Cabello sobre los Flores: es "muy peligroso" meterse con familiares de chavistas

El diputado Diosdado Cabello expresó la noche del miércoles su solidaridad con el presidente Nicolás Maduro y la primera dama Cilia Flores, por los "ataques" que han recibido tras la declaración de culpabilidad por delitos de narcotráfico a dos de los sobrinos presidenciales -uno de ellos hijo adoptivo-. El hombre fuerte del chavismo afirmó que "los muchachos" permanecen "secuestrados" en EE.UU. Advirtió que es "peligroso, muy peligroso" meterse con familiares de chavistas.

Cabello sobre los Flores: es "muy peligroso" meterse con familiares de chavistas

«Toda mi solidaridad absoluta a Cilia Flores y a Nicolás Maduro por el ataque que tiene esta gente contra ellos», dijo refiriéndose al debate abierto por la oposición en la Asamblea Nacional sobre el caso de los sobrinos de la pareja presidencial, en el que se aprobó el inicio de una investigación por «tráfico de influencias».

El capitán Cabello, uno de los hombres más importantes del chavismo, acusó a la oposición de no respetar «códigos éticas de política», porque «la familia no se toca».

«Ellos con un ataque contra Cilia, cuando en todo caso, de haber una situación de un hecho son responsabilidades individuales», indicó.

En el juicio, que se completó la semana pasada tras un año de la detención de los dos hombres, se concluyó que los sobrinos presidenciales aprovecharon facilidades vinculadas a la Presidencia venezolana, inclusive la Rampa 4, del aeropuerto Simón Bolívar de Maiquetía, para traficar narcóticos. También, habrían utilizado pasaportes diplomáticos, lo cual es negado por la Cancillería venezolana.

Cabello dijo sin embargo, dijo que, en su opinión, las acusaciones contra Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas, sobrinos directos de las primera dama, «no existen».

«Para mi esos muchachos están secuestrados en EE.UU», afirmó.

Cabello dijo que «es peligroso, muy peligroso», atacar a las familias del chavismo, y preguntó qué pasaría si ellos van «al ojo por ojo».

El diputado exigió respeto porque «la familia es sagrada», dijo.

Los jóvenes fueron declarados culpables por un jurado en Nueva York luego de dos semanas de juicio tras ser acusados de conspirar para exportar y distribuir cocaína en EE.UU.

Desde que los jóvenes fueron detenidos en Haití el 10 de noviembre de 2015, el jefe de Estado venezolano y su esposa han evitado hacer comentarios al respeto, salvo para sugerir que sus parientes fueron detenidos ilegalmente y secuestrados por las autoridades estadounidenses.

El también vicepresidente del PSUV, Diosdsdo Cabello, ratificó que el Gobierno no se ha retirado de la mesa de diálogo y criticó que la Mesa de la Unidad haya querido «jugar posición adelantada» al decir que «nos habíamos levantado de la mesa».

A su juicio, la coalición opositora «no ha cumplido con los acuerdos» alcanzados, por lo que aseveró que «mientras ellos no cumplan, no tenemos nada que hablar con ellos».

Especificó que en las conversaciones, la MUD se comprometió con la desincorporación de los diputados del estado Amazonas, hecho que considera que aún no se ha cumplido porque «la Junta Directiva de la Asamblea Nacional debe dejar sin efecto la juramentación de esos señores en plenaria (…) es lo justo, lo legal y lo éticamente político», por lo que criticó la misiva entregada por los parlamentarios electos en el Parlamento afirmando que querían desincorporarse y calificó este hecho de «trampa».

Por otra parte, también dijo que la coalición opositora se había comprometido a luchar «contra la guerra económica», pero rechazaron la propuesta del diputado oficialista, Ramón Lobo, para fijar una posición contra la calificadora de riesgo JP Morgan.

Con respecto al tema de los «narcosobrinos», Diosdado Cabello se solidarizó con la primera dama, Cilia Flores, y con el presidente Nicolás Maduro por «todos los ataques que han recibido».

Reprochó que la oposición «no respeta códigos éticos de política, entre esos que la familia no se toca. La familia es caca».

«Es un ataque contra Cilia. Cuando en too caso, de haber una situación de un hecho, son responsabilidades individuales, aunque para mí esos muchachos están secuestrados por Estados Unidos», aseveró.

Dijo que esa situación puede ser peligrosa porque «¿Qué pasa si vamos al ojo por ojo? La guerra. No queremos eso», por lo que exigió respeto y subrayó que el oficialismo «jamás haría algo parecido».

(Con información de la Agencia EFE)