<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Detienen a dos adolescentes por muerte de sacerdote en La Victoria

El Ministerio Público detuvo a dos adolescentes de 17 años de edad, por su presunta responsabilidad en la muerte del sacerdote colombiano Diego Bedoya (34), el 10 de abril en una casa ubicada en el barrio La Otra Banda, en La Victoria, estado Aragua.

Detienen a dos adolescentes por muerte de sacerdote en La Victoria

En la audiencia de presentación, la fiscal 18ª del estado Aragua, Dorlys Moreno Portillo, imputó a los adolescentes por la presunta comisión del delito de homicidio calificado en la ejecución de un robo.

Tras evaluar los elementos de convicción, el Tribunal 2º de Control en materia de Responsabilidad Penal del Adolescente de esa jurisdicción acordó para los jóvenes la detención solicitada por la representante del Ministerio Público y les fijó como sitio de reclusión el Servicio Autónomo de Atención para la Protección del Niño, Niña y Adolescente de Aragua.

La madrugada del pasado lunes, el sacerdote se encontraba en la vivienda de retiro religioso donde residía, cuando varias personas ingresaron para robar. La víctima se resistió, por lo que fue asfixiada.

El cuerpo de Bedoya fue hallado horas más tarde por sus allegados, quienes de inmediato notificaron el hecho a las autoridades.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas aprehendieron este 11 de abril a los jóvenes y los pusieron a la orden del Ministerio Público.

Los familiares de Bedoya piden ayuda a la cancillería para repatriar el cuerpo a Colombia.

Apagones ponen en riesgo la vida de pacientes con coronavirus en Táchira

La deprimente situación en el Hospital Central de San Cristóbal, lo lleva al colapso. La falta de personal hace imposible que se puedan atender todos los pacientes. Algunas veces, solo hay 2 enfermeros para atender toda una planta de enfermos. También colapsan en los apagones que han provocado paros respiratorios en los pacientes. De 5 ventiladores que hay, solo 1 tiene baterías. Ni siquiera hay luces de emergencia