Y la Niña se nos casó en medio del apagón porque la vida sigue

El apagón que afectó a Venezuela el pasado 7 de marzo, ha trastocado la vida de todos.

Y la Niña se nos casó en medio del apagón porque la vida sigue

Desde lo más sencillo hasta asuntos de “vida o muerte” se han convertido en un drama para los venezolanos, como el caso de una señora que tuvo que conectar su sistema de oxígeno en el lobby de un hotel.

Pero, como en todo, hay matices. En medio del caos, las preocupaciones y hasta de la desesperanza de algunos, hay otros que tratan de seguir con sus planes.

Un ejemplo de ello es que entre viernes y domingo de la semana pasada se han realizado varias bodas.

Este domingo, la Unión Israelita de Venezuela fue escenario de una.

La madre de la novia relató que “a pesar de la tragedia, hay que ser optimistas”. “Ser felices también es un acto de rebeldía”. agregó.

Cuenta que el lugar dispone de una planta, aunque al comienzo presentó una falla.

“Hubo menos invitados pero todo quedó perfecto. Yo entiendo que no estamos para celebrar pero era la ilusión de mi hija”, señala la señora aún vestida con su traje y el buqué en las manos.

A pesar de que la boda estaba planificada desde hace un año, confiesa que sí se planteó suspenderla.

“Logramos sacar adelante el sueño de dos jóvenes que inician un nuevo camino. Eso también es importante”, insistió.

Aunque prefirió que no se publicara ni su nombre ni el de su hija, asegura no estar arrepentida de haber seguido adelante con el matrimonio.

Esta consciente de las críticas, incluso de familiares, por haber hecho una fiesta en medio del apagón que ha dejado fallecidos e incontables pérdidas económicas. “Insisto, la vida continúa”.