<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Denuncian que la Casa Blanca intentó restringir el acceso a la llamada con Ucrania

El presidente Donald Trump solicitó la "injerencia" de Ucrania para influir en las elecciones estadounidenses de 2020 en una llamada con su homologo ucraniano y la Casa Blanca intentó restringir el acceso a la transcripción de ese intercambio, afirma un denunciante en un documento difundido el jueves.

Denuncian que la Casa Blanca intentó restringir el acceso a la llamada con Ucrania

«He recibido información de varios funcionarios del gobierno estadounidense de que el presidente de Estados Unidos está usando el poder de su cargo para solicitar la injerencia de un país extranjero en la elección estadounidense de 2020″, escribe el denunciante, un miembro de los servicios de inteligencia cuya identidad se desconoce, en su reclamo publicado por el Congreso.

De acuerdo con el denunciante, como lo ha llamado la prensa, la interferencia de Trump incluye, entre otras cosas, «presionar a un país extranjero para que investigue a uno de los principales rivales políticos internos del presidente».

«El abogado personal del presidente, el Sr. Rudolph W. Giuliani, es una figura central en este esfuerzo. El fiscal general (William P.) Barr parece estar involucrado también», señaló en su denuncia.

Los demócratas acusan a Trump de «traición» a la Constitución y a la seguridad nacional por haber pedido al mandatario de Ucrania, Vladímir Zelenski, que investigara a al exvicepresidente de EEUU, Joe Biden, hasta ahora uno de los favoritos para ganar las primarias demócratas del año que viene.

Este miércoles la Casa Blanca hizo pública la transcripción de la llamada entre Trump y Zelenski, que tuvo lugar el 25 de julio y de cuya existencia se supo precisamente tras la queja interna de un funcionario de la inteligencia estadounidense.

Este trabajador de la Inteligencia nacional no identificado, conocido en EEUU como «denunciante», se alarmó tanto al saber el contenido de esa llamada y de las presuntas interacciones relacionadas entre Giuliani y los funcionarios ucranianos, que presentó una denuncia interna ante la Oficina del Inspector General de las agencias de Inteligencia.

Minutos antes de la revelación pública de esta queja, Trump acusó a los demócratas de «intentar destruir al Partido Republicano y todos los valores que representa».

«Unánse, jueguen su juego y luchen duro, republicanos. ¡Nuestro país está en juego!», señaló Trump en su cuenta de Twitter.

La oposición demócrata ya cuenta con una mayoría en la Cámara Baja favorable a iniciar un proceso de «impeachment» o juicio político contra Trump por este motivo, según las estimaciones de varios medios.

Entre 218 y 219 congresistas (todos demócratas menos uno que fue elegido como republicano y ahora es independiente) se han manifestado a favor de iniciar los trámites para el proceso de destitución.

Si la Cámara Baja vota a favor del «impeachment», será el Senado -con mayoría republicana- el encargado de celebrar el juicio político contra el presidente, en el que se necesitarían dos tercios de los votos para destituirlo.

Con información de EFE y AFP.