<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Coronavirus en América pasa de 115.000 a 312.000 casos en una semana

La pandemia sigue expandiéndose a lo largo del continente. Estados Unidos concentra la mayoría de los casos en Norteamérica, mientras que Brasil lidera las estadísticas en Sudamérica. La economía de todos los países en la región empiezan a sentir los estragos de convertirse en el nuevo epicentro de la enfermedad

Los casos de coronavirus van camino a triplicarse al cierre de la semana en América. El continente pasó de tener unos 115.000 contagios confirmados el viernes de la semana pasada a superar los 312.000 hoy. En ese mismo período Estados Unidos se consolidó como foco mundial de la pandemia, pero también surgió una posible vacuna que trajo esperanza. Por otro lado, aumentó la preocupación ante una inminente recesión.

Este viernes el mapa mundial que rastrea la evolución en tiempo real de la pandemia mostraba la contundente expansión del coronavirus en Europa y Norteamérica. Mientras tanto, las mayores zonas despejadas se reflejaban en África. Este sistema fue elaborado digitalmente por la Universidad de Johns Hopkins.

Al cabo de una semana nefasta, Estados Unidos sigue siendo el país del mundo con el mayor número de casos confirmados. Registraron unos 273.000 casos (el viernes pasado contabilizaba 101.000), mientras que el número de muertes ya suma 7.087.

La situación en Estados Unidos es un espejo de la realidad mundial: las cifras globales dan cuenta ya de más de un millón de casos. También registran 58.773 muertes y un saldo de 225.519 personas recuperadas, un dato alentador en medio de las malas noticias.

En Latinoamérica, Brasil conserva el mayor número de casos confirmados con 8.229 y 359 muertes, seguido en cuanto al porcentaje de contagios por Chile (3.737). Luego siguen Ecuador (3.368), Perú (1.595), México (1.510), Panamá (1.475), Colombia (1.267) y Argentina (1.265)

OMS pide mesura

La Organización Mundial de la Salud (OMS) enfatizó en que esta pandemia no solo es una tragedia para la salud pública. La economía mundial y cientos de millones de familias en el mundo perdieron sus ingresos o ven peligrar sus empleos, otra arista importante.

No obstante, advirtió: «si los países deciden levantar las restricciones muy rápido, el virus puede resurgir. Si esto sucediera, el impacto económico puede ser todavía peor y más prolongado”.

Una vacuna

Una de las buenas noticias de la semana fue el anuncio de la farmacéutica Johnson & Johnson (J&J), que comenzará en septiembre a probar en humanos su vacuna experimental contra Covid-19. Estiman que podría estar lista para uso de emergencia a principios de 2021.

Asimismo, una vacuna candidata que neutraliza el virus SARS-CoV-2, causante de la pandemia del Covid-19, fue probada con éxito en ratones por los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, en Pensilvania, Estados Unidos. Sin embargo, los científicos advierten que las pruebas con humanos podrían demorarse meses.

EE.UU. como nuevo foco mundial

Estados Unidos siguió consolidándose esta semana como foco mundial de la pandemia por coronavirus, que este viernes rompió con casi una década de creación continuada de empleo en ese país. El virus volvió a golpear con fuerza al estado de Nueva York, donde el número de muertes se ha duplicado en solo tres días; ya representa 45 % del total de decesos en la nación.

De acuerdo al Departamento de Trabajo, el parón económico provocó un aumento de nueve décimas en el índice de desempleo. En marzo, este llegó a 4,4 %, lo que representa el peor dato mensual desde 2009, en plena crisis financiera.

Las alarmas en la economía

Con las actividades paralizadas la economía va a la deriva y las preocupaciones en aumento ante una crisis nunca antes vista en la historia así lo reconoció la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.

La directora gerente anunció en videoconferencia que más de 90 países han pedido ya ayuda financiera de emergencia al FMI a causa de la actual crisis y aseguró que la pandemia ha provocado una paralización de la economía mundial que ya ha sumido al planeta en una recesión mucho peor que la crisis financiera iniciada en 2008.

Es tal la dimensión del asunto que incluso la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) instó a reformar la globalización cuando pase la pandemia mundial del coronavirus y a transitar hacia un modelo de desarrollo más sostenible e inclusivo.

«Después de la crisis, la comunidad mundial tendrá que afrontar el hecho de que la globalización no ha funcionado como se suponía y que es necesario reformarla profundamente», dijo la secretaria ejecutiva del organismo dependiente de la ONU, Alicia Bárcena.

Proyecciones

La Cepal proyecta que el PIB latinoamericano se contraerá al menos 1,8 % este año; aunque no se descarta que la caída llegue hasta 4 % en algunos países.

La crisis sanitaria acarreará además un aumento del desempleo en diez puntos porcentuales y una caída en el valor de las exportaciones de 10,7 %, siendo los países de Suramérica los más afectados por su especialización en la exportación de bienes primarios, de acuerdo al informe «América Latina y el Caribe ante la pandemia del Covid-19: efectos económicos y sociales”.

De otra parte, el presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi, dijo que en este panorama la verdadera crisis es de las personas que, para evitar que se contagien, no pueden salir a vender o a comprar lo que producen o lo que consumen. «Esas personas vivas son las que verdaderamente preocupan más todavía».

«Es una crisis que cuesta mucho dinero y eso lastimosamente va a tener que venir de endeudamiento público», afirmó Mossi, economista hondureño con un doctorado en la materia en la Universidad de Vanderbilt, Estados Unidos, y exfuncionario del Banco Mundial.

La imagen de Bolsonaro

Después de las polémicas, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, intentó moderar el tono en los últimos días, aunque sin llegar a convencer. Este jueves en una entrevista expresó su deseo de reabrir el comercio la próxima semana. También busca convocar una jornada de ayuno para luchar contra el avance del patógeno.

Esta actitud le costó, mientras que la aprobación a la gestión del Ministerio de Salud de Brasil ante la crisis del coronavirus subió esta semana hasta 76 % el presidente goza apenas de 33 % de apoyo, según una encuesta divulgada este viernes.

El aumento de la popularidad de la cartera de Salud se produce en medio de las divergencias entre el ministro Luiz Henrique Mandetta, médico de formación y partidario del distanciamiento social, y Bolsonaro, quien ha criticado el confinamiento masivo y desoído las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

El drama de Ecuador

La situación sigue siendo crítica en Ecuador, en donde el gobierno destinó 4 millones de dólares para contratar a 120 nuevos profesionales de la salud en Guayaquil. Mientras, los expertos de Medicina Legal seguían este viernes la recolección de cadáveres por toda la ciudad.

A escala nacional se sumarán otros 700 médicos, enfermeros y auxiliares para atender los nuevos positivos por coronavirus, informó la Secretaría General de Comunicación.

El retorno

En esta jornada también se conoció que los primeros pasajeros desembarcados de los cruceros Zaandam y Rotterdam, que están atracados en Port Everglades, Florida, Estados Unidos, por razones humanitarias, viajaron en vuelos chárter hacia distintos destinos, mientras la incertidumbre rodea a otro barco con enfermos de Covid-19 que se aproxima al mismo puerto.

De otra parte, la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) informó que desde que República Dominicana y Haití cerraron sus fronteras a mediados de marzo por el coronavirus por lo menos 4.200 haitianos han regresado a su país tras perder su trabajo por la pandemia.