Devotos celebraron fiesta del beato José Gregorio Hernández

La primera fiesta litúrgica, del "médico de los pobres", coincidió con su natalicio 157. Entre cantos, aplausos y el agradecimiento de los presentes, se hicieron seis misas especiales y luego la primera procesión del beato que busca ser reconocido como santo

Devotos celebraron fiesta del beato José Gregorio Hernández

Son las 7:30. La mañana de este 25 de octubre se presenta con un cielo nublado y hace un poco de frío. En los alrededores de la Iglesia de La Candelaria, en Caracas, se siente una algarabía, hay muchas personas a las afueras del templo, imagen que desde hace más de un año y medio es poco común, motivado a prohibición de las aglomeraciones para evitar los contagios de covid-19.

Se escuchan las campanas de la iglesia faltando diez minutos para las ocho: anuncian a los feligreses que dentro de pocos momentos comenzará la misa, eucaristía especial pues con ella arranca la celebración de la primera fiesta litúrgica del beato José Gregorio Hernández, celebración que coincide con su natalicio número 157.

El personal de protocolo del templo ordena la cola de las primeras 150 personas que tendrán acceso a la misa. Allí estaba Lennis Villegas, que en sus manos cargaba un ramo de girasoles, que venía a colocar como una ofrenda a la imagen del doctor José Gregorio Hernández, en agradecimiento al milagro que asegura le concedió y que permitió sanar de una terrible enfermedad.

“Soy devota del doctor José Gregorio Hernández. Hace dos años me realizaron una intervención con mala praxis médica y quedé sufriendo de una penosa enfermedad, con toda la fe del mundo le pedí a nuestro beato que me concediera un milagro de sanación. Me volvieron a intervenir y mi dolencia desapareció, vengo aquí a dar gracias y dejarle estas flores para adornar su imagen”, dijo Villegas.

José Gregorio Hernández

(Fotos: Daniel Hernández)

Dentro del templo, como buen anfitrión de la primera fiesta litúrgica del beato criollo, encontramos a Geraldino Barracchini, párroco de la Iglesia Nuestra Señora de La Candelaria y vice postulador de la causa de José Gregorio Hernández, que además de afinar los detalles de cada misa, vigilar que se cumplieran los protocolos de seguridad, también atendía a los medios de comunicación.

“A pesar de estos tiempo tan difíciles de pandemia no quisimos que estas fechas tan importantes de para el doctor José Gregorio Hernández, como es su primera fiesta litúrgica y su natalicio 157, pasaran desapercibidos, así que organizamos varias actividades, entre ellas las misas especiales, la caravana con la reliquia por las calles de Caracas, una bendición especial desde el mirador de la Cota Mil, para la ciudad capital y también la primera procesión de nuestro beato”, dijo Barracchini.

Contó, además, que continúan los estudios de otros milagros para presentarlos ante el Vaticano y así solicitar que el beato José Gregorio Hernández sea reconocido como santo.

José Gregorio Hernández

José Gregorio Hernández

En la entrada del templo, los devotos eran recibidos por dos imágenes del “médico de los pobres”, acompañadas por una pantalla gigante para que las personas apostadas en la plaza pudieran seguir la misa en tiempo real.

Dentro de la iglesia, a un lado del altar mayor, se encontraba adornada con flores otra imagen del beato, que desde las alturas recibía bendiciones, aplausos y las piezas musicales que ofrecían los distintos grupos que allí se presentaron, para con sus canticos alegrar los actos religiosos. También se escucharon las notas del Himno Nacional.

Organizando la entrada al templo se encontraba el efectivo de la Guardia Nacional Argenis Durán, impecablemente vestido con su uniforme verde oliva, pero en su cara lucía un tapaboca con la imagen del beato.

“Yo nací en Valera, estado Trujillo, y soy muy devoto de José Gregorio Hernández. Mi mamá es un milagro del beato, actualmente se encuentra en silla de rueda, pero mejora con las oraciones y estamos seguros de que para la navidad ella estará caminando. Estoy muy feliz de poder participar en esta fiesta, la cual llevaba esperando muchos años”, dijo Durán.

José Gregorio Hernández

Desde hace más de 20 años funciona una asociación de artesanos a las afuera de la iglesia de La Candelaria, que rinden culto al beato criollo y ofrecen distintos artículos religiosos como velas, pulseras, llaveros, rosarios y hasta cremas que aseguran que desaparecen cualquier dolencia, a las personas que acuden al santuario.

Aidé Torres, es la coordinadora de la cooperativa, “en todos estos años hemos visto miles de personas que llegan, desde distintas partes de Venezuela y de otros países a agradecer los favores recibidos por el médico de los pobres, son incontables las vidas que nuestro santo ha salvado”, señaló.

Llegada las cinco de la tarde el Cardenal Baltazar Porras, ofreció la misa principal y posteriormente, se llevó a cabo la primera procesión oficial del beato José Gregorio Hernández en los alrededores de la Iglesia La Candelaria.

Y Zelaya… volvió, volvió, volvió

La nueva presidenta de Honduras tendrá un desafío mayor, puertas adentro, en la casa presidencial, cuando defina qué rol tendrá Manuel Zelaya ahora que ella es la jefa de Estado.