a Mejor Arreglo por lo que hizo en “Sirena”. En 2020 compitió a Mejor Álbum Latino Tropical del Grammy que entrega la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación de Estados Unidos. Compitió con Juan Luis Guerra, Vicente García, Aymée Nuviola y Marc Anthony, quien finalmente alzó la estatuilla de la categoría que a Luis Enrique no le es extraña. La ganó en 2009 por su obra Ciclos, además de haber sido nominado en otras cinco ocasiones en distintas categorías.

«En estos Grammy son pocos los renglones que hay para la música latinoamericana. La probabilidad de optar a una nominación es mucho más pequeño. Por eso es un reconocimiento importante»

El nacimiento 

Fue en 2015 cuando empezó a gestarse todo, en un concierto en Miami titulado Venezuela ¡es mucho más! Ahí fueron convocados artistas como Ilan Chester, Paloma San Basilio, Huáscar Barradas, María Rivas y Karina. También estaba Luis Enrique, con quien C4 Trío tuvo la oportunidad de interpretar “De repente”, tema que también dio título a un disco que los cuatrista grabaron con Rafael “Pollo” Brito, y con el que ganaron el Latin Grammy a Mejor Ingeniería de Grabación para un Álbum.

En los ensayos, a Luis Enrique le llamó mucho la atención el cuatro. Y en esas conversaciones surgió esa frase común entre músicos que coinciden: “Ojalá algún día hagamos algo juntos”. Pero esta vez, no se quedó en un simple cumplido.

Ya en ese momento Rodner Padilla vivía en Miami. “Todo terminó de darse cuando Jorge Luis Chacín nos invitó a grabar con él la canción ‘Candela’. También estuvo Luis Enrique, quien nos dijo que por fin hiciéramos algo juntos”, rememora Héctor Molina. El tema al que se refiere fue estrenado en 2018 y tiene un video en Youtube que desde que se  subió el año pasado suma más de 840.000 reproducciones. “Él fue el que puso el acelerador a todo”, agrega Molina sobre el álbum, que tiene como productor a Julio Bagué.

Es el primer disco en el que los integrantes de C4 Trío están en distintos lugares. Rodner Padilla y Héctor Molina en Miami, Jorge Glem en Nueva York y Edward Ramírez en Medellín. Además contó como invitado en la percusión con Diego “El Negro” Álvarez, amigo de los cuatristas desde aquellos tiempos de toques en Venezuela como parte de la Movida Acústica Urbana.

“Un día estábamos almorzando y Luis Enrique dijo que le gustaría que el proyecto tuviera como percusionista a Diego, a quien también conoce. Justo cuando lo mencionamos, sonó el teléfono de Rodner. Los estaba llamando El Negro. Como él vive en Los Angeles cuadramos para que tanto él como Jorge vinieran para acá a terminar de armar todo”, cuenta Molina. El único que estuvo la mayor parte del tiempo a distancia fue Edward Ramírez, quien todavía resolvía asuntos de visa. “Pensábamos siempre en función de cómo se podía incorporar algún solo de cuatro de él, alguna parte. Cuando fuimos a Ecuador a un concierto, aprovechamos para grabarlo en un estudio. También grabó en Colombia y parte en Venezuela”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de C4 Trío (@c4trio) el

No era un disco que estaba en los planes de los músicos de C4 Trío. En los años recientes, se han concentrado en trabajos con otros artistas. Además del álbum con Rafael “Pollo” Brito, en 2016 publicaron Pa’ fuera con Desorden Público, con el que en 2017 debutaron en las nominaciones al Grammy en Mejor Álbum Latino de Rock, Urbano o Alternativo. La intención era grabar un material solos, firmar solo C4 Trío. Pero salió esta oportunidad, no solo artística, sino también de mayor proyección internacional.

«Los músicos tenemos una responsabilidad de dejar mensajes acordes al tiempo que vivimos. Tanto Venezuela como Nicaragua tenemos unas realidades que nos pegan fuerte»

“Es un disco muy especial que creo está manteniendo vivo a C4 Trío de alguna forma, a pesar de las circunstancias en las que estamos”, asevera Molina desde Miami, desde donde también elogia a Luis Enrique como guitarrista, además de recordar su vínculo con la música nicaragüense por su ascendencia, recordemos que es familia de Luis Enrique Mejía Godoy, el trovador.

El repertorio

Primero pensaron en versionar temas conocidos de la música latinoamericana, pero después, por idea de Luis Enrique, decidieron hacer música original. Todos empezaron a llevar al estudio aquello que tenían por ahí guardado.

Solo se incluyó, casi a última hora, la famosa “Date un chance”. “Luis Enrique un día tomó la guitarra y echando vaina la tocó joropeada”, recuerda Molina.

