Detuvieron a uno de los responsables de la tragedia en club Los Cotorros

Tribunal dictó medida preventiva de libertad contra detentor de la bomba lacrimógena activada en el club Los Cotorros (Urbanización El Paraíso, Caracas) durante una fiesta de graduación, el pasado 16 de junio, que terminó en una estampida que cobró la vida de al menos 18 personas

Detuvieron a uno de los responsables de la tragedia en club Los Cotorros

Gilberto Alejandro Petit Quintero, de 19 años, fue detenido por el tribunal quinto de control del Área Metropolitana por los delitos de homicidio intencional calificado con alevosía por motivos fútiles y en grado de frustración, así como por uso de adolescentes para delinquir y detentación de artefacto explosivo, por el caso de Los Cotorros.

También el tribunal encargado de la responsabilidad penal de adolescentes dictó preventiva de libertar para cuatro menores, involucrados en el suceso, mientras que el responsable de seguridad del establecimiento ecuatoriano, Jean Manolo Celestin, fue retenido y está siendo juzgado por ser, presuntamente, coautor del suceso.

El pasado miércoles, el ministro de Relaciones Interiores, Nestor Reverol, aseguró que como parte de las medidas tomadas se ordenó el cierre del establecimiento porque el local donde se efectuó la fiesta de pregrado de varias instituciones educativas, “no cumplía con las condiciones mínimas de seguridad”.

Tras la tragedia ocurrida, surgió una versión que involucraba a tres funcionarios de seguridad del Estado, que tomó fuerza a partir de testimonios de algunos sobrevivientes. Presuntamente los guardias habrían estado en la entrada de recinto y habrían faltado en auxiliar a los graduandos, lo cual fue desmentido por el funcionario. “Hasta ahora no hay información de que funcionarios de la Guardia Nacional estén implicados en el hecho”.

El caso Los Cotorros se produjo en la madrugada del sábado 16 de junio, cuando un adolescente decidió estallar una bomba lacrimógena en plena fiesta de graduación de bachilleres a la que concurrieron más de 500 personas, en un local nocturno del oeste de Caracas.

Las investigaciones las dirige el Ministerio Público (MP) en conjunto con el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).