CPI: sin jurisdicción para juzgar a líderes de Corea del Norte y China

Al no haber firmado el Estatuto de Roma, no es posible que China y Corea del Norte respondan ante la CPI por los crímenes que se les atribuye

La Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) dijo este jueves que no tiene jurisdicción para investigar ni al líder norcoreano, Kim Jong-un, ni al presidente de China, Xi Jinping.

La oficina de la Fiscalía, liderada por la jurista Fatou Bensouda, recibió comunicaciones contra ambos líderes que le pedían abrir un examen preliminar en Corea del Norte y en China por supuestos crímenes de lesa humanidad.

Ninguno de estos dos países son firmantes del Estatuto de Roma, carta fundacional de la CPI, pero los denunciantes intentaron probar fórmulas legales para que el tribunal se declarase competente.

El pasado marzo, exfuncionarios del Gobierno filipino presentaron una comunicación contra Xi Jinping por supuestos daños medioambientales en el Mar de China Meridional, el cual se disputan varios países de la región.

Argumentaron que el tribunal de La Haya tendría jurisdicción porque los hechos habrían sucedido en territorio de Filipinas cuando este país aún pertenecía a la CPI.

No obstante, la Fiscalía desechó la denuncia porque los incidentes ocurrieron en una zona económica exclusiva de Filipinas – al menos doce millas más allá de su costa -, sobre la cual la CPI no tendría jurisdicción, según el análisis hecho por Bensouda.

En el caso de Kim Jong-un se dijo que el líder norcoreano tiene la nacionalidad de la «República de Corea» (nombre oficial de Corea del Sur). Como este país sí forma parte de la CPI, su proceso podría ser legal.

Sin embargo, Bensouda desestimó esa opción porque para que un norcoreano tenga la nacionalidad de Corea del Sur debe presentarse en una embajada de ese país o iniciar acciones legales para adquirir dicha nacionalidad, algo que no ha ocurrido con Kim Jong-un.