«No recuerdo otro disco de música venezolana, o de música hecha con cuatro, en el que se haya sampleado el instrumento como habría hecho un productor de hip hop»

Rodner Padilla no quería que fueran solo ocho temas, deseaba uno más. Y recordaba muy bien aquella vez en la que en un jamming hicieron en joropo “Date un chance”. En un viaje a Houston, tocaron ese tema en vivo.

El bajista había cuadrado un estudio en esa ciudad, sin haberle dicho al resto, para grabar la pieza. Hubo reticencia de sus compañeros a la idea al principio, pero apenas terminó la presentación fueron a registrar lo que se convirtió en el cierre del LP.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de C4 Trío (@c4trio) el


Antes, la última canción era “Tiempo al tiempo”, pero la consideraba muy experimental para el final. “Y eso que le tengo mucho cariño porque logramos cosas muy interesantes en producción. Por ejemplo, no recuerdo otro disco de música venezolana, o de música hecha con cuatro, en el que se haya sampleado el instrumento. Cuando escuchas la intro, son los cuatro sampleados, como habría hecho un productor de hip hop”.

Para Padilla, quien anteriormente había colaborado con Luis Enrique, este disco representa el renacer de C4 Trío. “Especialmente después de una serie de sucesos como la muerte de nuestra manager Soraya Rojas y de nuestro bajista Gustavito Márquez. Fueron golpes muy duros y gracias a Dios que las cosas se dieron de buena manera”. De hecho, en este trabajo, hay una composición de Gustavo Márquez, titulada “Vértigo”.

A pesar de la distancia

Hay distancias geográficas entre los músicos, pero C4 Trío es bastión. “Es un proyecto demasiado importante. Es un punto muy especial en nuestras vidas, pero sí hubo el temor de que afectara porque no nos íbamos a ver diariamente. De hecho, todavía estamos ajustando cosas, especialmente en la parte creativa”.

«Es un disco muy especial que creo está manteniendo vivo a C4 Trío de alguna forma, a pesar de las circunstancias en las que estamos»

La más conocida de las canciones hasta ahora es “Añoranza” ese tema inspirado en la partida, en ese dolor de dejar un país debido a circunstancias adversas y hostiles. Dedicado a los venezolanos y nicaragüenses que caminan, los músicos compusieron en contradanza y gaita de tambora a la nostalgia y la esperanza por el reencuentro.

Además, la pieza estuvo aliñada con un videoclip dirigido por Hernán Jabes, y protagonizado por Samantha Castillo y Giovanny García, que homenajea a miles que han salido de su país para cruzar fronteras por un mejor destino.

Antes de que existiera esta canción, el disco se centraba en el romance, pero Héctor Molina le dijo a Luis Enrique que le gustaría otra perspectiva. “Rodner dijo que deberíamos hablar de las cosas que están pasando en nuestro países. Luis Enrique dijo que sí”, detalla Molina. Entonces le mostraron lo que es la contradanza zuliana y al nicaragüense le pareció bien sumar al marabino Jorge Luis Chacín. Luis Enrique sugirió escribir la canción como si fuera una carta.

“Los músicos tenemos una responsabilidad de dejar mensajes acordes al tiempo que vivimos. Tanto Venezuela como Nicaragua tenemos unas realidades que nos pegan fuerte cada día. Sentíamos que era importante dejar un reflejo con una canción como esta. Yo no pude participar en esa sesión de grabación, pero tanto Jorge, como Luis Enrique, Rodner y Héctor lo hicieron muy bien. Pero también es importante entender que es una realidad universal. Más allá de nuestra realidad, hay mucha gente que se puede sentir identificada”, dice Ramírez.

La proyección del cuatro

Desde el principio, incluso el nombre del grupo es casi un manifiesto, C4 Trío ha buscado que el cuatro tenga una mayor proyección más allá de Venezuela, que sea un instrumento tan popular, o más aún, que el ukelele, por ejemplo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de C4 Trío (@c4trio) el

Sin dudas, la noticia de que fueran tomados en cuenta por la Academia es un logro. “En estos Grammy son pocos los renglones que hay para la música latinoamericana. La probabilidad de optar a una nominación es mucho más pequeño. Por eso es un reconocimiento importante, un logro. Lo que además suelen estar nominados en esta categorías son gente grande. Es gratificante que el cuatro, y la música venezolana, en lo que siempre hemos creído, esté al lado de estos artistas de estos maestros”, afirma Edward Ramírez.

«Todo terminó de darse cuando Jorge Luis Chacín nos invitó a grabar con él la canción ‘Candela’. También estuvo Luis Enrique, quien nos dijo que por fin hiciéramos algo juntos»

Tiempo al tiempo es un disco joven, que apenas despunta. “Siento que esa proyección apenas comienza. Todavía no se ha tocado como nosotros queremos, y este año vienen bastantes proyectos. Eso está por materializarse más a fondo en 2020”, acota Ramírez, quien recuerda además que en noviembre C4 Trío cumplirá 15 años. “Todavía estamos revisando ideas sobre lo que haremos para celebrar”, concluye.