Colombia denuncia ante la ONU "detención arbitraria" de 59 ciudadanos en Venezuela

Colombia presentó una denuncia a la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre la "situación dramática" y la "detención arbitraria" de 59 de sus ciudadanos que están presos en Venezuela hace más de dos años y quienes fueron imputados por varios delitos, entre ellos terrorismo.

Colombia denuncia ante la ONU  "detención arbitraria" de 59 ciudadanos en Venezuela

La Cancillería colombiana informó en un comunicado que enviaron una nota verbal a Bachelet en la que expuso «una vez más» la dramática situación que viven los 59 colombianos presos en la cárcel de La Yaguara de Caracas desde el 1 de septiembre de 2016.

En la misma, el Ministerio de Relaciones Exteriores explica «las condiciones deplorables en las que permanecen» los 59 colombianos y recalca «que a los mismos no se les ha respetado el debido proceso, teniendo en cuenta que un juez ordenó su libertad plena desde noviembre de 2017».

En este sentido, explican que los 59 colombianos están en esa situación «a pesar de las intensas gestiones consulares y diplomáticas», por lo que transmitieron el mensaje a Bachelet para que pongan en marcha «las acciones que estime pertinentes para que el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria se pronuncie sobre la situación en mención».

«De igual manera, insta a que la señora Bachelet realice las demás acciones que considere necesarias para asegurar la libertad de los colombianos», finaliza el comunicado.

 

Amnistía Internacional (AI) emitió una acción urgente por la libertad de los 59 colombianos detenidos desde septiembre de 2016 en una cárcel de Venezuela y para quienes pide también atención médica, así como que se garantice su «debido proceso».

Cómo romper la adicción de nuestros niños a videojuegos y pantallas

Educar al aire libre a través de la comprensión y no de la obediencia, sería el camino ideal para motivar a nuestros niños y jóvenes a realizar actividades no vinculadas con dispositivos electrónicos. Suena fácil y puede resultarlo si trazamos una hoja de ruta en la que se sientan integrados, escuchados y apoyados.