Asamblea de Maduro ya designó a los nuevos rectores del CNE

Este martes, finalmente, se despejó la incógnita sobre la conformación de la directiva del organismo electoral. Por primera vez desde 2003 hay dos representantes de la oposición como rectores principales

Asamblea de Maduro ya designó a los nuevos rectores del CNE

La Asamblea Nacional del chavismo ratificó a Tania D’ Amelio como rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE) y nombró como nuevos rectores principales a Roberto Picón, Enrique Márquez, Pedro Calzadilla y Alexis Corredor por los próximos 7 años.

La lista de elegibles inicial la conformaron 103 personas, y luego se redujo a 15 posibles funcionarios que ya están aprobados. El parlamentario oficialista Giuseppe Alessandrello, los presentó en el siguiente orden:

– Alexis Corredor Pérez rector, primer suplente Carlos Enrique Quintero Cuevas, segundo suplente Francisco José Garcés Da Silva.

– Tania D’Amelio rectora electoral, primer suplente Leonel Parica, segundo suplente Rafael Simón Chacón Guzmán.

– Enrique Márquez como rector principal, Griselda Colina, Francisco José Martínez García.

– Pedro Enrique Calzadilla rector propuesto por el Poder Ciudadano, primer suplente Gustavo Adolfo Vizcaino, segundo suplente Saúl de Jesús Bernal Peña.

– Roberto Antonio Picón rector por las universidades, primer suplente Conrado Ramón Pérez, segundo suplente León Antonio Arismendi.

Lea también: CNE: El director del Saime y el contralor se postularon para rectores

Los que ahora son

Tanía D’Amelio, en realidad, fue ratificada: hace 11 años ya que la exdiputada del Psuv está en el CNE. El nuevo rector Corredor Pérez, es profesor de Historia y viene de la Asamblea Constituyente, fue miembro de la Liga Socialista, del MBR 200 y del Psuv. Calzadilla también es profesor de Historia y fue designado por Hugo Chávez como ministro de Cultura en 2011 y luego por Maduro ministro de Educación Universitaria en 2014.

De acuerdo al periodista especializado en el tema electoral, no había una conformación de directiva del CNE con dos rectores principales no alineados con el chavismo desde el año 2003.

Enrique Márquez fue diputado en la Asamblea Nacional con mayoría opositora de la cual fue vicepresidente en 2015. El analista Michael Penfold lo describe así en su cuenta de Twitter: «Enrique Márquez ha sido crítico de cualquier salida no electoral, y ha abogado por salidas negociadas, y es a su vez un político profesional del Zulia que (…) mostró capacidad de generar acuerdos dentro de la oposición».

Roberto Picón es ingeniero en sistemas, fue asesor de la Mesa de la Unidad Democrática cuando la oposición logró imponerse en las legislativas del año 2015. También fue coordinador nacional de análisis y seguimiento del Comando Venezuela, el equipo de Henrique Capriles para las presidenciales de 2012.

Penfold es entusiasta con su presencia: «uno de los ingenieros con mejor conocimiento técnico de las fallas del sistema, es una garantía que cualquier reforma podrá ser implementada con imparcialidad y cualquier retroceso será debidamente alertado».

Picón fue víctima de la represión policial contra los actores políticos: el Sebin lo detuvo el 22 de julio de 2017 y terminó acusado de formar parte de un plan para «hackear» el sistema electoral. Estuvo preso hasta el 24 de diciembre de ese mismo año. Picón ha sido uno de los motores de las negociaciones que terminaron en esta nueva conformación del CNE.

De acuerdo a Eugenio Martínez «es un CNE mejor de lo previsto, faltan ahora los acuerdos políticos que hagan viable recuperar las garantías perdidas».

Del lado de la oposición nucleada en torno a Juan Guaidó -que no participó en los acuerdos- hubo una respuesta en forma de comunicado: «No debe imponerse unilateralmente al árbitro electoral. El CNE, así como el resto de las condiciones electorales, deben acordarse para que todos podamos tener elecciones libres, justas y competitivas».

Pero esta directiva no fue impuesta de forma unilateral: es fruto de meses de negociaciones en las que además de los partidos de la llamada «mesita» habrían participado -de acuerdo a la periodista Celina Carquez- organizaciones de la sociedad civil y hasta políticos «disidentes del G4 que creen en el voto» y que trabajaron en esto «junto con un sector del Gobierno, liderado por Jorge Rodríguez quien hizo honor a su palabra».