<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

¿Cómo afrontar la emergencia económica?

El presidente Nicolás Maduro solicitó a la Asamblea Nacional la aprobación de un Decreto de Emergencia Económica. Es un asunto tan sensible para la crisis que vive el país que nos sentimos obligados a hacer algunas consideraciones.

¿Cómo afrontar la emergencia económica?

Nuestra Constitución (Art. 338) y la Ley Orgánica de Estados de Excepción (Art. 10) establecen el reconocimiento de una Emergencia Económica cuando “circunstancias extraordinarias afecten gravemente la vida económica de la nación”.

Y ese debe ser, precisamente, el punto de partida del debate: analizar las circunstancias extraordinarias que afectan gravemente la vida económica de la nación para develar quiénes son sus responsables.

El país exige saber qué pasó. Y no se trata de fatuos deseos de justicia o de revancha. Me refiero al necesario diagnóstico como requisito indispensable para encontrar soluciones reales a la crisis económica. Abrir la discusión desde esa perspectiva es también honrar y respetar el drama de los millones de familias venezolanas que sufren las consecuencias del Socialismo del Siglo XXI.

También será importante evaluar la propuesta del Poder Ejecutivo a la luz del artículo 11 de la Ley Orgánica de Estados de Excepción, el cual establece que “el decreto dispondrá las medidas oportunas, destinadas a resolver satisfactoriamente la anormalidad o crisis e impedir la extensión de sus efectos”.

Pero debemos preguntarnos si restringir el cerco de la actividad económica, ampliar la arbitrariedad presupuestaria y más control en la distribución de bienes son medidas acertadas para superar la crisis. En realidad, lo que Nicolás Maduro nos propone profundizar el camino del Socialismo del S.XXI. Estamos al borde del abismo y el Presidente nos pide que demos un paso adelante.

Por eso, la Asamblea Nacional, con sentido de responsabilidad y consciente del hambre que azota a nuestro pueblo, tendrá que exigirle al Gobierno Nacional que rectifique y abandone la única guerra económica que hay en Venezuela: el Socialismo del Siglo XXI.

Conocer el origen de la crisis y analizar las propuestas del Ejecutivo permitirá mostrarle al país el verdadero interés que esconde el Decreto de Emergencia Económica.

Nicolás Maduro se empeña en concentrar más poder a costa de las penurias de nuestro pueblo. Pero la Asamblea Nacional, como poder autónomo e independiente que defiende al pueblo de Venezuela, encontrará caminos institucionales que conduzcan a la justicia social y obliguen a la rectificación del Gobierno.

En este sentido, el artículo 30 de la Ley Orgánica de Estados de Excepción será fundamental. El mismo establece que la Asamblea Nacional “podrá modificar los términos del decreto, atendiendo las circunstancias del caso. No podrá, sin embargo, establecer un régimen que implique mayores restricciones a las instituidas por el Ejecutivo Nacional. En este caso, el acuerdo de la Asamblea Nacional deberá contar con el voto favorable de las tres quintas partes de sus miembros”.

Lo anterior quiere decir que, de ser necesario y después de haber juzgado políticamente la oportunidad y alcance del Decreto, los diputados del cambio podremos modificar los términos de la emergencia económica y obligar así a Nicolás Maduro a cambiar de rumbo.

El debate no será fácil. Pero daremos la pelea porque en nuestras conciencias está impreso el rostro de cada venezolano que sufre injustamente los efectos de un modelo fracasado.

Nuestros esfuerzos pondrán al Gobierno en una encrucijada constitucional y democrática referida por el diputado Julio Borges, Jefe de la Fracción parlamentaria de la MUD: Maduro tiene que cambiar de rumbo para solucionar la crisis o los venezolanos tendremos que cambiar de Gobierno.

Juan Miguel Matheus es diputado opositor a la Asamblea Nacional

El derrame de crudo en Morrocoy se originó en la refinería El Palito

Mientras organismos oficiales aseguran que realizan trabajos para la remoción del hidrocarburo vertido al mar, ambientalistas, moradores de las zonas afectadas y especialistas en la materia, lamentan el impacto que este nuevo episodio tendrá en la zona costera de Falcón. Y han logrado determinar el origen de la fuga. ¿Se investigará para establecer responsabilidades?

La Sirenita no es una historia tan bonita

Bueno, se me callan que voy a contar la verdadera historia de La Sirenita y terminar de arruinarle las infancias… Belén Ayala revisa, analiza y malandrea los relatos infantiles, de princesas y príncipes, de hadas y ogros y hasta de brujas malas. Aquí no se salva nadie: haga silencio y pase