Con Cabello al frente, arranca un Congreso del Psuv que vende reformas

Al grito de ¡Vamos Nico!" y con Diosdado Cabello al frente, arrancó este sábado el IV Congreso del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) que promete reformas para mantener a flote a la revolución bolivariana.

Con Cabello al frente, arranca un Congreso del Psuv que vende reformas

La plana mayor del partido de gobierno, exceptuando a la vicepresidenta de la República y dirigente del movimiento Somos Venezuela, Delcy Rodríguez, inició el congreso entre llamados de cambio -en especial-  del rumbo de la política económica adoptada por el presidente Nicolás Maduro.
Diosdado Cabello, número dos del chavismo y vicepresidente de la tolda roja, encabeza el evento. En su primera intervención durante una sesión informativa que dura horas, el llamado jefe militar de la revolución bolivariana se jactó de la unidad, que caracteriza al Psuv desde su creación.
«No podrán dividirnos», aseguró Cabello ante ministros, gobernadores, directores de organismo estatales, militares retirados, exguerrilleros, estudiantes e invitados internacionales que asisten al encuentro, trasmitido por el canal estatal VTV.
Cabello llamó la necesidad de mantener la organización no solo como una maquinaria electoral, sino como una «fuerza para mantener a la revolución».
Advirtió que la «derecha», el término como denosta a la oposición, mantiene la «llave de la violencia». Y por eso, advirtió que los militantes del Psuv estarán firmes para defender a la revolución «dentro de los preceptos del socialismo y de Hugo Chávez», quien cumpliría este sábado 64 años.
«Cada día estamos más fortalecidos porque hay una conciencia revolucionaria», apuntó Cabello.
 
El IV Congreso del Psuv tiene dos metas: fijar líneas para enfrentar la crisis económica y sentar bases para fortalecer la estructura del partido, han informado sus organizadores.
En este sentido, Cabello anticipó que el nuevo rol del partido será atender las necesidades de los venezolanos, golpeados por la escasez de insumos básicos y el descalabro de los servicios públicos.
Afirmó que se discutirán los problemas del país pero descartó que se aceptará un canal humanitario de alimentos y medicinas para paliar la crisis, tal como exigen sectores de la oposición local y organizaciones internacionales.
«Aquí no van a venir con el canal humanitario (…) Lo decimos sin arrogancia (…) Puede que el imperialismo entre al país, lo que no saben es cómo van a salir. La revolución bolivariana no se va a rendir”, subrayó.
 
Cabello se preguntó si Nicaragua o Cuba han resistido a «las amenazas», por qué Venezuela no hará lo mismo.
«En la revolución bolivariana, no nos importa absolutamente nada lo que diga el imperialismo norteamericano ni sus lacayos alrededor del mundo ¡No nos importa!», expresó.
El número dos del chavismo también pidió eliminar los sectarismos, incluso, con los aliados políticos.
Se espera que el inicio formal del Congreso se haga en las próximas horas con la presencia de Maduro, con un acto en el Panteón Nacional, donde reposan los restos del Libertador, Simón Bolívar.]]>