<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Coronavrirus en España: aumentan los casos y Madrid se resiste a más restricciones

El Ministerio de Sanidad notificó este viernes 12.272 nuevos contagios (un 23% de ellos en Madrid), con lo que la cifra total se eleva a 716.481 afectados desde el inicio de la pandemia y 31.232 muertos

Coronavrirus en España: aumentan los casos y Madrid se resiste a más restricciones

El aumento de los contagios por coronavirus en España, más de 700.000 hasta el momento, plantea un escenario preocupante y cercano al que se vivió en los primeros meses de la pandemia, con un Madrid con restricciones que se resiste a un confinamiento total.

El Ministerio de Sanidad notificó este viernes 25 de septiembre 12.272 nuevos contagios (un 23% de ellos en Madrid), con lo que la cifra total se eleva a 716.481 afectados desde el inicio de la pandemia y 31.232 muertos.

Aumentan las cifras

Los fallecidos con coronavirus siguen subiendo en Madrid, 51 en 24 horas según los últimos datos, y la presión hospitalaria también aumenta, con el 25,4 % de las camas ocupadas con pacientes covid, según el Ministerio de Sanidad, mientras que la media de España se sitúa en el 8,14%.

Con estos datos, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, emplazó este sábado a la Comunidad de Madrid a «revisar» sus medidas de contención de la propagación del virus de la covid-19, así como a «extenderlas» de acuerdo con las recomendaciones de «los expertos», pues existe «un serio riesgo» para la salud pública.

«Hay un riesgo serio en la comunidad de Madrid para sus ciudadanos», insistió Illa en una comparecencia pública, después de que ayer recomendara ampliar las restricciones en la capital.

Sin embargo, el alcalde de Madrid y portavoz del conservador Partido Popular (PP), José Luis Martínez-Almeida, volvió a avalar hoy la decisión de la Comunidad de Madrid de no confinar toda la capital porque «la situación no es la misma en toda la ciudad».

El ministro de Sanidad destacó que todas las comunidades «en su inmensa mayoría» están actuando «con mucha determinación» tomando medidas que, a veces, no son fáciles y, por eso, el Ministerio estimó oportuno dar a conocer las recomendaciones a Madrid que, según él, considera que «son las mínimas que hay que tomar para tomar el control».

En España, las comunidades autónomas tienen las competencias sanitarias, pero el Gobierno regional de Madrid, presidido por la conservadora Isabel Díaz Ayuso, pidió ayuda hace unos días al Ejecutivo del socialista Pedro Sánchez ante el fuerte incremento de los contagios.

Málaga y Sevilla preocupan

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, anunció este sábado que a partir del lunes se tomarán «nuevas decisiones» en la lucha contra la pandemia del COVID-19 en la región, la más poblada de España, con provincias como la de Málaga y Sevilla, con un nivel alto de positivos.

En Cataluña, con 1.884 nuevos casos en las últimas 24 horas, la tasa del riesgo de rebrote se mantiene elevada y las unidades de cuidados intensivos (UCI) están en una situación controlada, pero de «calma tensa», según declaró a Efe Ricard Ferrer, jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Vall d’Hebron, centro de referencia de Cataluña y uno de los hospitales más importantes de España.

Más recursos

Este sábado se produjeron concentraciones en distintas ciudades de España para denunciar la gestión que se está haciendo en las residencias y la situación que viven las personas mayores en estos lugares.

Familias de víctimas de la COVID-19 y de residentes se manifestaron con lemas como «Residencias para vivir, no cementerios», «No más muertes en residencias», o “Residencias, no cárceles”.

Pidieron el fin del aislamiento de los ancianos respecto a sus familiares que se está produciendo durante la pandemia y denunciaron que muchos mayores murieron “en condiciones indignas” durante la pandemia.

Aunque no se sabe la cifra exacta de mayores que fallecieron en las residencias españolas durante la primera ola de la pandemia, estos lugares fueron uno de los mayores focos de contagios y de muertes.

El control de estos centros corresponde a los servicios sociales de los distintos gobiernos regionales y no hay una cifra exacta de fallecidos, porque no todos tienen los datos actualizados, aunque se calcula que han sido más de 20.000 los ancianos que perdieron la vida.