Diosdado Cabello a la oposición: los vamos a buscar

Diosdado Cabello, el número dos del chavismo, confirmó la detención del primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, a manos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y aseguró que cualquiera que suscriba una intervención internacional tendrá el mismo destino.

«A todos estos que están llamando a invasión hay que buscarlos. Pueden decir de Diosdado lo que les dé la gana, pero los vamos a buscar, escuálidos, los vamos a buscar», dijo durante su programa televisivo Por el mazo dando.

Al margen de esta afirmación, Cabello sostuvo que el apresamiento del parlamentario se hizo «con el respeto absoluto» de todos los procedimientos legales.

Recordó que el pasado martes la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) -instancia que preside- le allanó la inmunidad parlamentaria a siete legisladores, incluyendo a Zambrano.  Henry Ramos Allup, Luis Florido, Marianela Magallanes, José Simón Calzadilla, Américo De Grazia y Richard Blanco completan la lista.

El también vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) insistió en que el fuero de Juan Guaidó, jefe del Parlamento y reconocido como presidente interino por más de 50 países, ya fue revocado y que pronto se tomarán medidas.

«El juicio sigue poco a poco, no hay apuro. Que ellos saquen la cuenta… muy lejos llegaron».

 

La tarde de este miércoles, Zambrano fue interceptado por vehículos de inteligencia y rodeado por efectivos encapuchados y equipados con armas largas. Tras rehusarse a bajar de su camioneta, una grúa remolcó el automóvil y lo trasladó a El Helicoide (sede de la policía política venezolana).

Según profirió Cabello, al momento de la aprehensión Zambrano tenía en su posesión «más de 1.000 dólares en efectivo».

El pasado 5 de mayo, la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) comunicó que el también vicepresidente de Acción Democráctica (AD) sería juzgado por la supuesta comisión de delitos de “traición a la Patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio continuada”.

A pesar de ser un funcionario de alto nivel y de requerir, como demanda la Constitución, de un antejuicio de mérito, el órgano judicial alega que los de Zambrano se trataron de crímenes en flagrancia y, por tanto, será juzgados en tribunales ordinarios.