Condenan a 27 años de prisión a policías que dispararon a Rufo Chacón

El Ministerio Público determinó que Useche Blanco pagaría una condena de 27 años y 9 meses; mientras que Ramírez Hernández pasaría 21 años y 5 meses por los siguientes cargos homicidio calificado en grado de frustración, trato cruel; y uso indebido de arma orgánica

Condenan a 27 años de prisión a policías que dispararon a Rufo Chacón

El fiscal general del chavismo, Tarek William Saab, informó este lunes 04 de octubre que Javier Useche Blanco y Henry José Ramírez Hernández,  funcionarios de la Policía del Táchira que dispararon 52 perdigones y dejaron ciego al joven Rufo Chacón, fueron sentenciados a 27 años de cárcel.

Saab hizo el anuncio a través de su cuenta en Twitter, donde escribió: «Dichos sujetos el 01/07/2019, durante una manifestación, dispararon sus escopetas y le quitaron la vista al adolescente Rufo Chacón en San Cristobal».

El Ministerio Público (MP) determinó que Useche Blanco pagaría una condena de 27 años y 9 meses; mientras que Ramírez Hernández pasaría 21 años y 5 meses. Los delitos que pesan en su contra son: homicidio calificado en grado de frustración, trato cruel; y uso indebido de arma orgánica.

Protestar por gas y quedar sin visión

El 08 de julio de 2019 Rufo Chacón, en ese momento con 16 años de edad, protestaba ante la escasez de gas que ya sumaba dos meses en su comunidad.

Días después del hecho, la madre de Chacón, Adriana Parada, expresó a los medios: «Rufo me dice que su mayor alegría es dormir porque cada vez que lo hace puede ver la luz a través de los sueños. Eso me entristece mucho y me pregunto a diario por qué le hicieron eso a mi hijo. Él no tenía piedras, ni palos; solo una bombona de gas para llenar. No entiendo por qué ellos (policías) siempre agreden a las personas”.

Otro caso con faltas

Aunque Saab señala que el «MP garantiza plena justicia en la defensa de las derechos humanos», la madre de Chacón en distintas ocasiones denunció irregularidades por parte de las autoridades con el caso de su hijo.

Entre ellos: la «pérdida» de actas de los tribunales, persecución policial y señalamientos sobre su filiación política.