<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Yordano, ni el cáncer lo silencia

Ni la amenaza de una enfermedad terminal ni el posible decaimiento de su carrera musical le quitan el reconocimiento ni la admiración a Yordano, quien este 27 de octubre cumple 64 años. La música de este cantautor ítalo-venezolano, más allá de ser una mezcla de géneros, se convirtió en identidad criolla, de esas que trasciende generaciones

Yordano, ni el cáncer lo silencia

Una enfermedad que impide la producción de elementos necesarios para la sangre casi impide que Yordano cumpliese 64 años hoy. Un donante anónimo lo permitió. El cantautor tuvo que someterse a un trasplante de médula ósea el pasado 23 de enero por padecer un síndrome mielodisplástico. Además de las incontables oraciones de sus seguidores y los conciertos en su homenaje, cantantes latinos grabaron videos como una muestra de solidaridad y apoyo al descendiente de italianos.

Ahora, con los sus niveles de glóbulos blancos y plaquetas regularizadas, Yordano celebra su nacimiento hoy 27 de octubre. Para él, cada día es una batalla; hoy sigue siéndolo a pesar de estar en remisión desde julio tal como lo indicó en su cuenta de Twitter @YordanoOficial: “Estaba esperando este día!! Hoy en Remision! Gracias a Dios. Gracias a ese donante anónimo. Gracias por orar por mi”.

Giordano Di Marzo llegó a costas criollas cuando tenía tres años. A pesar de haber nacido en Roma, Italia, Venezuela lo hizo Yordano. “A Italia le tengo un gran afecto porque están mis raíces familiares, pero mi vida ha sido Venezuela. Mi familia vive aquí. De aquí son los amores. Los amigos. Todo lo que es y fue”, indicó en una entrevista a El Nacional.

Comenzó su carrera musical durante la década de los setenta, aunque a finales de la década se presenta su talento al público venezolano con la agrupación Sietecuero, también integrado por su hermano Evio. Con su álbum Negocios Son Negocios (1982) comienza su carrera como solista, por la cual sería reconocido hasta nuestros días. Su estilo único, reconocible a distancia aunque no se quiera, se forjó poco a poco con sus incursiones en distintos géneros. En los inicios de su carrera, el cantante mostró influencias del pop inglés, además de dejar ver sus inclinaciones musicales caribeñas como el son cubano y el bolero. Hasta la balada de raíces italianas mostró. Multifacético, aunque siempre él, con sus lentes, su guitarra y su empatía, identificable e inconfundible, versionado y homenajeado por cantantes venezolanos como Nacho y Famasloop.

15 cds con éxitos que se fijan en la memoria colectiva del venezolano y trascienden fronteras hasta llegar a presentaciones en el extranjero, en ciudades como Nueva York. Manantial de corazón, Bailando tan cerca y Aquel lugar secreto y muchas más se impregnarían en las programaciones radiales y se mantendrían como canciones emblemáticas del siglo pasado para sus contemporáneos.

La lírica romántica le ha garantizado a Yordano su permanencia por más de 20 años en el tapete musical del país. Con la llegada del milenio llegó su incursión en la producción independiente con los álbumes El Deseo (2008), En Vivo (2011), Sueños Clandestinos (2013) y Manifiesto (2014). A pesar de estar en su edad más madura, sigue produciendo referentes musicales del pop venezolano que nos diferencian a nivel mundial. Su voz ha acompañado producciones con artistas como Daiquirí, Luz Marina, Colina, Guaco y Simón Díaz. Los éxitos llovieron a lo largo de su carrera tal como las bendiciones lo siguen haciendo en su recuperación del cáncer, aún en la espera de que aquellos 20 años de vigencia de su canción Por Estas Calles no lleguen a cumplirse.