Congreso colombiano aprueba reforma tributaria rechazada por manifestantes

El gobierno incluyó una devolución del IVA de 19% al 20% más pobre del país e incentivos a las empresas que contraten a jóvenes entre los 18 y 28 años

Congreso colombiano aprueba reforma tributaria rechazada por manifestantes

El Congreso de Colombia aprobó este viernes una reforma tributaria presentada por el gobierno y que rechaza el movimiento de protesta que hace un mes estalló en las calles contra el presidente Iván Duque.

Con una popularidad en picada (siete de cada diez colombianos rechazan su gestión en las encuestas), el mandatario se anotó una victoria política al sacar adelante el proyecto, que cuestionan la oposición y los sindicatos.

En opinión de esos sectores, la llamada Ley de Crecimiento relaja la carga impositiva a las empresas y castiga a la clase media.

Sin embargo, Duque defendió la iniciativa con el argumento de que impulsará un mayor crecimiento con la generación de nuevos empleos y recursos para la inversión social.

Colombia espera un crecimiento económico del 3,6% para 2019, por encima del promedio regional, aunque también arrastra un desempleo del 10,4% y una informalidad laboral que vulnera a casi 50% de la población laboralmente activa.

“Esta no es una ley que favorece a los ricos”, enfatizó Duque en un acto oficial en la ciudad de Barranquilla.

Duque deberá promulgar en breve la norma, aprobada con el apoyo de la frágil coalición de gobierno en ambas cámaras.

“De espaldas a la gente”

El nuevo marco tributario, que según el cálculo oficial permitirá un recaudo equivalente a unos 4.000 millones de dólares, reemplaza a uno similar que estuvo vigente este año, pero que debió regresar al Congreso por orden de la Corte Constitucional, que encontró fallas en su trámite en 2018.

En la versión aprobada por el Congreso este viernes, el gobierno incluyó una devolución del IVA de 19% al 20% más pobre del país e incentivos a las empresas que contraten a jóvenes entre los 18 y 28 años.

El Ejecutivo agregó esos artículos en un intento por apaciguar la protesta.

De lo que “se trata es que la micro, la pequeña, la mediana y la gran empresa en Colombia crezcan y que ese crecimiento nos permita a nosotros, no solamente tener más inversión y más empleo, sino invertir más en lo social”, afirmó Duque.

Sin embargo, las fuerzas de oposición insisten en que el presidente desoyó los reclamos de los manifestantes que exigían el archivo del proyecto impositivo.

La legisladora María José Pizarro, de la coalición opositora Decentes, tuiteó: “De espaldas a la gente, sin escuchar las voces del paro (protesta) y burlándose” de la ciudadanía fue aprobada la reforma tributaria.

Siguen las protestas

El movimiento de protesta que comenzó el 21 de noviembre ha llenado varias veces las calles para exigir un cambio de rumbo al gobierno conservador de Duque.

En las últimas semanas las manifestaciones han perdido fuerza, aunque sus promotores pretenden elevar la presión sobre el gobierno al término de las festividades de fin de año.

Aunque en su mayoría han sido movilizaciones pacíficas, las protestas que lideran los jóvenes dejan cuatro muertos y cientos de heridos y detenidos.

Además de la nueva ley impositiva, los colombianos protestan contra la represión oficial de las manifestaciones; y el asesinato selectivo de líderes sociales, activistas de derechos humanos y excombatientes de las FARC que firmaron la paz en 2016.