<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Cuando usar twitter es un delito: otros dos periodistas apresados en Venezuela

Aunque los periodistas fueron arrestados el 18 de junio, la denuncia de su supuesta participación en cuentas de twitter anónimas se origina tras un tuit publicado por el oficialista Esteban Trapiello, quien acusó directamente a Mimi Arriaga y a Marco Antoima de dirigir la cuenta de twitter VVperiodistas

El lunes 22 de junio, el Tribunal 47 de Control del Área Metropolitana de Caracas dictó arresto domiciliario a los periodistas venezolanos Mimi Arriaga y Marco Antoima, tras ser detenidos la semana pasada por supuestamente incitar al odio a través de cuentas de twitter.

Además del arresto domiciliario, los dos periodistas tienen prohibición de salida del país y prohibición de publicar mensajes en sus redes sociales, según informó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) en su cuenta de twitter.

«Se trata pues de la justicia al servicio de la burocracia del régimen que no le gusta ser escrutada por los periodistas y por la opinión pública», señaló el SNPT.

El secretario general del Colegio Nacional de Periodistas (CNP) seccional Caracas, Edgar Cárdenas, denunció que el gobierno pretende condenar a los periodistas con falsos delitos y sin derecho a la defensa.

«Los periodistas tenemos un Código de Ética, una formación universitaria y una ley de ejercicio de la profesión que nos obliga a escribir la verdad de los hechos noticiosos», dijo Cárdenas al rechazar la medida contra los periodistas.

¿Por qué arrestaron a los periodistas?

Los cuerpos de seguridad arrestaron a los dos periodistas venezolanos por supuestamente incitar al odio, un delito tipificado en los artículos 20 y 21 de la cuestionada Ley de Odio.

La denuncia surgió el 1° de junio, cuando el oficialista Esteban Trapiello acusó por twitter a Mimi Arriaga y Marco Antoima de estar detrás de la cuenta de twitter de VVperiodistas.

Tras esas denuncias, el 18 de junio en horas de la noche, funcionarios policiales allanaron la casa de Mimi Arriaga y la apresaron. Tan solo dos días después, la policía arrestó a Marco Antoima en su casa.

Tras conocerse la noticia de la decisión de arresto domiciliario, Trapiello volvió a arremeter contra los periodistas en su cuenta de twitter.