<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Diosdado Cabello dice que recibió la alta médica y le agradece a los santos

El presidente de la Asamblea Constituyente dijo este jueves 6 de agosto haber recibido el alta médica tras contraer COVID-19 hace aproximadamente un mes.

Diosdado Cabello dice que recibió la alta médica y le agradece a los santos

El líder chavista Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Constituyente que rige en Venezuela, dijo este jueves 6 de agosto haber recibido el alta médica tras contraer coronavirus hace aproximadamente un mes.

«Doy gracias a Dios (…), a las oraciones de este pueblo hermoso por acompañarme en este primer mes de batalla, al personal médico y de enfermería, a mi familia (…). Saliendo hoy de alta médica», publicó en Twitter Cabello, de 57 años, número dos del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Un video del dirigente saludando y gesticulando con las manos a las puertas de una vivienda, con un chándal deportivo con los colores de la bandera de Venezuela y una mascarilla negra, fue difundido por la agencia estatal de noticias AVN y varias cuentas de redes sociales vinculadas al chavismo.

Al frente de la Constituyente, órgano que en la práctica asumió las funciones del Parlamento -el único poder controlado por la oposición en Venezuela-, Cabello fue el primero de varios dirigentes oficialistas que informó haber dado positivo por el nuevo coronavirus, entre ellos el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami.

El lunes, Cabello había reaparecido en una llamada telefónica con el presidente Nicolás Maduro, transmitida por la televisión estatal.

Recomendamos leer: La discusión que es tendencia en Twitter: «No es Diosdado, es Luis Vicente»

Durante la conversación, con un inusual tono de voz, mostró dificultades respiratorias.

Según las cifras oficiales, cuestionadas por la oposición y organizaciones como Human Rights Watch por considerar que esconden una situación mucho peor, había hasta el miércoles 22.299 contagios y 195 muertes por COVID-19 en este país de 30 millones de habitantes.

En las últimas semanas el gobierno socialista ha reconocido una aceleración de los contagios que el propio Maduro tilda de «preocupante».

La pandemia llega a la otrora potencia petrolera en medio de una severa crisis económica, con seis años de recesión y casi cuatro de hiperinflación.